Las hermandades de Sevilla: Crónica de una desescalada (y IV)

Publicado por

El pasado lunes 11 de mayo comenzó en la provincia de Sevilla la fase uno de desescalada, y que ha permitido la apertura de los diferentes templos de la ciudad, siguiendo las diferentes medidas de protección, seguridad e higiene y con un tercio del aforo permitido.

Durante ese período se han podido vivir diferentes escenas. Pasos procesionales en templos, dolorosas vestidas aún de hebrea o de luto o imágenes en distintas ubicaciones a a la habitual son algunas de las estampas que se han podido ver en estos últimos días.

Los titulares del Valle en el altar mayor

Imagen poco usual en la iglesia de la Anunciación. Los titulares de la Hermandad del Valle han sido trasladados al altar mayor del templo para una mejor visualización para el rezo de todos sus fieles y devotos.

Por su parte, los tres pasos de la corporación del Jueves Santo continúan aún en el interior del mismo, sin ninguna de las imágenes secundarias.

Pasión tras la reapertura

Y en la iglesia colegial del Salvador, el imponente Señor de Pasión espera en su capilla sacramental a sus fieles y devotos.

De igual modo, la Virgen de la Merced va ataviada con diadema, manto rojo y saya blanca bordada.

Los titulares del Buen Fin en su reapertura de San Antonio de Padua

También la iglesia de San Antonio de Padua se encuentra abierta a todos sus fieles y devotos. Como es habitual, la Virgen de la Palma preside el templo, con manto verde bordado y saya blanca.

El paso de misterio de San Pablo en la iglesia de San Ignacio de Loyola

Otro de los pasos que se pueden en el interior de un templo es el del misterio de San Pablo, cuyas imágenes secundarias se encuentran tapadas.

De igual modo, los titulares de la corporación del Lunes Santo han sido trasladados desde la capilla sacramental al altar de San Ignacio de Loyola. La Virgen del Rosario, con manto burdeos y saya blanca se encuentra bajo dosel, y a sus pies, el Señor Cautivo y Rescatado con su habitual túnica morada.

La Virgen de las Tristezas de Vera Cruz, vestida de blanco

La capilla del Dulce Nombre de Jesús reanudó su culto. Se puede ver además, a la Virgen de las Tristezas de la Hermandad de la Vera Cruz, con manto y saya blanca, propio de la época estival, vestida por Antonio Bejarano.

La reapertura en San Vicente

Otrp de los templos que abrió fue el de San Vicente. Por una parte, se encuentra la Hermandad de las Penas, en su capilla. Para una mejor visualización desde ella, la Virgen de los Dolores ha sido dispuesta junto al nazareno, dejando así una estampa para el recuerdo.

Por su parte, en las Siete Palabras se aprecia al Señor de la Divina Misericordia en su altar con túnica roja. En su capilla, el crucificado con la Virgen de los Remedios está vestida para la época estival. En la capilla sacramental, la preside la Virgen del Rosario con un manto verdeazulado y saya blanca, mientras que la Virgen de la Cabeza luce manto negro en señal de luto por los fallecidos del coronavirus y saya blanca.

La reapertura en San Lorenzo

La iglesia de San Lorenzo también reanudó su culto para todos sus fieles. En una de las capillas, está la Hermandad del Dulce Nombre, presidiéndola la dolorosa con manto azul y saya rosa bordada. A su vez, el Señor ante Anás lleva su túnica roja bordada.

Por su parte, la Virgen de la Soledad se encuentra con manto azul marino y saya blanca.

El reencuentro de los vecinos del Cerro con la Virgen de los Dolores

Otra de las escenas más esperadas ha sido el reencuentro de los vecinos del Cerro con su Virgen de los Dolores al igual que con el Cristo del Desamparo y Abandono y el Señor de la Humildad.

Bellamente vestida por Francisco Carrera Iglesias ‘Paquili’ luce manto bordado morado de camarín y saya blanca. De igual modo, el nazareno se encuentra con una túnica de terciopelo burdeos.

Los titulares de Montserrat en la Magdalena

Otra de las estampas de esta reapertura es la estancia de los titulares de Montserrat en la iglesia de la Magdalena.

Justo antes de que se decretara el estado de alarma, las imágenes fueron trasladadas para la celebración del quinario por el 400.º aniversario de la hechura del Cristo de la Conversión, que finalmente no pudo culminar. Como medida de seguridad por el tiempo, se decidió desinstalar este altar de quinario, permaneciendo en la misma ambas tallas.

Fotografías: Carlos Iglesia.

Noticias relacionadas: Las hermandades de Sevilla: Crónica de una desescalada (III)

Las hermandades de Sevilla: Crónica de una desescalada (II)

Las hermandades de Sevilla: Crónica de una desescalada (I)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s