Fachadas

Publicado por

Paredes derruidas por el normal transcurrir temporal,
Caliches poco adheridos a la superficialidad,
Azulejería vestiste y calcomida.

Arterias visibles y muy trabajadas,
Circulación anecdótica,
Escasez al fluir.

Caminos complicados de acerado bélico,
Adoquines desordenados,
Montículos de origen arcilloso adornan el solar.

Limes provisionales arrumbados,
Se escucha el tic tac con el que golpean las alíuotas de dichos montículos nuestro cerebro.

La vida transcurre y este Rey Santo os recuerda que para gozar de arrugada superficialidad dérmica debéis cuidaros como ese casón que sobrevive airoso a la totalidad de eventualidad que le asilan y ahí sigue izado.

Cuídate, Sevilla…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s