Un viacrucis de las hermandades atípico e histórico marcado por la pandemia del COVID-19

Publicado por

Este pasado lunes 22 de febrero tuvo el viacrucis de las hermandades que organiza anualmente el Consejo, y presidido para esta edición por el Cristo de la Corona.

Este año, y a diferencia de los anteriores, la imagen no se ha trasladado, ya que reside en la actualidad en la catedral por las obras de la parroquia del Sagrario y tampoco ha transitado por las naves del seo por la actual pandemia del COVID-19. Fue un piadoso acto aforado a seiscientas personas sentadas, guardando la distancia de seguridad pertinentes y con el uso obligatorio de la mascarilla.

El Cristo de la Corona en el altar del jubileo

La imagen permaneció desde la mañana de este primer lunes de Cuaresma a los pies del altar del jubileo, dejando una imagen histórica, no solo para los hermanos de la corporación del Viernes de Dolores sino para toda la Sevilla cofrade.

Varios hacheros de cera blanca y lirios morados como exorno completaron el montaje por parte de la priostía de la entidad.

El viacrucis de las hermandades

A partir de las 18.30 horas empezaron a acceder todos los asistentes, representaciones de juntas de gobierno y medios de comunicación al seo hispalense. En torno a las 19.00 horas las autoridades civiles encabezadas por el alcalde Juan Espadas, el Consejo de Hermandades con Francisco Vélez a la cabeza y posteriormente las eclesiales con el arzobispo Juan José Asenjo.

A continuación dio comienzo este piadoso acto donde la cruz de guía de la Hermandad de la Corona fue la encargada de discurrir por las naves de la catedral para el rezo de las estaciones.

En cada una de ellas estuvieron dispuestas las cruces de las corporaciones de la Milagrosa, San José Obrero, la Paz, las Aguas el Cerro, Cristo de Burgos, los Panaderos, Pasión el Gran Poder, la Esperanza de Triana, Tres Caídas de San Isidoro la Sagrada Mortaja, los Servitas y la Trinidad. Por su parte, el rezo estuvo pronunciado por cofrades y representantes de las entidades del Dulce Nombre de Bellavista, Pasión y Muerte, la Cena, Vera Cruz, Santa Cruz, el Carmen, el Buen Fin, los Negritos, el Silencio, la Macarena, la Soledad de San Buenaventura, la O, el Santo Entierro y la Soledad de San Lorenzo.

A su conclusión, el arzobispo Juan José Asenjo predicó la reflexión final de este viacrucis, pidiendo por el fin de la pandemia

Fotografías: Carlos Iglesia.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s