La crónica audiovisual del tercer fin de semana de febrero

Publicado por

En este tercer fin de semana del mes de febrero, varias fueron las veneraciones que tuvieron lugar en la capital hispalense.

Además también se efectuó el viacrucis del Señor de la Salud de la Hermandad de la Candelaria y el traslado de los titulares del Cristo de Burgos a su parroquia.

El traslado y viacrucis del tercer fin de semana de febrero

Los titulares de la Hermandad del Cristo de Burgos pudieron finalmente hacer su traslado a la parroquia de San Pedro. Tras varios meses en su capilla-casa hermandad, pudieron finalmente ser llevados a su templo.

En primer lugar lo hizo el crucificado en unas andas que permitió una mayor visión de la imagen. Seguidamente fue el turno de Madre de Dios de la Palma. En un corto recorrido por la plaza Cristo de Burgos, en menos de una hora, hicieron su entrada, terminando estos meses en su casa hermandad.

Este pasado viernes también celebró su viacrucis el Señor de la Salud de la Hermandad de la Candelaria. En sus andas recorrió la feligresía, con el rezo de las catorce estaciones.

Las veneraciones del tercer fin de semana de febrero

Y desde Santa Catalina, el Cristo de la Exaltación recibía en veneración a sus fieles en su propia capilla bajo un monte de flores silvestres. Varios candeleros de cera de color blanca y varias tandas de candelería en su altar se podía contemplar.

En su capilla tuvo lugar la veneración del Señor de la Sagrada Oración en el Huerto de Monte-Sión. En él, se podía ver a la imagen con túnica morada bordada, escoltado por dos candelabros de guardabrisa en un monte de flores de clavel rojo. A modo de altar, se dispuso uno de los respirderos del paso de palio con su correspondiente faldón.

En la iglesia colegial del Salvador, el Cristo del Amor estuvo en veneración, en posición postrada para mayor acercamiento de sus fieles y devotos. Su altar lo presidió la Virgen del Socorro, ya vestida de hebrea y con varios hacheros con ceras de color tiniebla.

El Cristo de las Siete Palabras se encontraba dispuesto en veneración en el presbiterio. En un sencillo montaje estaba la imagen postrada con un montede clavel rojo y lirios morados además de dos jarras de flores y dos candeleros. También se pudo ver la cruz de guía de la entidad y dos faroles. El altar se tapó con una tela de damasco burdeos para la ocasión.

Bajo la tenue luz de las velas estuvo en veneración el Cristo de la Providencia de la Hermandad de los Servitas, escoltados por los cuatro faroles. Tras la imagen se situó la Virgen de los Dolores vestida de hebrea y acompañada por San Juan y María Magdalena. Su altar la presidía la cruz procesional.

La capilla del Mayor Dolor de la plaza de Molviedro acogió un año más la veneración a Jesús Despojado. Túnica morada y sin potencias y ni corona de espinas lucía la imagen sobre su peana con un pequeño monte de flores silvestres. Tras la talla, la Virgen de los Dolores y Misericordia, vestida ya de hebrea para el tiempo cuaresmal con San Juan Evangelista en un alta efímero. Además se pudo ver jarras con flores de tonalidad malvácea y roja para la puesta en escena de este culto interno.

Vídeos y fotografías: Carlos Iglesia, Jesús Elías y Benito Álvarez.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s