Sombras de Resurrección

Publicado por

A la más frondosa arboleda se arrima el sevillano, de eso no existe dubitativa sentencia, si no, contemplen ¡qué sombra nos cobija!

Al amanecer presente, este Rey Santo, saltándose el confinamiento, pasea por los pasillos catedralicios hasta llegar al Patio donde el cítrico impera entre canalizaciones y se postra a contemplar la techumbre celestial del reino; estamos atados a la certeza plena: Jesus, el primogénito del carpintero, el Retoño del Inventor, el que versó entre el populacho, pescadores y prostitutas, ha abandonado suelo sevillano con su Palabra cumplida.

Se marcha sin ir, porque tú que lees lo que manuscribo en este remanso de sensaciones pacíficas mientras un suave soplo de alegría airea mis chorreras lo sientes, está ahí, aquende, allá, acá…

Por Santa Marina lo sienten pero, ¿qué acontece en Triana? A la calenda presente, el que aseguramos con fiereza y rotundidad superlativa que padeció en el Madero nunca muere en su barrio. Benditos esos Pies que la totalidad de súbditos del reino aguardan para besucar e infinita su mirada. Jamás conoció el ser humano una fuente de transmisión más intensa.

Hace unas fechas, a este Rey Santo le cuestionaron acerca de las hechuras del Cachorro de Dios y la duda inexistente aún resiste en mi cerebelo; la conclusión es obvia, en la simpleza está la sentencia, es el Hijo de Dios que habita en la anchá de Castilla.

¡Resucitó! ¡Sevillanos, resucitó! Y lo hace en pleno confinamiento, con la penitencia más honda y más agresiva, cuando nuestros motores de sentimientos están al borde del abismo, cuando tragamos tallos de rosas por cada lágrima, espinas que profundizan rasgando en cada suspiro llegando a desgarrarnos el corazón. Y no cabe casualidad; negatividad al contemplar el azar; la causalidad debe ser el motivo y el desarrollo y cierre de esta fábula, donde los animalillos que versan graciosos son los humanos, y extraer la más absoluta conclusión de lo que el ser ideado con inteligencia por el Padre está aconteciendo.

¡Sevillanos! Jesús hecho un Cristo cumplió lo escrito, despertó de la pesadilla eterna; sueño inacabado para la unicidad de nosotros y por la totalidad de nosotros. Siéntanse en la dicha y exalten la Resurrección como el más precisado bien común.

¡Sevillanos! A qué maravillosa arboleda nos arrimamos…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s