La crónica audiovisual del segundo fin de semana de marzo

Publicado por

Numerosos cultos se llevaron a cabo en este segundo fin de semana de la Cuaresma, destacando los viacrucis y las veneraciones de los diferentes titulares de las corporaciones.

Los viacrucis y traslados del segundo fin de semana de la Cuaresma

Por vez primera en 360 años, el Cristo del Mandato del Sagrado Lavatorio hizo su viacrucis por las calles de la feligresía para el rezo de las catorce estaciones, llegando a la calle Cruces y Doncellas. En menos de una hora entró por la puerta lateral de la calle Archeros, dejando así una de las imágenes de esta Cuaresma.

Otro de los viacrucis del pasado viernes fue el del Cristo de las Misericordias de la Hermandad de Santa Cruz. Fue una de las corporaciones precursoras a celebrar para este tipo de cultos externos. La imagen fue portada a hombros por sus hermanos y dejó bellas estampas, como su visita al convento de Santa Teresa o su discurrir por el callejón del Agua y la Judería, dejando estampas para el recuerdo.

También el Señor del Poder de Juan XXIII hizo su viacrucis, además de la veneración durante este fin de semana.

Ya el sábado 12 de marzo se efectuó el viacrucis del Señor de la Salud y Buen Viaje de San Esteban. La imagen, que portó clámide de terciopelo burdeos bordada, fue llevada por sus hermanos en sus andas que estrenaron en este día. Recorrió las calles de la feligresía donde se concentran un mayor número de personas.

Los titulares de la Hermandad de la Estrella fueron trasladados desde San Jacinto hasta su capilla, tras finalizar su quinario y función.

El cortejo lo abría la Banda de Cornetas y Tambores Juvenil de la Centuria Romana Macarena y tras la Virgen de la Estrella la Sociedad Filarmónica de la Oliva de Salteras. En esta ocasión, la Banda de Cornetas y Tambores de la Centuria interpretó sus sones en la salida dejando así la imagen de la jornada. En todo momento estuvo acompañado por numeroso público por las calles del viejo arrabal trianero.

Cae la tarde del domingo con el viacrucis del Santo Entierro. El Cristo Yacente fue llevado en unas andas por sus hermanos para recorrer las calles aledañas a su iglesia. Uno de los momentos más destacados fueron su visita a las hermandades del Museo y del Silencio. Solemnidad y recogimiento en este piadoso acto que marca esta Cuaresma.

Las veneraciones del segundo fin de semana de Cuaresma

Desde primera hora de la mañana del pasado viernes y hasta este domingo, la Virgen del Mayor Dolor y Traspaso estuvo expuesta en veneración a los pies del Señor del Gran Poder. Para la ocasión, la dolorosa llevaba su mantode terciopelo azul y saya bordada en terciopelo burdeos. Varias jarras de flores de tonalidad blanca y una mesa de altar con varios candeleros de cera blanca tras la talla completaron la escena. Su lugar habitual estuvo ocupado por el simpecado inmaculista.

Fin de semana de cultos en San Lorenzo. El Señor Ante Anás de la Hermandad del Dulce Nombre se encontraba dispuesto en su capilla en veneración, llevando su túnica blanca de salida. Tras la imagen, y presidiendo el altar, el Cristo del Mayor Dolor con la Virgen del Dulce Nombre y San Juan Evangelista a modo de Calvario.

Desde el pasado viernes, el Señor del Soberano Poder en su Prendimiento de la Hermandad de los Panaderos estuvo recibiendo a sus fieles en veneración, junto con las figuras secundarias, recreando así el pasaje evangélico de su paso procesional.. Para la ocasión luce túnica morada bordada de Rodríguez Ojeda y restaurada por Grande de León y potencias.

