La crónica audiovisual del cuarto fin de semana de marzo

Publicado por

En este cuarto fin de semana de la Cuaresma han sido numerosos los cultos efectuados por las distintas corporaciones, incluyendo viacrucis y veneraciones. Además, se efectuó el traslado de regreso de la Virgen de la Esperanza de Triana a los Marineros.

Las procesiones y traslados del cuarto fin de semana de marzo

El pasado viernes tuvo lugar el viacrucis del Señor Cautivo de la parroquia de San Ildefonso para recorrer las calles de su feligresía. La imagen fue portada por sus fieles y devotos. Minutos antes de su salida, un leve chubasco hizo acto de presencia, que no impidió que se pudiera llevar a cabo este piadoso acto.

El Señor del Consuelo hizo su primer viacrucis externo por la feligresía de la parroquia de la Ascensión del barrio de Sevilla Este. Lució para la ocasión túnica morada y mantolín rojo, donde rezaron las catorce estaciones del viacrucis.

La Virgen del Amor de la Resurrección, la primitiva dolorosa de la corporación, presidió junto a la Santa Cruz el viacrucis de la misión llevando a sus andas a su antigua sede, la capilla del dolegio de la Salle-La Purísima, donde se acogió parte del rezo de estas estaciones.

Un año más, el Cristo de la Lanzada fue portado andas para su viacrucis. Uno de los momentos más emotivos fue su saludo a la iglesia de San Juan de la Palma, visitando a los titulares de las corporaciones de la Amargura, la Cabeza y Montemayor. En torno a las 21.00 horas hizo su entrada.

Caridad para San José Obrero en este piadoso acto que organiza cada año la corporación del Sábado de Pasión. En unas sencillas andas, fue llevado por sus hermanos a través de las calles de la feligresía, estando acompañado en todo momentos por sus vecinos y devotos.

El último de los viacrucis tuvo lugar también el sábado con el Cristo de la Salud de la Hermandad de San Bernardo. Solemnidad en esta culto externo cuaresmal para la imagen de Andrés Cansino en un fin de semana de cultos en su honor, que culminaron con la subida a su paso procesional.

Domingo festivo en el barrio de Triana. La Virgen de la Esperanza hizo en la mañana su traslado de regreso a la capilla de los Marineros. Miles de fieles la acompañaron en todo momento dejando estampas para el recuerdo de los presentes. Además estuvo acompañada por la Banda de Música de Nuestra Señora de la Victoria de las Cigarreras.

Las veneraciones del cuarto fin de semana de marzo

En la Hermandad de la Estrella, la dolorosa estuvo en veneración en su capilla dejando así una de las estampas de la Cuaresma.

La Virgen de la Estrella estuvo a los pies de su altar y con la saya bordada de terciopelo burdeos y manto de salida. Tras la imagen, el sillón de la realeza de María.

Una de las señales de la Cuaresma más esperadas es la celebración de la veneración en honor a la Virgen del Valle bajo su altar de septenario, que estaba presidido para la ocasión por su simpecado junto a San Juan Evangelista y Santa María Magdalena. Saya blanca bordada con fajín blanco, junto a su manto para la dolorosa de la corporación del Jueves Santo en este culto interno previo a su septenario.

El Cristo del Mayor Dolor de la Hermandad del Dulce Nombre estuvo en veneración en su capilla de la parroquia de San Lorenzo. La imagen estuvo en posición postrada y a sus pies, la Virgen del Dulce Nombre. El exorno estuvo conformado por lirios morados.

En la parroquia del Buen Aire estuvo en veneración el Cristo de Pasión y Muerte. Estuvo en posición postrada y escoltado por dos de sus candelabros.

El barrio de las Lumbreras fue testigo de la veneración de la Virgen del Silencio de la Asociación de San Francisco Javier. En un sencillo montaje por parte de la priostía de esta corporación, la imagen estuvo vestida con manto azul y saya blanca y flanqueada por dos candelabros y flores en tonalidad blanca.

También el sábado día 28 comenzó la veneración a la Virgen de los Desamparados, que desde hace varios años se viene celebrando en Cuaresma. La dolorosa estuvo expuesta en el presbiterio del altar mayor. Manto burdeos y saya blanca para la imagen que estuvo flanqueada por jarras de flores de tonalidad rosa y con un techo de palio a modo de dosel.

Este pasado fin de semana también se desarrolló la veneración al Cristo de la Salud de San Bernardo. El crucificado, estuvo postrado. Rojo sacramental para la cera de los hacheros que escoltaban a la talla, además de varias jarras de flores de tonalidad morada, previa a la subida a su paso.

La parroquia de San Sebastián acogió un año más la veneración del Señor de la Victoria de la Hermandad de la Paz. Bajo dosel, se sitituaba esta talla que lucía túnica morada. Varios candeleros de cera blanca y lirios completaba la puesta en escena.

La Hermandad de la Cena celebró la veneración de la Virgen de la Encarnación. Llevó su manto turquesa y saya roja. El altar estuvo conformado por un dosel con fondo de damasco burdeos, además de candeleros de cera blanca.

También estuvo en veneración el Cristo de la Salud de la Sacranental de San Pedro y el Señor de los Afligidos de las Maravillas de San Diego.

Vídeos y fotografías: Carlos Iglesia, Ángela Vilches, Rodo Janeiro, Luis Selvático y Benito Álvarez.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s