Adherido a la cordura

Publicado por

Entre la maleza arbórea de mi Novedosa Plazuela acontece este Rey Santo con la fidelidad por pendón manuscribiendo lo que procede, ante la imposibilidad de huir de las cálidas sensaciones térmicas que rigen el devenir inmediato del reino.

Sevilla le da los buenos días al verano y a esta normalidad a la que debemos adaptarnos inmersa en sus costumbristas temperaturas, las huidas posibles hacia el mar y el colorido más impactante.

Ante la presencia de alícuotas acuosas salinas alrededor de mi corpúsculo, y en el gozo diario de la festividad de San Luis Gonzaga, el que fuera proclamado patrón de la juventud por Benedicto XIII, versaré a la misma.

Anhelados infantes, negatividad ante la caída en lo establecido, en la demagogia y las sentencias temporales que, escondidos en la idiotez, pretenden realizar extraordinario lavado cerebral. Explicome: durante el normal transcurrir de la septenaria, he vuelto a otear información en la que se tildaba a conquistadores y reconquistadores en asesinos, violadores y demás epítetos huecos, caídos y vacíos de contenido. He visto peligrar la efigie de mi anhelado Cristóbal allá por territorios condales y la totalidad se debe a que halló, por el azar que describen las hojas manuscritas a bordo y posteriores recuerdos, territorio externo a aquella España y evangelizó.

Este Rey Santo posee una dubitativa expresión que comparte: ¿acaso el ser humano actual posee la maquinaria para regresar a lo pretérito y hacer y desarrollar una novedosa historia sin acontecimientos bélicos, sin casuísticas dañinas entre humanos e instaurar la utópica y pacífica temporalidad de manera infinita y que transcurra en el tiempo hasta nuestras fechas?

Por gozo, este Rey Santo posee una amplísima y de espesor superlativo que lo envuelve y resbala por mi ser semejante contenido.

¡Infantes, jóvenes! Instrúyanse en las nobles ciencias y las bellas letras, y donen su adquirido carácter crítico para, en un futuro venidero, administrar con fiereza el sentido común y la lógica para bien de la totalidad.

Finaliza así este manuscrito but – actualmente oteando a Chaquespeare- no desee trazar el punto que finaliza este escrito sin insistir en que sigan con las debidas precauciones de seguridad. La batalla continúa y deseo seguir contando con un ejército bien armado en cordura.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s