Los ocho proyectos seleccionados de la Cena para su nuevo paso de misterio

Publicado por

La Hermandad de la Cena se encuentra inmersa en el proyecto de realización de un nuevo paso de misterio. En este sentido, la entidad ha decidido exponer todos los diseños que se han presentado en el concurso a nivel nacional que convocó la corporación del Domingo de Ramos.

Desde este pasado miércoles 2 al prócimo sábado 19 de junio en la Fundación Cajasol, entrando por la plaza de San Francisco. Además de estos dibujos, también podrá contemplar la historia de los pasos de la Sagrada Cena desde el siglo XVII hasta la actualidad.

Los 27 proyectos para el paso de misterio de la Cena

Cada uno de los proyectos cuenta con características muy distintas. En un primer análisis cuantitativo, se puede observar que 23 de ellos serían realizados en madera y cuatro en orfebrería.

En relación al acabado, trece de ellos sería dorado, uno barnizado, ocho que puede ser en madera dorados o barnizados, uno  en madera dorada o plateada y cuatro en metal plateado. En cuanto al estilo, dieciocho son barrocos, dos barrocos rocallas, y uno churrigueresco, modernista, art noveau, ecléctico (renacimiento, manierismo y barroco), barroco con reseñas del romanticismo, gótico y neobarroco.

De estos 27, la entidad ha seleccionado ocho de ellos.

‘Pan de vida y bebida de Salvación’

El estilo de la talla y hojas sigue las líneas del paso construido por Guzmán Bejarano en 1973 para el Cristo de la Humildad y Paciencia, taller de procedencia del artista.

El diseño se presenta para la construcción de un paso para el Misterio Eucarístico de la Hermandad de la Sagrada Cena de Sevilla, de líneas barrocas con tableros tallados metidos en canalado y cartelas en frente, trasera y laterales, con baquetón calado y tallado, de recorrido sinuoso que rodea por completo el paso y respiraderos con baquetón calado y tallado simétrico al de la canastilla.

Las cuatro maniguetas serán de hojarasca entrelazadas con dos cabezas de ángeles cada una.

Respondiendo a la necesidad planteada de aportar más luz al grupo escultórico, se presenta el mantenimiento de los cuatro faroles en las esquinas, que recuerdan a los actuales faroles del paso, a los que suma guardabrisas, más un farol central, a lo largo de todo el perímetro con una línea continua de brazos que los sostienen.

Autor: Manuel García Vega.

Estilo: Barroco.

Material/técnica: Talla en madera.

Acabado: Madera barnizada o dorada.

Intervinientes: Manuel García Vega (tallista y ebanistería).

Ecce Agnus Dei‘ He aquí el Cordero de Dios’

El diseño del paso se inspira en el camarín del altar mayor de la Iglesia de Nuestra Señora de la Consolación, vulgo los Terceros, de estilo churrigueresco, aunque se decanta en ocasiones por la vertiente artísticas del rococó.

El paso procesional sería en dorado y portando candelabros con tulipas en las esquinas y faroles y tulipas en los costeros, pretendiéndose que el paso sea una ‘evolución dorada’.

Una originalidad, que se localiza en todo el paso, es la decoración de espejitos, inspirándose en el camarín diseñado por el maestro Barahona en 1700.

El dibujo proyectado quiere representar una continuidad en la visión tradicional que tiene el sevillano del misterio de la Sagrada Cena en su altar de los Terceros, pero en esta ocasión en su paso procesional.

Autor: Fernando Aguado Hernández.

Estilo: Barroco churrigueresco.

Material/técnica: Talla en madera.

Acabado: Madera dorada.

Intervinientes: Francisco Verdugo (tallista), Enrique Gonzálvez González (ebanistería), David de Paz (dorador), Orfebrería Andaluza (orfebrería), Manuel Solano (bordador).

Adoremus in Aeternum Sanctissimum Sacramentum

La canastilla representa la Eucaristía, historia de misericordia eterna, basada con dos ejes: narración histórica apoyada en la Sagrada Biblia, desde el antiguo testamento hasta la visión profética de la eternidad y el otro es un aspecto doctrinal del Sacramento Eucarístico.