En San Esteban estuvo en veneración Señor de la Salud y Buen Viaje. El pasado viernes estuvo en veneración en una de las capillas laterales. Con clámide bordada en terciopelo roja y con corona de espinas para la imagen y con un exorno en tonalidad roja y candeleros de cera de color tiniebla se pudo ver en este montaje realizado por el equipo de priostía.

Frente a la capilla real de la catedral, el Cristo de la Corona estuvo dispuesto en veneración para sus fieles, con potencias y corona de espinas. E El sencillo montaje estaba compuesto por varios hacheros de cera color blanca, jarras y centros de flores silvestres y un fondo de damasco negro.

Muy cerca del lugar, en la parroquia de Santa Cruz se celebró la veneración del Cristo de las Misericordias. En esta ocasión se encontraba en posición erguida para este culto interno, a los pies del altar que ocupa la Virgen de los Dolores. Hacheros de color cera blanca completaron la escena.

Por otra parte, el Señor de la Salud de la Candelaria estuvo en veneración. La talla en su peana para este culto interno de la corporación. Tras la imagen, un altar presidido por el simpecado sacramental, bajo dosel, y  con varias tandas de candelería de cera blanca.

En la Huerta del Carmen, el Cristo de la Bondad fue ubicado en el presbiterio del templo para su besamanos. La imagen, con la cruz a cuestas, llevaba túnica morada. Jarras y centros de flores de tonalidad roja y hacheros con cera color tiniebla completa el conjunto.

En Ciudad Jardín tuvo su veneración en honor al Señor de la Esperanza en el Puente Cedrón de la Milagrosa. A los pies del altar mayor llevó túnica morada en esta ocasión.

Cuaresma en el Barrio León con el el Señor del Soberano ante Caifás de San Gonzalo en veneración. Túnica morada para la talla de Luis Ortega Bru a los pies de su altar que lo presidía la Virgen de la Salud y San Juan Evangelista.

Llegados al barrio de Triana, otra de las imágenes que se encontraban en veneraciónpues la imagen de Jesús Nazareno de la Hermandad de la O. Con túnica morada de terciopelo estaba dispuesto esta talla flanqueado por varios candeleros de cera roja, con un fondo de tela de damasco rojo, con dosel.

En el barrio del Arenal, la Virgen de la Piedad y el Cristo de la Misericordia de la Hermandad del Baratillo estuvieron en veneración a lo largo de este domingo. En esta ocasión la dolorosa estuvo vestida con su manto de salida. Para la ocasión, la Banda de Cornetas y Tambores de Nuestra Señora del Sol puso sus sones musicales en un concierto a las puertas del templo.

Muy cerca de la calle Adriano, en concreto en Real de la Carretería, la corporación del Viernes Santo celebró la veneración conjunta del Cristo de la Salud y de la Virgen de la Luz. Estuvieron  a modo de ‘Stabat Mater’, con varias jarras de lirios moradas y hacheros de cera color tiniebla.

La Virgen de la Victoria de la Hermandad de las Cigarreras estuvo expuesta en su veneración de esta Cuaresma. Lucía su manto de vistas y saya azul de terciopelo para la ocasión para recibir a sus fieles, mientras que su altar estuvo presidido por el techo de palio a modo de dosel, y con varios candeleros de cera blanca, banderas, ángeles y varias piezas de orfebrería, dejando una de las estampas de esta Cuaresma.

Tras su función principal de instituto, el Señor de Nazaret de la Hermandad de Pino Montano estuvo expuesto en veneración, luciendo túnica morada de terciopelo y mantolín color mostaza. Tras la imagen, el altar de quinario presidido por la Virgen del Amor vestida de hebrea.

Adentrándose en el barrio de la Macarena, la imagen del Señor de la Sagrada Resurrección se encontraba dispuesto en veneración en su prebisterio. Su altar estaba presidido por elángel y varias tandas de candelería de cera blanca.

Vídeos y fotografías: Carlos Iglesia, Ángela Vilches, Luis Selvático, Jesús Elías Benito Álvarez y Agustín López.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s