La crónica audiovisual del tercer fin de semana de febrero

Publicado por

El pasado fin de semana se celebraron en la capital hispalense varios actos en las hermandades de la ciudad. Destacan los besapiés en torno a Jesús Despojado y a los crucificados de la Exaltación y las Siete Palabras, además del viacrucis del Cristo del Calvario y el traslado de la Virgen del Buen Fin de la Lanzada.

Los viacrucis y traslados del din de semana

Desde la iglesia de San Martín, la Virgen del Buen Fin de la Lanzada realizaba el traslado a su altar de cultos, donde celebrará su triduo a partir del próximo jueves 21 de febrero. La imagen iba portada en hombros por los hermanos de la corporación en un acto sencillo e íntimo.

Sevilla retoma el tiempo de los viacrucis con el Cristo del Calvario. A las 21.00 horas del pasado viernes 15 de febrero, el crucificado fue llevado a hombros desde su capilla al altar de cultos por las naves del interior de la real parroquia de la Magdalena, donde se rezaron las catorce estaciones. La solemnidad de este culto marca así el comienzo del tiempo que aún está por llegar.

Los besapiés del fin de semana

La capilla del Mayor Dolor de la plaza de Molviedro acogió un año más el besapiés a Jesús Despojado. Túnica morada, potencias y sin corona de espinas lucía la imagen sobre su peana. Tras la talla, la Virgen de los Dolores y Misericordia, vestida ya de hebrea para el tiempo cuaresmal acompañado de San Juan Evangelista bajo un dosel flanqueado por varios candeleros de cera color tiniebla. Jarras con flores de tonalidad malvácea completan la puesta en escena de este culto interno.

Y desde Santa Catalina, el Cristo de la Exaltación recibía en besapiés a sus fieles en el interior de su capilla. Se trataba de la primera vez que lo hacía en su sede canónica tras su reapertura al culto, dejando estampas para el recuerdo. Su altar estaba compuesto solamente por candeleros de cera blanca y dos jarras de flores de tonalidad roja, permaneciendo tanto la Virgen de las Lágrimas como San Juan Evangelista en el altar mayor del templo.

Para finalizar, en la jornada dominical, el Cristo de las Siete Palabras se encontraba dispuesto en besapiés en una posición inclinada. En un sencillo montaje estaba por una bandera y el estandarte corporativo, además de dos jarras de flores y un centro de claveles rojos a los pies de la cruz. La imagen se encontraba bajo un dosel puesto para la ocasión.

Fotografías: Carlos Iglesia y Hermandad de la Lanzada.

Vídeo: Carlos Iglesia.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s