A cuentas con… las diferencias en Sevilla

Publicado por

“A esta es”…

Sevilla es diferente. Sevilla es otra cosa. Sevilla despierta en ti, sentimientos  nuevos.

Estas pueden ser afirmaciones que se repiten con mucha asiduidad entre los  sevillanos, y quizás, entre algunos no sevillanos también. Y, bajo mi punto de vista, dichas afirmaciones son correctas en un sinfín de ocasiones.

En tiempos de pandemia, de fallecidos, de enfermedad, de enfermos, de distancia  social, de mascarilla que nos cubre la cara, tiempos en los que comenzamos a aprender a  hablar con la mirada, la ciudad sabe lo que es explicarse con la vista, la ciudad siempre  ha sabido enseñarse para que la mirada de los demás la disfruten.

Un Domingo de Ramos no se explica, se ve, se disfruta. El bullicio de sus calles,  la alegría de sus gentes, el ir de un sitio a otro, sin rumbo, pero con destino, todo eso no se puede explicar con las palabras, menos aún si una mascarilla nos tapa media faz, la  mirada es nuestra lengua ahora y esa lengua la ciudad la domina como ella sola.

La ciudad y un pequeño y reducido grupo de privilegiados que conocen esa lengua  y cada poco tiempo nos enseñan que con su trabajo y nuestra mirada como cómplice,  pueden convertirse en el binomio perfecto para el disfrute.

¿Qué hacía donde voy con esta disertación? Ahora lo explico. En estos días hemos  disfrutado de altares en varias hermandades para la celebración de festividades como la veneración de la Santa Cruz o el día de la Virgen de los Dolores. Me voy a  detener en tres de ellos y de los cuales tenéis un completísimo reportaje fotográfico en las  páginas de nuestra web.

El Señor de la Sentencia de la Macarena, colocado en el presbiterio del templo con la cruz de guía de la hermandad a su espalda.

El Cristo de la Exaltación en el altar mayor y flanqueado por la Virgen de las Lágrimas y San Juan Evangelista.

Y por último, el espectacular Cristo del Amor levantado sobre un majestuoso calvario de flores en el crucero de la colegial del Salvador, bajo la bóveda principal y  enmarcado en el grandioso retablo del templo, acompañado de la Virgen del Socorro en  un Stabat Mater grandioso.

En tiempos de no salidas, en un año sin cofradías en la calle, en momentos de distanciamiento social del sevillano con sus imágenes, estos momentos se agradecen el  doble o si me apuran el triple.

Es por eso que vuelvo a reincidir en el tema, es más que probable que no tengamos  una Semana Santa con pasos e imágenes en las calles, pero señores del Ayuntamiento,  Consejo y hermandades ¿no es posible celebrar la Semana Santa en los templos con  nuestras imágenes? Yo estoy convencido que sí. Lo visto estos días me lo ha confirmado.

Y ustedes ¿Qué pensáis?.

“bueno, pararse ahí” 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s