Culmina la decoración pictórica de la hornacina que albergará la nueva imagen de San José en la Macarena

Publicado por

El artista Manuel Peña finaliza la decoración pictórica de la hornacina que albergará próximamente la imagen de San José y que presidirá el retablo de la actual capilla del Cristo de la Salvación en la basílica de la Macarena.

Estos trabajos se han efectuado en estas últimas semanas.

La decoración pictórica del altar donde estará la imagen de San José

Se trata de una pintura mural de aproximadamente dos metros de altura por metro y medio ancho. Se ha ejecutado sobre una base de estuco y pintada mediante técnicas artesanales, partiendo de unas bases al temple (pigmentos naturales) y posteriormente velados con óleo al aceite, técnica muy utilizada en la pintura mural italiana renacentista.

Partiendo de la forma estilizada y rematada en arco que posee el espacio, se ha creado un resplandor, también llamado rompimiento de gloria, un recurso bastante frecuente y utilizado en la pintura de carácter sacro que pretende unir el plano espiritual con el terrenal mediante una ficción de perspectiva, logrando así un efecto óptico de profundidad mediante un trampantojo.

En la escena se representa un coro de cinco querubines de carácter naturalista en diferentes posiciones y valientes escorzos que revolotean y emergen de las nubes, interactuando entre ellos para elevarnos la mirada hasta los dos que rematan la hornacina y que nos presentan el centro de la
obra: el Espíritu Santo simbolizado en una paloma resplandeciente.

El arco y jambas que enmarcan la pintura también se han dorado en oro alemán de alta calidad, ofreciendo así una continuación del dorado del retablo a la pintura para crear una sensación de espejo. Esta tarea ha sido realizada por el dorador Francisco Javier Gutiérrez.

La Macarena y la recuperación de la imagen de San José

En las primeras reglas de la Hermandad de la Macarena, en 1595 ya se establecía como una de las fiestas principales la dedicada a San José, existiendo constancia documental de una imagen del Patriarca en la capilla de la Esperanza de San Gil a la que se rendía culto en el siglo XVIII.

A raíz de la unión de las hermandades del Rosario y la Esperanza (1793), la devoción a la imagen de San José parece ligarse especialmente a la de la Virgen del Rosario, a la que acompañaba en la procesión.

Hay una antigua fotografía en la que aparece esta imagen de San José integrada el cortejo del Corpus Christi de un año sin determinar. Esta talla se destruyó en el incendio provocado de la parroquia de San Gil en julio de 1936.

Fotogalería

Fotografías: Ángela Vilches y Manuel Peña // Hermandad de la Macarena.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s