Amargura: 325 años de la aprobación de sus primeras reglas como hermandad de penitencia

Publicado por

La Hermandad de la Amargura celebra en este año 2021 el 325.º aniversario de la aprobación de sus primeras reglas como hermandad de penitencia. Una corporación que ha pasado por diferentes avatares a lo largo de su historia, cuya vida comenzó en San Julián.

El origen de la Hermandad de la Amargura, en San Julián

Los orígenes de la corporación penitencial comenzó hacia la segunda mitad del siglo XVII en San Julián, donde mantuvo cierto vínculo con la Hermandad de la Hiniesta.

Un grupo de devotos, movidos por la elevada portalidad por la epidemia de 1649 e inspirados coon el espíritu de la Contrarreforma, decidieron dar culto a las imágenes con la advocación de Nuestro Padre Jesús del Silencio ante el Desprecio de Herodes y de María Santísima de la Amargura, siguiendo los principios ignacianos.

Sus primeras reglas recogidas fueron el 2 de junio de 1696, donde figura que haría la estación el Domingo de Ramos “con la mayor austeridad posible para mover a la conversión a quienes la contemplaran”. También en ellas se ponía en valor con una atención especial al cuidado de los hermanos enfermos y a los funerales y misas conmemorativas a los hermanos difuntos.

La financiación dependía de las lismonas de los devotos en un período de muchas dificultades económicas en la capital hispalense.

La adquisición de las imágenes y su traslado a San Juan de la Palma

A pesar de estas dificultades, fueron adquirieron poco a poco diferentes enseres de la corporación. En los primeros años la Hermandad de la Hiniesta cedía a la Amargura su dolorosa para que pudiera hacer su salida.

La Virgen de la Amargura aparece por primera vez en el inventario de la entidad en 1708. Fue atribuida a Luisa Roldán tradicionalmente, hecho que se descarta actualmente. Algunos historiadores han apuntado que pudiera ser, al igual que la imagen de San Juan por Benito Hita del Castillo, ya que presenta un gran parecido con la imagen de Nuestra Señora de los Dolores, patrona de la localidad onubense de Aroche y la armonía con el propio evangelista.

Por otra parte, a finales del siglo XVII, ya hay constancia de la existencia de la imagen del Señor del Silencio, al parecer Pedro Roldán, aunque son varias las posibilidades sobre su autoría, todos apuntan al entorno de este taller.

En 1723 se propone el traslado de la hermandad a San Juan de la Palma por parte de un grupo de hermanos, concretamente a la capilla funeraria de los Esquivel. Hubo un pleito que culminó con el veredicto del arzobispado dando la razón a los que promueven el cambio en 1725.

Allí se celebró el primer cabildo ante las imágenes, tras contar con el beneplácido de la Hermandad del Caño Quebrado, actualmente conocida como la Soledad de San Buenaventura, que había tenido como sede la capilla en la que ahora se establecía la Amargura.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s