Diálogos reales (y santos)

Publicado por

Nunca aconteció ensoñadora imagen donde surgiera un diálogo entre retratista y retrato. El genial Fernando Vaquero se sumergió en un sueño de fantasía, pleno de magia y entre sensatas y precisas pinceladas, se le escuchó exclamar ante su lienzo, vocablos entrelazados e incluso una voz varonil, con cierto lenguaje poco del calenda a calenda…

FV: Majestad, son más de 700 años de felicísimo matrimonio con Doña Beatriz, ¿cuál es el secreto?

RSF: Mi muy anhelado retratista, es para este Rey Santo un gusto poder gozar de este instantáneo proceso temporal de extremo sentimiento relajante, donde nuestras verborreas se entrelazarán creando unicidad tan mágica como impensable. Deme una pincelada oscura acá que preveo la aparición de algún píloro blanquecino.

FV: Con todos mis respetos, no me ha contestado usted aún a la clave del éxito del amor.

RSF: Beatriz, mi Bea, sempiternamente fue una dama muy bella y conoce aquello que acaece que se promulga por el populacho de que tras un Gran Rey, aparece una señora que se dedica a reñirle. No cabe dubitativa sentencia; en eventualidades posee ella la razón y en las demás, el erróneo es este Rey Santo. ¡Disculpe! Nada como una gran Reconquista para potenciar ese sentir inexplicable.

FV: Usted me disculpará la pregunta pero… pasan los siglos y su hijo Don Alfonso sigue viviendo con sus padres, incluso duerme en la misma habitación, ¿cómo se lleva eso, Majestad?

RSF: Alfonsito es muy aplicado, nos salió con un alto grado de inteligencia -es fiel reflejo de su padre- salvo por el evento de que él encontró la totalidad reconquistada y se dio a la vida estudiantil, la formación y la cultura. Superlativos profesores pasaron por sus cercanías para instruir a mi pequeño infante.

Dígame usted, anhelado y pictórico artista, este Rey Santo siente ese cosquilleo por conocer el porqué -evidente por otro lado- que posee con mi presencia protagonista en sus obras.

FV: Se me ocurren muchas razones: en primer por el honroso honor de llevar su mismo nombre, hecho no casual, como ya le he contado en varias ocasiones, como aficionado a la genealogía que soy he podido comprobar que cada uno de mis ancestros ha ido bautizando a su hijo con un mismo nombre: Fernando, hasta llegar a mi, alguno que otro ha tildado este hecho de “aburrido”,o de “poca imaginación”,  a mi en cambio me parece maravilloso, imaginará entonces la importancia que ha tenido siempre el día De San Fernando en mi familia, siempre  en su día hemos visitado su urna, siempre lo hemos celebrado y siempre lo haremos. En segundo lugar mi familia paterna es devotísima de la Virgen de los Reyes, en tercer lugar es el patrón de mi ciudad, en cuarto lugar vivo en Dos Hermanas ,de grandísimo recuerdo para usted (véase mi cartel de la romería de Valme 2018), podría seguir: el cartel que me sirvió como trampolín para darme a conocer fué aquel del Corpus 2016, aquel orbe con su santa mano a la que tanto debo…y podria seguir aun mas, por ejemplo, el bachillerato lo estudié en el colegio Alfonso X el Sabio y espero seguir, si, espero seguir porque si Dios me da un hijo varón no dude usted en el nombre que le pondré

Goza usted de la mejor residencia de la ciudad , ¿cómo es vivir en una catedral?

RSF: Directamente tal cual usted lo describe; una gozada. Desconoce usted la felicidad que posee este Rey Santo de pasear en nocturnidades serenas por esos pasillos catedralicios, mientras los fieles portadores de Cristobal titubean en cuanto a la colocación del 6 doble mientras el insigne marinero entretiene a mi Alfonso con sus batallas de supuesta piratería salina.

FV: Se lo he dicho en alguna ocasión, no todo el mundo llega a esa edad con tan buen aspecto, podría revelar a la audiencia sus trucos de belleza?

RSF: Anhelado retratista, promulgan que la rugosidad es belleza y mi actual estado denota un estilo vetusto que imprime carácter -cual sacerdocio en la temporalidad-

Las súbditas del reino aman ese aspecto varonil y seductor de un señor adulto, que apenas supera las ochocientas anualidades.

