Las hermandades extinguidas de la Semana Santa de Sevilla (y III)

Publicado por

Desde que el Cardenal Niño de Guevara estableciera que las hermandades hicieran su estación de penitencia a la catedral en el año 1604, han sido numerosas las corporaciones fundadas hasta la fecha. Varias de ellas, por motivos económicos, políticos, históricos o internos desaparecieron. La mayoría de ellas se extinguieron, aunque algunas solo se encuentran inactivas, como es el caso del Sagrado Lavatorio o la más reciente, la de Valme del barrio de Bellavista.

Los Mulatos

La Hermandad de los Mulatos fundada por mulatos se erige en 1572 en el antiguo hospital de Belén, ubicado espaldas de la iglesia de la Anunciación. Poco después se trasladaron a la parroquia de San Ildefonso.

Esta Corporación presentaba tres Titulares: el Santo Cristo de la Demostración, siendo la actual de la imagen del Señor de la Salud y Buen Viaje de San Esteban; el Cristo del Calvario de Andrés de Ocampo, titular de la Corporación de la Madrugá y una dolorosa bajo la advocación de la Presentación.

Procesionaba en la tarde del Miércoles Santo, siendo su última salida en 1731, donde entró en decadencia. La demolición de la parroquia San Ildefonso para edificar la actual, de nueva planta, obligó a la dispersión de las imágenes que allí residían, llevando el Señor de la Salud y Buen Viaje a San Esteban y el Cristo del Calvario a la Magdalena ya en 1916.

En el siglo XIX Juan de Astorga ejecuta la actual imagen de la Virgen de la Presentación, en recuerdo a la titular de la extinta Hermandad de los Mulatos, promoviendo en 1886 la fundación de la cofradía del Calvario.

Virgen de la O Gloriosa // José Alfonso

Los Negros de Triana

No fue una extinción como tal, ya que se fusionó con la Hermandad del Cachorro en 1689. Al igual que la Corporación del Jueves Santo, en Triana se funda otra Hermandad en 1584 cuyos miembros eran todos de raza negra, provenientes de Portugal en la ermita construida al final de la calle Castilla.

Contaba con una Virgen bajo la advocación del Rosario. En un pleito con los padres dominicos del convento de San Pablo, donde residía en el siglo XVI la Hermandad de Monte-Sión, obligó al cambio de advocación de la dolorosa, pasando a ser Rosario de Nuestra Señora de las Cuevas.

En 1673 pierde el carácter étnico, residiendo aquel año en la actual capilla del Patrocinio. En ese mismo año, los dominicos obligaron a la corporación a instalarse en la parroquia de San Jacinto, su nueva sede. La negativa de éstos hizo que su imagen volviera a cambiar de advocación, esta vez como Virgen del Patrocinio. La fusión con la corporación del Viernes Santo se produjo cuando la hermandad ya había cesado su actividad.

Santo Crucifijo

Al igual que los Negros de Triana, tampoco se trata de una extinción ya que se unió a la del Dulce Nombre de Jesús, y ésta a su vez que décadas después con la Quinta Angustia. Esta corporación nace en el siglo XV en la desaparecida iglesia de San Juan de Acre. Al parecer contaba con dos titulares: el Santo Crucifijo y la Purísima Concepción de Nuestra Señora de la Iglesia de Regina. A pesar de ello, los últimos documentos argumentan que esta Parroquia estaba presidido por una imagen de San Juan Bautista.

Esta hermandad se traslada a la iglesia de San Francisco de Paula. No sería hasta el año 1623 cuando tiene lugar su fusión con el Dulce Nombre de Jesús.

Perdón y la Limpia

Residía en la Iglesia de San Francisco, aunque se extinguió tras la epidemia de peste de 1649. Procesionaba con dos pasos, la de Jesús con la Cruz al Hombro ayudado por el Cirineo bajo la advocación del Santísimo Cristo del Perdón y la Limpia, y el paso de palio con la Virgen de la Concepción y la Oliva con San Juan.

Pocos datos más se conocen de esta Hermandad, al igual que el paradero de las Imágenes.

Sed de Cristo

La Hermandad de la Sed de Cristo fue fundada en el siglo XVIII en la Iglesia de San Blas. Posteriormente fue trasladada a Triana en 1775 y luego a San Juan de la Palma. Se conocen originariamente dos titulares: un crucificado bajo la advocación de Sed de Cristo y la dolorosa Nuestra Señora de las Maravillas. Al parecer figuraron varios pasos en su salida procesional siendo 1839 la última que fue realizada.

