El día que el Gran Poder estuvo acompañado por más de 220.000 personas

Publicado por

2016 quedó para la historia de la ciudad con motivo de la salida extraordinaria del Señor del Gran Poder a la catedral para presidir la misa estacional de clausura del jubileo de las hermandades y cofradías de la archidiócesis.

Tanto su traslado al seo hispalense como su regreso a la basílica congregó a centenares de miles de personas, en unas de las procesiones más multitudinarias que se recuerdan, junto a la de la Esperanza Macarena en 2014 y la de la Esperanza de Triana en 2018.

El traslado del Señor del Gran Poder a la catedral

El traslado del Señor del Gran Poder se adelantó un día, al jueves día 3 de noviembre de ese año debido a las malas previsiones meteorológicas que existían el viernes día 4.

Numeroso público se agolpó en plaza de San Lorenzo desde varias horas antes de su inicio de la procesión. A las 19.00 horas se abrieron las puertas de la basílica del Gran Poder para que comenzase a discurrir un cortejo formado por cinco tramos con unos setecientos hermanos portando cirio color tiniebla. Media hora más tarde salía en su paso el ‘Señor de Sevilla’. Recorrió los metros que le separan de la parroquia de San Lorenzo y realizó su saludo a las hermandades del Dulce Nombre y de la Soledad.

Continuó por Conde de Barajas, Jesús del Gran Poder y Santa Bárbara. A partir de ese punto, la corporación comenzó a recorrer diferentes calles que no lo hacían desde 1966.

Visitó a las hermandades de Santa Marta y Araceli, cuyos estandartes estuvieron en la puerta de la parroquia de San Andrés. Unos metros más adelante, hizo lo propio con los Panaderos en su capilla de la calle Orfila.

Después de transitar por la calle Orfila, se adentró en Cuna para llegar a una plaza del Salvador atestada de fieles y devotos para contemplar esta estampa del nazareno con la iglesia colegial.En la puerta principal del templo esperaban las representaciones del Amor, Pasión, Rocío de Sevilla, San Isidoro y la Salud.

Discurrió por Entrecárceles, plaza de San Francisco, Hernándo Colón, Alemanes y Placentines para llegar a la plaza Virgen de los Reyes. La cruz de guía entró en el primer templo de la ciudad sobre las 21.00 horas, mientras que el paso lo hizo unos cuarenta minutos más tarde bajo el repique de las campanas de la Giralda, dejando así una de las imágenes más recordadas por los presentes.

El regreso triunfal a su basílica

Tras presidir en la tarde del sábado 5 de noviembre esta misa de clausura por el año de la Misericordia, en la mañana del domingo día 6 de noviembre, la imagen del Señor Jesús del Gran Poder realizó el regreso a su basílica, congregando a más de 220.000 personas.

A las 11.00 horas se abrió la puerta de San Miguel del seo hispalense, iniciándose así un traslado multitudinario su vuelta con un itinerario histórico. Tras un cortejo de unos 800 hermanos portando cirio repartidos en seis tramos. Tras cruzar el dintel de la puerta enfiló una avenida de la Constitución repleta de personas acompañando a la imagen.

Uno de los momentos más emotivos se vivió en el ayuntamiento donde la Banda de Música Sinfónica Municipal de Sevilla interpretó las marchas ‘Ione’ y ‘Sevilla Cofradiera’, además del rezo del Padre Nuestro, convirtíendose en una estampa histórica y nunca vista por los allí presentes.

Tras saludar el consistorio hispalense, el cortejo transitó por Granada, Entrecárceles, Álvarez Quintero y Villegas, para llegar a la Cuesta del Rosario. En ella se pudo escuchar una saeta de Manuel Cuevas al paso del Señor del Gran Poder.

Continuó por Jesús de las Tres Caídas, plaza de la Alfalfa, Boteros, Sales y Ferré y plaza del Cristo de Burgos, llegando así a la plaza de San Pedro donde se encontraba la Escolanía Salesiana de María Auxiliadora para la interpretación por medio de las voces de sus niños una serie de cánticos  al Señor de Juan de Mesa.

Prosiguió por la calle Santa Ángela de la Cruz. Las hermanas de la congregación esperaron a las puertas de su convento para ver al Señor por primera vez desde su convento. Seguidamente el paso del Señor hizo lo propio al convento del Espíritu Santo.

San Juan de la Palma fue otro de los enclaves. Se pudo ver con una fila de hermanos con cirio de la Amargura en la puerta lateral del templo que estuvieron abiertas de par en par. Además, se procedió a la apertura del atrio situado en la plaza de Madre María de la Purísima para los hermanos de la corporación del Domingo de Ramos así como de las entidades de la Cabeza y Montemayor.

Los sones de la Banda de Música Cruz Roja se pudieron escuchar a su discurrir por delante de la capilla de Monte-Sión en la que se podía ver a la dolorosa del Jueves Santo aún en su palio de traslado. ‘La Madrugá’ y ‘Nuestro Padre Jesús’ fueron las dos marchas escogidas para recorrer este tramo de la calle Feria, siendo otro de los momentos históricos por la entidad.

Conde de Torrejón, Alameda de Hércules, Santa Ana, Santa Clara y Eslava fueron las últimas calles por las que transitó el Señor del Gran Poder antes de llegar a una plaza de San Lorenzo abarrotada de público antes de la llegada de la cruz de guía.

A las 15.45 horas se abrieron las puertas del templo para la entrada del cortejo. Más tarde hizo lo propio el Señor del Gran Poder, donde además se le cantó una saeta. El repique de campanas de fondo y una fuerte ovación del público tras su entrada cerró una salida extraordinaria que será por siempre recordada por todos los sevillanos.

Vídeos: Carlos Iglesia, Salvador Quevedo y Rodo Janeiro.

Fotografías: Ángel García.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s