FV: Ya que hemos hablado hasta ahora de asuntos terrenales hagámoslo ahora de los celestiales: Sé que su debilidad es la Virgen de los Reyes pero seguro que tiene alguna debilidad cofrade…

RSF: Exaltaría a la terna de vendavales mis anhelos de mayor profundidad pero entienda que sigo en el motor de sentimientos de la totalidad de súbditos y vasallos del reino y reinaré por siempre en igualitario amor. Aún de esta manera, he de expresar mis sensaciones más extraordinarias al ver al Señor del Reino con su lento y constante caminar, cargando con la Cruz de todos los que nos consideramos hijos suyos; con el dulce y majestuoso tintineo de esa techumbre armoniosa que cubre toda esa Esperanza que llega de más allá del Arco. Pero, y ¡quién no se iza de la Urna al ver pasar al Cachorro! Mi pecho sufre pérdidas de oxígeno al contemplar la talla de Ruiz-Gijón…

Serían tantas las sensaciones que se sienten la rezarle a todas y cada unicidad de Ellas…

Como Rey Santo, le versaré un secreto; lo que realmente adquiere carácter de nirvana, como algunos exaltan para denominar un estado de superlativa espiritualidad es el fijar la visibilidad en cada par de ojos nazarenos anónimos y perder la noción de la caída de gránulos arcillosos en ellos. Sentir en mis adentros esa devoción, cada rezo, cada petición. Esos pequeñajos infantes de la manita de su papá Nazareno portando cestitas acaramelados inundadas de postales de sus Titulares, esos diminutas varitas que se convierten un columnas hercúleas para muchos,… Amo cada detalle por insignificante que puedan creer muchos.

FV: Majestad, mucho se habla de que la procesión del Corpus debería llevar música, ¿se vería usted con una banda detrás de su paso?

RSF: ¿Se imagina a este Rey Santo danzando allá en lo alto? El mundo dejaría de estar en mis manos, a total seguridad.

Chanzas a un lime, y mientras la musicalidad sea apropiada para acompañar al mismísimo Jesús Sacramentado y no se perturbe el maravilloso y majestuoso y superlativo ambiente de festividad respetuosa, este Rey Santo lo aceptaría de buen agrado.

Y usted, anhelado tocayo, una columba mensajera aconteció cargada de nuevas con vos de auténtico protagonista, ¿qué retratos y motivos tiene programados? ¿Algún modelo tan apuesto como este Rey Santo?

FV: Pues verá usted, en estos momentos me encuentro realizando un cuadro catedralicio en el que de fondo aparece su amada Beatriz, desgraciadamente tambien tenía un cartel en el que iba a incluir un motivo fernandino pero que debido a esta pandemia se ha postergado hasta no se sabe cuando. Aparte de esto tambien estoy realizando un cartel para una sevillana hermandad que se anunciará próximamente, otro que irá para Almería y varios encargos particulares que veran la luz en los próximos meses

FV: Sigamos con las dudas, Majestad, lo del NO8DO siempre me pareció una genialidad, ¿cómo se le ocurrió?

RSF: Se le atañe a mi anhelado Alfonso; las evidencias de su sabiduría traspasan limes y proliferan las anécdotas. Esa rabiosa maraña perfectamente compuesta fue ideada por este Rey Santo que versa con usted, aunque sabrá guardarme el secreto para que así siga siendo mi primigenio el que goce del prestigio. Ya sabe, un padre está cualificado para la totalidad si es para disfrute de sus ramificaciones humanas.

RSF:Anhelado artista, se versa en demasía de su cartel de Primavera de esta anualidad. Se ha convertido en un acartelado piropo gráfico para coleccionistas y seguramente cuando salga impreso todos querrán el suyo para su caseta, algunos hablan ya de que pasados los años ese cartel aumentará exponencialmente de valor por lo artístico que encierra unido a lo premonitorio… no quiero beneficios económicos (Dios libre a este Rey Santo de tales recaudaciones) pero, ¿no cree usted que debiera usted contar ya el secreto de su último éxito?

FV: Sí, Majestad, creo que ha llegado el momento de desvelar nuestro secreto: yo no vaticiné nada, fue usted, gracias a su experiencia en estos temas quien me contó la profecía que estaba por llegar. Es cierto; la idea me la dio usted y yo solo tuve que componerla y desde aquí le agradezco aquella ayudita.

RSF: Se oyen pasos en las lejanías más próximas, caprichoso retratista, sabido es que de mi urna no me sacarán por el maldigo virus ese que se apropia de una coronación extraordinaria que no es competencia suya. Le deseo unas gozosas fechas y gratitud superlativa e infinita por esta alicuota temporal de placer tertuliano.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s