Los respiraderos se representa la adoración al Santísimo, propio de la hermandad. En los cuatro relieves laterales quedan representadas escenas evangélicas y las esquinas como pilares angulares que sostiene un edificio.

Hay que destacar en la talla del paso, motivos poco representados en las andas procesionales de la ciudad, como son las aurigas y abanderados, son representados por cuadrigas frontales y traseras. Irá iluminado con cuatro faroles y guardabrisas.

Autor: Juan Jiménez, del taller Lignaria de la localidad cordobesa de Lucena.

Estilo: Barroco.

Material/técnica: Talla en madera.

Acabado: Madera barnizada o dorada.

Intervinientes: Juan Jiménez (tallista), Manuel Francisco Ruíz Piqueras (desarrollo iconográfico), Manuel Torres (ebanistería), Manuel Martín Nieto (escultor), Hermanos González (dorador), Francisco Pardo, Manuel Verdugo (taller Ntra. Sra. del Carmen).

‘El paso procesional de la Sagrada Cena: Altar itinerante y triunfo eucarístico’

El paso procesional ideado para el misterio de la Sagrada Cena se interpreta como un gran altar eucarístico; un montante de arquitecturas que enaltezcan la representación del Sagrado Sacrificio. Los respiraderos son la representación de la Antigua Ley y el canasto representa el triunfo eucarístico.

Es por tanto éste paso un discurso catequético sobre la historia de la Salvación: desde las prefiguraciones de los antiguos profetas hasta la Encarnación del Verbo.

Proyectado en estilo rococó, aunque con recursos ornamentales modernistas; se pretende dotar al paso de dinamismo y monumentalidad, valores compartidos con el apostolado de Ortega Bru.

El canasto, abierto en la parte alta, confiere una sensación de gracilidad, acusada además con las estrangulaciones de los movimientos cóncavos.

El respiradero se compone de una cartela central, capillas en los extremos y unos entrepaños en forma de lambrequín como unión, terminados con borlas de “tocón” que contienen una campanilla en su interior.

Se hacen presentes por todo el paso, unas guirnaldas de vid en bronce que penden de la parte alta del canasto y del respiradero, haciendo una clara alusión a la transustanciación eucarística.

Para la iluminación del conjunto se tiene en cuenta la composición piramidal del grupo escultórico, siendo una estructura de puntos de luz que dibujarán una línea imaginaria de elipse: comenzando desde la parte baja por los guardabrisas que emergen del canasto, continuando por los candelabros esquineros de siete luces y culminando en la figura del Señor.

Autor: Óscar Rodríguez San Dionisio de Salamanca).

Estilo: Rococó y Art Nouveau.

Material/técnica: Talla en madera y bronce.

Acabado: Madera dorada.

Intervinientes: Antonio y Daniel Ibáñez (tallista y ebanistería), Joaquín Ossorio (orfebrería), Darío Fernández (escultor), Óscar Rodríguez San Dionisio (escultura).

‘En cuerpo y alma’

El proyecto ha sido concebido para madera de cedro con entrantes y salientes en su talla y posterior dorado en oro fino, portando aplicaciones en orfebrería y bordados. En el canasto y respiraderos, se representan grandes hojarascas en madera y le acompaña una decoración vegetal.

En cuanto al dorado, tendrá tonalidad anaranjada, las piezas irán en brillo y mate para realzar los volúmenes. La iluminación será de grandes candelabros y cuatro faroles realizados en orfebrería.

En las esquinas del paso lleva un elemento poco conocido en los pasos de misterios, y que representan las corbatas y coronitas del paso de palio de Nuestra Señora del Subterráneo.

Los respiraderos bordados en oro fino, combinando soporte de terciopelo con malla tejida a mano con torzales de oro fino y rematado con flecos dorado trenzado a mano, que dan paso a los faldones bordados sobre terciopelo granate.

