Vacío que me llenas

Publicado por

Sentimientos poseo que hacen hincar rodillas en adoquín terrenal ante la promesa incumplida por este Rey Santo en el dominical de la septenaria en la que mostré al termino mi grandeza, mi dominio de la situación sin alteraciones nerviosas y por qué no promulgarlo, una belleza sin par.

Sentimientos encontrados ante la casuística en la que con certeza y rotundidad extrema sentencié que cada manuscrito sería con tintada cofrade y aquende hallome, con el plumier de mi Alma abierto en doble, y el pergamino blanquecino en la praxis.

El mundo o mundanal cofrade, en estas fechas, carece de las nuevas menesterosas como para dedicar vocablos encadenados con solvencia. Tal punto de vacío alcanza que este Rey Santo ha otorgado días de permiso a la pléyade añada de columbas mensajeras que alternaban su labor en aras de una gran comunicación.

Pues sí, una vez marcadas los correspondientes fonemas manuscrito de disculpa, izó mi cuerpo, desdoblo mi noble y erosionada articulación me detengo a contemplar hasta el aire que respiro al transpirar mi mascarilla. Pureza en estado redundante.

La luminosidad de la quinta mensualidad te otorga la grandeza del reflejo inconfundible; la visibilidad se vira a perfección; el florecer es protagonista superlativo por callejuelas y plazas. Solo tú eres capaz de llenar este vacío. Solo tú.

Sevilla, solo tú inundas el pentagrama de sentidos de este Rey Santo. Solo tú.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s