El Señor del Gran Poder regresó de Tres Barrios en una jornada histórica

Publicado por

Histórico. Tras veintiún días en los barrios de los Pajaritos, la Candelaria y Amate, el Señor del Gran Poder regresó de nuevo a su basílica, en unas jornadas que quedarán, sin lugar a dudas, en la retina de todos los sevillanos.

Cientos de miles de personas estuvieron acompañando al Señor tanto este pasado viernes 5 como el sábado 6, donde rezaron, imploraron, se emocionaron y pudieron estar con Él en esta Santa Misión Evangelizadora.

El traslado a la catedral

Tras permanecer cinco días en la parroquia de Santa Teresa, el Señor del Gran Poder, fue trasladado a la catedral para la celebración de una misa de acción de gracias.

A las 16.00 horas se abrieron las puertas del templo, donde sus vecinos aguardaron en la puerta para acompañarle. La imagen fue en sus andas y con su túnica lisa morada, al igual que en el resto de los traslados.

Transitó por las calles del barrio hasta llegar a la Ronda del Tamarguillo. Allí reviró hacia el barrio para despedirse antes de llegar al barrio de Nervión. Allí uno de los momentos más destacados fue el saludo al hospital San Juan de Dios, tal y como hiciera en 1965. El Señor pudo estar tanto con los pacientes como con el personal sanitario que allí se encontraba.

 

Caía la noche, y el cortejo transitaba por la avenida de Eduardo Dato hasta llegar al puente de los Bomberos. Poco antes de subirlo, la Banda de Música de Fuerza General Terrestre, la antigua Soria 9, donde interpretó en su discurrir la marcha ‘Al Señor de Sevilla’, de Abel Moreno. Continuó el Señor por el puente, y al igual que hacen cada Miércoles Santo con el Cristo de la Salud de San Bernardo, los bomberos iluminaron con un foco a la imagen, dejando otra de las estampas de la noche.

Llegó al Casco Histórico por la Puerta de la Carne. Llegó a Santa María la Blanca donde saludó a la Hermandad de las Nieves, cuya imagen fue dispuesta en un pequeño altar en la puerta de su templo. Prosiguió por las calles del barrio de Santa Cruz y pasó también por el templo de la corporación del Martes Santo. En Mateos Gago incluso, le cantó una saeta la artista Joana Jiménez.

En torno a las 23.30 horas llegó a la catedral hispalense entrando por la puerta de Palos, en una noche fría, pero lleno de emociones por parte de los presentes.

El regreso a su basílica

Ya en el interior de la catedral, el Señor del Gran Poder fue dispuesto en su paso procesional y vestido con la túnica ‘de losn devotos’. Allí, el sábado día 6 presidió una misa de acción de gracias, que fue dada por el arzobispo José Ángel Saiz Meneses.

A la tarde, a las 19.00 horas hizo su salida desde la puerta de San Miguel. Sin precisar una cifra estimada por parte de las autoridades municipales, cientos de miles de personas estuvieron junto al Señor en todo su discurrir procesional.

Avanzó por la avenida de la Constitución atestada de personas, hasta llegar a la Plaza Nueva. Allí hizo su saludo al ayuntamiento, donde estuvo la Banda Sinfónica Municipal de Sevilla. Allí la formación interpretó ‘Soleá dame la mano’ y ‘Macarena’ de Cebrián, dejando así una de las estampas de la noche.

Continuó transitando por Tetuán y Velázquez, hasta llegar a la plaza de la Campana, donde se vivió uno de los momentos claves de la jornada. Allí esperaba la Banda de Cornetas y Tambores de la Centuria Romana Macarena para interpretar sus sones ante el Señor. Interpretó varias composiciones, entre ellas ‘Híspalis’ en la revirá hacia la plaza del Duque, donde incluso el paso fue a compás de la marcha, cerrando así una fortísima ovación por parte de los presentes que aguardaban en ese punto varias horas antes.

Tras dejar la plaza del Duque se encaminó hacia el barrio de San Lorenzo. Jesús del Gran Poder, Lumbreras, Santa Clara o Santa Ana fueron algunas de las calles donde se le cantó al Señor e incluso hubo alguna interpretación a piano desde uno de los balcones. Llegó al Buen Fin, donde esperaba el crucificado de la corporación del Miércoles Santo a las puertas de su templo donde incluso le cantó una coral.

Bajó por Alcoy y Eslava hasta la plaza de San Lorenzo. A oscuras llegó el Señor del Gran Poder con numeroso público, que aguardaban los últimos metros de esta procesión. Saludó a las hermandades del Dulce Nombre y la Soledad de San Lorenzo para continuar hacia su basílica. Reviró en la puerta y entró a su templo en torno a las 00.30 horas, después de tres semanas, y con los sentimientos a flor de piel por parte de todos y por lo vivivo en estas jornadas que marcan ya un ante y un después, no solo en el panorama cofradiero sino a una Sevilla que ansiaba con estar con su Gran Poder por las calles de la ciudad y que tanto ha dado, y sigue dando, a los barrios de los Pajaritos, la Candelaria y Amate.

Vídeos y fotografía: Carlos Iglesia, Rodo Janeiro y Salva Quevedo.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s