Nuestra Señora de las Maravillas fue sustituida por otra de carácter letífico, sedente con San Juan Bautista y el Niño Jesús atribuida a Benito Hita del Castillo hacia 1738. Esta imagen se perdió en 1936 en el incendio intencionado en San Juan de la Palma durante los sucesos de la Guerra Civil. Adentrados en el siglo XXI en 2014 la Hermandad del Carmen adquiere una nueva talla de idénticas características incorporándola como Titular, obra de Francisco Reyes Villadiego. El 14 de septiembre de ese mismo año realizó su primera, y de momento la única salida procesional con el paso de la Pastora de San Antonio.

El crucificado, de papelón, estuvo expuesto en una de las naves de la iglesia de San Juan de la Palma, hasta que fue llevado a otra localidad para recibir culto. Años después la actual Hermandad de la Sed recuperó esta advocación para su crucificado ejecutado por Luis Álvarez Duarte y que realiza su estación de Penitencia cada Miércoles Santo.

Tentación de Cristo, Socorro y Buen Viaje 

A lo largo del siglo XVII y XVIII tres hermandades de Triana se fusionaron de forma escalonada. Se trata de la Tentación de Cristo, el Socorro y el Buen Viaje.

La primera de ellas fue la del Buen Viaje, afincada en la real parroquia de Santa Ana y fundada en 1596. Pocos años después se fusiona con la del Socorro. Realizaba su estación de penitencia en la tarde del Miércoles Santo con dos pasos procesionales, estando la dolorosa bajo palio. Esta corporación tenía una especial vinculación con el gremio de los mareantes.

Sus titulares fueron el Santísimo Cristo del Socorro, atribuida a Andrés de Ocampo del año 1620 y Nuestra Señora del Buen Viaje, de talla anónima y de candelero que data la primera mitad del siglo XVII. En la actualidad ambas imágenes se encuentran en la capilla del Bautismo de la ‘catedral de Triana’. También presentaba otra talla de San Juan Evangelista.

Por otra parte en el siglo XVII se funda la Hermandad de la Tentación de Cristo, aunque se desconoce cuál era su sede. Esta Corporación tenía dos titulares: Tentación de Cristo en el Desierto y Nuestra Señora de los Peligros. A mediados del siglo XVII se fusiona con la del Socorro y Buen Viaje, siendo el origen de su decadencia con motivo de diversos problemas internos. Se trasladó al actual palacio de San Telmo, donde desapareció a principios del XVIII.

Ecce Homo

El desaparecido barrio de San Sebastián, ubicado en Triana, albergó la Hermandad del Ecce Homo. Fue fundada en la segunda mitad del siglo XVI y realizaba su estación de penitencia en la tarde del Jueves Santo. Se extinguió a principios del XVIII.

Procesionaba con la imagen de un Ecce Homo y una dolorosa bajo la advocación de la Virgen del Camino. Tras el cierre de la Capilla de los Mártires, la Virgen del Camino se trasladó a la parroquia de San Nicolás, donde sigue actualmente. El paradero del Ecce Homo se desconoce, aunque hay una leyenda que refleja que esa imagen es el actual Señor de la Salud y Buen Viaje de San Esteban y fue trasladado a San Ildefonso, donde fue acogido por la Hermandad de los Mulatos. A pesar de ello, no se tiene constancia de este hecho documentalmente.

Sagrado Lavatorio

No se trata de una hermandad extinguida sino inactiva, ya que la última junta de gobierno cesó su actividad a mediados del siglo XX. A pesar de ello, en estos últimos tiempos ha surgido un nuevo grupo de devotos en torno a los titulares de esta corporación.

Esta corporación nace en 1599 en la iglesia de San Esteban en torno a la advocación de la Virgen del Pópulo, aunque décadas después se instala en Santa María la Blanca. Allí adquiere los otros dos titulares: el Santísimo Cristo del Mandato y el Sagrado Lavatorio, ésta última en paradero desconocido. Una de las teorías sugiere que la imagen del Sagrado Lavatorio fue transformado en el San Juan que se encuentra en la actualidad en el propio templo a la izquierda del crucificado. Ante esa tesitura, el historiador José Roda Peña desveló un documento con fecha de marzo de 1698, donde la Hermandad pagó 113 reales por “la cabeza, manos y vestiduras de San Juan”.

El Cristo del Mandato está realizado en pasta de madera y es obra de Diego García de Santa Ana del año 1599 mientras que la Virgen del Pópulo es una talla ejecutada por Pedro Nieto en 1640.

En 1622 se fusionó con la Quinta Angustia aunque años después se separaron. Realizaba su estación de penitencia en la tarde del Jueves Santo, siendo su última salida en 1662. Años después se fusiona con la Hermandad Sacramental de Santa María la Blanca dejando a un lado el carácter penitencial.

Fotografías: Carlos Iglesia y José Alfonso.

Noticias relacionadas

Las hermandades extinguidas de la Semana Santa de Sevilla (II)

Las hermandades extinguidas de la Semana Santa de Sevilla (I)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s