‘Y la Macarena se vistió de luto’, el nuevo libro del periodista Guillermo Sánchez

Publicado por

“Las páginas siguientes son un conjunto de episodios que explican un serial que es una vida, y una existencia que tiene como único asidero a la Esperanza. (…). Este libro escapa a la razón. Es un ideal quijotesco. Viene a explicar lo inexplicable. A hacer del dolor de una madre la alegría de un pueblo”.

Con estas certeras frases, el historiador Manuel Jesús Roldán introduce con su prólogo en ‘Y la Macarena se vistió de luto’, del periodista Guillermo Sánchez, una publicación que descubre los años en que se fragua y consolida una devoción universal y moderna, a la manera de un icono pop de la ciudad. El libro se acompaña de un aparato gráfico único que ilustra los numerosos acontecimientos históricos, crónicas, personajes destacados… que se van narrando.

‘Y la Macarena se vistió de luto’

El volumen discurre por las últimas décadas del siglo XIX hasta llegar a los años treinta del siglo XX, divulgando numerosos datos y hechos desconocidos para la mayoría de los lectores, incluso para aquellos que más familiarizados estén con la historia de la Hermandad de la Macarena y de la Virgen de la Esperanza. Episodios como la reconocida imagen de la dolorosa vestida de luto, la influencia de la figura de Juan Manuel Rodríguez Ojeda, lo que le escribieron poetas como Federico García Lorca o Rafael Alberti, dónde y cómo se escondió la imagen de la Virgen en aquellas noches de 1932, cuando amenazaban con quemar la parroquia de San Gil.

La imagen de la Esperanza Macarena ha despertado un fervor muy singular entre todo tipo de personajes anónimos y conocidos, entre vecinos y reyes, reinas, infantas, anarquistas y comunistas y políticos en el poder, poetas, flamencos y toreros. Entre los artistas, destaca el diseñador Juan Manuel Rodríguez Ojeda, cuya visión supuso una auténtica revolución en la estética de la hermandad y, por consiguiente, de la Semana Santa sevillana. Rodríguez Ojeda fue un artista verdaderamente transgresor que definió una nueva identidad en la manera de entender la religiosidad popular. Muy conocida es también la devoción del torero Joselito El Gallo, un crucial benefactor de la hermandad. El torero fue uno de los nombres más influyentes en la estética actual de la Virgen, tanto en vida -por sus donaciones- como en su muerte -por él se viste la Macarena de luto, en una imagen icónica y que forma parte del ideario popular-.

Guillermo Sánchez, sobre aquella fotografía de la Virgen vestida de luto, relata una historia poco conocida: la censura y persecución que sufrió José Castellano Grandell, el fotógrafo de aquella insólita estampa. Una fotografía que recopilamos, junto con otras, en el volumen, gracias a la fototeca de la hermandad.

La devoción a la Virgen de la Esperanza Macarena alcanza todos los estratos sociales. La reina regente, María Cristina de Habsburgo y Lorena, fue una reconocida devota de la Virgen. Tanto fue así que se desplazó hasta la capital andaluza para agradecerle una curación de su hijo, el futuro rey Alfonso XIII. En aquella visita, fue deseo de la reina hacerse hermana de la corporación.

‘Y la Macarena se vistió de luto’, de Guillermo Sánchez, acerca a una devoción universal y a un tiempo fascinante, que fue preludio de la modernidad de la ciudad de Sevilla y de la religiosidad popular.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s