A cuentas con… la Cuaresma

Publicado por

“A esta es”…

Buenos días, tardes o noches. Llegó la Cuaresma. Desde el pasado miércoles el tiempo de la espera del sevillano se acaba y hasta la propia ciudad parece saberlo que lleva tres días amaneciendo con una densa niebla, como si todos hubiéramos estado quemando incienso desde el miércoles conmemorando la llegada de los días grandes.

Recordando esas nubes de incienso que el contraluz del sol nos nubla la contemplación del paso de misterio que se acerca con paso firme, al son de un tambor destemplando y una corneta que anuncia el comienzo de una marcha.

O esa nube de incienso que nos acompaña en nuestro paseo por diferentes calles del centro de la ciudad, Córdoba, Punta del diamante, Jovellanos… Esquinas de nuestra pituitaria cualquier día del año, pero aún más en Cuaresma.

Cuaresma de visita a los templos, sin esqueletos de pasos este año, pero con nuestras imágenes en sus altares, esperando nuestros rezos, nuestras miradas, nuestras peticiones o simplemente, nuestra foto de recuerdo.

Templos que, aunque más vacíos llenos de nuestra historia en común. Esa columna donde esperando salir a la calle contemplabas como el imponente paso de misterio de tu hermandad se acercaba a la puerta de salida, mientras, en la calle, el bullicio de un Domingo de Ramos más se acallaba a los primeros sones de las cornetas que vienen con aires de Triana.

Templos que se cruzan en tus caminos esas tardes de Cuaresma y a los que no te resistes a entrar para ver la majestuosidad de un altar de cultos, verdaderas obras de arte efímeras, no valoradas suficientemente y que afortunadamente este año tenemos.

Tardes y noches de limpieza de plata arrinconadas hasta el año que viene pero que, seguro que volverán. Tardes y noches de repartos de papeletas de sitio, momento de reencuentros y convivencias que año tras año se repiten, aunque sea en la memoria de cada uno.

Mañanas de Cuaresma en las que las túnicas no visitarán sus queridas perchas de las tintorerías, quizás ni bajen de los altillos este año, pero miraremos la cortina o la puerta donde se colgaba esperando el día grande, ese día en el que pasan a ser el traje más importante que un sevillano o sevillana porta.

Cuaresma de exposiciones, este año más que ningún otro, de Mercantil (que se ha convertido en un clásico, pero no de ojana sevillana, un clásico de los de verdad), de Labradores, de Ayuntamiento. Este año tendremos de eso, mal que le pese a algunos.

Cuaresma de torrijas, pestiños y visita a los conventos, que no solo venden dulces en Navidad. Acerquémonos a ellos y comprémosles los dulces que nos endulzan esta aciaga cuenta atrás.

Cuaresma sin viacrucis externos, sin el Cristo de la Salud de la Carretería por el Postigo, sin Santa Cruz por el barrio que le da nombre, sin el Cristo de Burgos por Santa Angela, sin San Esteban por Imperial, sin Redención por Juan de la Encina, sin San Bernardo por la calle Cristo de la Salud, sin el Cristo Yacente por el Museo, sin Jesús Despojado por Zaragoza y sin muchos otros más… Viacrucis que nos alimentaban los fines de semana de la Cuaresma, este año nos tocará vivirlo de otra forma, tocará hacerlo en los templos.

Y hablando de viacrucis, recuerden que el lunes se celebra el del Consejo de Hermandades. Recuerden que el viacrucis es la primera representación externa de piedad popular que se celebró en nuestra ciudad, hace solo 500 años y que con el paso de algunos años derivó en la fundación de hermandades y en la representación en imágenes de Dios y su Madre para realizar con ellos cultos externos, desde entonces la religiosidad popular no ha parado de crecer, una pandemia no podrá con ella, ni siquiera dos años sin cofradías en la calle.

“Bueno, pararse ahí”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s