El misterio de once figuras que proyectó Castillo Lastrucci para el Cristo de las Tres Caídas

Publicado por

Sin lugar a dudas, el imaginero Antonio Castillo Lastrucci fue uno de los nombres propios de la historia de la Semana Santa en este pasado siglo XX.

Numerosas tallas pertenecientes en las diferentes corporaciones hispalenses son de su autoría. Destaca aún más los misterios realizados en varias cofradías, que se caracterizan por su teatralidad, reflejando de una forma fehaciente las diferentes escenas pasionistas de Jesús.

Una de ellas es la que actualmente se puede ver en el paso del Cristo de las Tres Caídas, de la Hermandad de la Esperanza de Triana, aunque se muestre incompleto en relación al proyecto inicial

El primer boceto de Castillo Lastrucci y su proyecto final

Tras la conclusión de la Semana Santa de 1937, se presenta en cabildo de oficiales diversas fotografías del boceto que realiza Antonio Castillo Lastrucci para el misterio de las Tres Caídas.

Este misterio constaría de un total de once figuras, que serían las siguientes, tal y como figura en el texto del contrato de ejecución: “Simón de Cirene, santa María Magdalena postrada a los pies del señor, mujeres del pueblo con dos niños, uno de ellos en sus brazos, que mira como pasa el señor, mujer de rodillas con los brazos levantados hacia el señor, soldado que tira de una cuerda amarrada a la cruz del señor, centurión a caballo dando órdenes y judío o sayón negro maltratando al señor”.

Hasta 1938 no se presenta en cabildo extraordinario, donde acabará siendo aprobado por los hermanos de la corporación. Además en ese mismo se aprueba la ampliación del paso, cuyos trabajos fueron realizados por José Rodríguez Carrera.

Tal y como figura en la rúbrica de contrato firmado por el imaginero se comprometió a “entregar el mayor número de figuras para el misterio para septiembre de 1939”. Aquel año solo se pudo estrenar la figura de Simón de Cirene que procesiona en la actualidad, además de la ampliación del paso y una nueva cruz arbórea.

Denegado por parte de la comisión diocesana de arte

A pesar de ello, no se culminó ya que el proyecto fue denegado en 1940 por la comisión diocesana de arte. El motivo no era otro que “resultaba muy recargado“, rechazándose varias propuestas dadas por la propia corporación.

Finalmente se aprueba la ejecución de la mujer hebrea con los niños (1941), el esclavo etíope (1941) y el centurión a caballo (1942) en una disposición similar a la actual. Además estos años coincidieron con el regreso de forma definitiva a su capilla de los Marineros.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s