Autor: David Medina Soto de la localidad gaditana de Jerez de la Frontera

Estilo: Barroco.

Material/técnica: Talla en madera.

Acabado: Madera dorada y bordado en oro.

Intervinientes: David Medina Soto (tallista), Enrique Luque Jiménez (ebanistería), taller de dorado Ana Galiano (dorador), Antonio García Falla (orfebrería), Álvaro Abrines (escultor) e Ildefonso Jiménez (bordados).

‘¡Ahí está Jesús!, ¡Ahí está!, ¡No dejadlo abandonado!’

Los elementos clásicos barrocos como volutas, hojas de acanto, cartelas, elementos vegetales, con espigas, racimos de uvas y hojas de parras intercaladas, nos da como resultado un discurso claramente eucarístico en la decoración del paso. Estas hojas de parras, que se entremezclan con otros elementos, transmiten una gran fuerza y dinamismo, donde el movimiento aparentemente desordenado sigue en el fondo un orden interno de infinita sucesión de elementos, profundamente calados y entrelazados, dando un efecto altamente naturalista

La propuesta mantiene las ocho cartelas pasionistas del actual paso de misterio.

El proyecto prima igualmente dar la mayor luz posible a la escena eucarística, con un total de 46 puntos de luz a base de candelabros de diferentes números de guardabrisas.

Autor: Julián Sánchez Jara.

Estilo: Barroco.

Material/técnica: Talla en madera.

Acabado: Madera barnizada o dorada.

Intervinientes: Julián Sánchez Jara (tallista y ebanistería), taller de Abel Justi Doradores (dorador), José María Leal Bernáldez (escultor), hermanos Fernández y nietos de Juan Fernández (orfebrería).

‘Luz y Eucaristía’

Los respiraderos estarán tallados y calados a base de hoja de acanto y pellejinas. Los moldurones se tallará su bocelón a base de pellejinas y emperlados, portando cuatro maniguetas macizas barnizadas.

El canasto tiene un perfil del alzado en sentido ascendente con su bombo tallado y calado. El cuarto bocel será tallado con modillones con lágrima central. Las esquinas llevaran cuatro cartelas centrales y unas tablillas talladas y caladas rematando con una moldura con terminación en voluta.

Irán cuatro candelabros, uno en cada esquina en forma de flor abierta. En cada costado del canasto llevará dos candelabros de dos luces cada uno.

Autor: Óscar Caballero Labrado.

Estilo: Rocalla.

Material/técnica: Talla en madera.

Acabado: Madera dorada.

Intervinientes: Oscar caballero Labrado (tallista y ebanistería), Abel Justi Doradores (dorador).

‘El arte al servicio de la fe’

Desde el diseño de este paso procesional se persigue un motivo primordial: Determinar el arte al servicio de la fe, buscando la comunión entre la arquitectura y la teología. El paso busca dar la mayor amplitud para una nueva organización del misterio, para mejorar su lectura visual, siendo el punto de fuga la imagen del Señor.

En la canastilla y respiraderos porta un mensaje de salvación y de exaltación del misterio eucarístico.

La canastilla tiene un perfil de bombo y acusado sentido de la curva. Los respiraderos se separan por estípites que actuarían a modo de entrecalles También hay parejas de guirnaldas, flanqueando a su vez cada una de las cartelas principales de los respiraderos frontales y laterales, todo coronado por la canastilla.

La iluminación es perimetral con cuatro faroles en las esquinas, inspirados en la fachada de la Iglesia de los Terceros, y en la central otros con sus guardabrisas. Aporta la novedad de crear fanales de velas en la mesa.

Autor: Juan Carlos García López, de la localidad jienense de Arjonilla.

Estilo: Barroco.

Materialtécnica: Talla en madera.

Acabado: Madera barnizada o dorada.

Intervinientes: Juan Carlos García López (tallista), Manuel López Torres (desarrollo iconográfico), Enrique Luque (ebanistería), Manuel López Pérez (escultor), Orfebrería Maestrante (orfebrería).

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s