Tambores y clarines

Publicado por

Sevilla, tarde de sábado donde el inicio de una pequeña nueva normalidad, decretos, decretazos y ansias sin consecuencia en negatividad producen un batiburrillo muy del reino.

Glorias, faenas y gentío; costaleros, marchas, pasodobles y tendidos; acólitos, banderillas y sonrisas que se atreven a desafiar a las mascarillas.

Primer final de septenaria del mes octubre, concluye la Feria de San Miguel, prosiguen las demostraciones públicas cofrades donde permitan a este Rey Santo que cuestione la fe.

Espectáculo, cultura, arte al andar, arte en los paseíllos, y Puertas Grandes y ojivales pero sin fe.

La totalidad de los presentes, criados desde infantes en ello, certeza plena, y este Rey Santo se cuestiona cuánto hay de novedoso y cuanto de devoción. La afirmación que contesta absolutamente a esa pregunta la posee la cohorte que lee atentamente este apergaminando dominical.

Concluye este manuscrito con el regocijo del asombro de los ínfimos hogareños al apreciar detalles que en su memoria no acontecían.

Sevilla, hay que amarte como eres.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s