La crónica audiovisual del Lunes Santo de 2022

Publicado por

Fue un Lunes muy complicado en cuanto a lo meteorológico en la capital hispalense. A pesar de la alta probabilidad de precipitación dadas por la AEMET y por metorólogos como Juan Antonio Salado, hasta un 90% varias de estas hermandades hicieron caso omiso de manera incomprensible y pusieron su cruz de guía en la calle, refugiándose en distintos templos de la ciudad.

Comenzó pasadas las 18.00 horas con un llovizna insistente y durarera y que culminó con chubascos fuertes poco antes de anochecer, dejando estampas tristes y que en poco o nada dignifican una estación de penitencia.

San Pablo

La Hermandad de San Pablo fue la primera en poner su cruz de guía en la calle, camino de la catedral. Ya llegando a la Carrera Oficial, la corporación aceleró su discurrir y se refugió en la catedral. A tenor de la evolución de estas precipitaciones, la entidad finalmente decidió regresar a su barrio el Sábado Santo por la mañana.

Fue un recorrido aprobado inicialmente por el Cecop, pero que posteriormente fue modificado para no pasar por Hernando Colón, zona de numerosos locales hosteleros. Al regreso lo hizo con la Banda de Cornetas y Tambores de San Juan Evangelista y tras el palio la Banda de Música de la Puebla del Río, culminando su entrada pasadas las 13.00 horas.

La Redención

Para esta ocasión y por las obras de la iglesia de Santiago, la Hermandad de la Redención hizo su salida desde el santuario de los Gitanos por las obras de su templo.

En torno a las 14.00 horas se abrieron las puertas para la salida de la corporación, dejando estampas para el recuerdo, bajo los sones de la Agrupación Musical de la Redención y la Banda de Música de la Cruz Roja, que se estrenaba tras el palio de la Virgen del Rocío.

La primera llovizna hizo de presencia de camino a la Carrera Oficial y la corporación continuó avanzando con su característico andar hasta refugiarse en la catedral. Al contrario que con San Pablo decidió finalmente volver a salir.

Así procesionó sin potencias y con especie de chubasquero o capote gigante de color verde que cubría tanto al Señor de la Redención como a Judas, mientras que el manto de la Virgen del Rocío le fue también cubierto. Comenzó a apretar el agua y en esta ocasión sí llegaron de manera apresurada a la iglesia colegial del Salvador.

Allí permanecieron toda la Semana Santa, hasta su regreso a San Ildefonso, en esta ocasión en andas pero con acompañamiento musical el Lunes de Pascua.

Santa Genoveva

Santa Genoveva fue otra de las corporacionea que le alcanzó la lluvia. La primera llovizna llegó con la Virgen de las Mercedes en el arco del Postigo, mientras qu el Señor Cautivo se situó en la Puerta del Arenal. Allí se le puso un capote o chubasquero negro, y donde en un principio iba  arefugiarse en el arquillo del Ayuntamiento.

Esa llovizna cesó un poco y pudo seguir con su recorrido. Aunque fue de manera momentánea. Continuó la lluvia cuando llegaron a Campana y fueron directos a la catedral.

Tras una reunión en cabildo de oficiales extraordinario se decidió regresar ya pasadas las 22.00 horas. Lo hizo por el recorrido más corto posible y yendo a paso mudá durante todo el itinerario de vuelta hasta llegar a su templo.

San Gonzalo

En el caso de San Gonzalo fue similar al resto de corporaciones mencionadas anteriormente. Se abrieron las puertas de su templo a la hora fijada para la salida de la cofradía. En esta ocasión se estrenaron los nuevos ropajes de las figuras secundarias del misterio, al igual que la túnica bordada el Señor del Soberano Poder ante Caifás.

Ya llegando a Reyes Católicos y San Pablo comenzó las primeras precipitaciones y la corporación, de manera sorprendente, no aceleró su discurrir ni hizo el ademán de refugiarse en la parroquia de la Magdalena. Así prosiguió hasta llegar a la catedral, viéndose incluso como el manto de tisú blanco de la Virgen de la Salud estaba totalmente empapado.

Ya en la catedral, y cuando las precipitaciones dieron una tregua salieron de nuevo por la puerta de San Miguel, de regreso a su barrio, casi por el mismo recorrido, siendo la última en entrar a su sede en la jornada.

Vera Cruz

La Hermandad de Vera Cruz decidió suspender su estación de penitencia con sus pasos, pero consideró hacerla solo con el Lignum Crucis.

Cuando las puertas se abrieron y empezó a salir la comitiva, comenzó a llover de manera más intensa, por lo que la entidad decidió suspenderla de manera definitiva,

Las Aguas

A pesar de los partes totalmente desfavorables y de las lloviznas que había en ese momento, la Hermandad de las Aguas decidió hacer su salida.

Cuando la cruz de guía estaba llegando a San Pablo, a la altura de la parroquia de la Magdalena, comenzó una tromba de agua, por lo que se decidió refugiarse en este templo. Por motivo que se deconocen, el templo permanecía cerrado, mientras que la cruz de guía permanecía esperando bajo el agua junto a todo el cortejo cinco minutos hasta que abrieron el templo, entrando de manera apresurada. Prosiguió instantes después el misterio del Cristo de las Aguas bajo los sones de ‘Eternidad’ de la Banda de Cornetas y Tambores del Rosario de Cádiz, siguiéndole la Virgen de la Guadalupe.

Cuando dejaron las precipitaciones, la entidad volvió de nuevo a su sede, al igual que Santa Genoveva y San Gonzalo.

Santa Marta, las Penas y el Museo

Santa Marta, las Penas y el Museo fueron las más cautas y las más previsoras. A tenor de las precipitaciones, estas tres cofradías decidieron suspender su estación de penitencia a la hora que estaban fijadas sus respectivas salidas.

Vídeos: Carlos Iglesia, Rodo Janeiro y Agustín López.

Fotografías: Ángela Vilches, Benito Álvarez y Jesús Elías.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s