La crónica audiovisual de la Madrugá de 2019

Publicado por

La Madrugá hispalense destacó por la ausencia de incidentes graves, donde los diferentes cortejos procesionales pudieron hacer su estación de penitencia sin ningún problema. La amenaza de la lluvia en las primeras horas de la mañana hicieron que los cortejos de la Macarena y la Esperanza de Triana adelantara su horario de recogida, o inluso su recorrido.

El Silencio

De forma puntual, a las 01.00 horas se abrieron las puertas de la iglesia de San Antonio Abad para el inicio de la estación de penitencia del Silencio a la catedral.

La corporación fue la primera en llegar a la Carrera Oficial, con sus dos pasos. El primero el del Señor Nazareno con su cruz de carey y la túnica realizada en el taller de Olmo, y el segundo de ellos el de la Virgen de la Concepción acompañada de san Juan Evangelista con su paso palio de plata y el bordado basado en basílica de San Marcos de Venecia.

Ambas andas procesionales están acompañadas en todo el recorrido por música de capilla interpretando en numerosas ocasiones las ‘Saetas del Silencio’. Lirios morados para el nazareno y azahar para la dolorosa, son el tradicional exorno floral que presenta cada año.

El Gran Poder

Desde San Lorenzo puso hizo su estación de penitencia la Hermandad del Gran Poder un cortejo formado por hermanos con túnica de ruán negra.

Este año el ‘Señor de Sevilla‘ acompañando lució túnica lisa. La Virgen del Mayor Dolor y Traspaso llevó este año su manto azul realizado por Garduño en 1991 y la saya burdeos de los cardos del siglo XIX. Entre los estrenos de la corporaciones destacan la de los faroles del paso del nazareno.

La Macarena

A las 00.00 horas se abrieron las puertas de la basílica de la Macarena comenzando a salir un cortejo integrado por más de 3.000 personas vistiendo el hábito nazareno característico con antifaz morado de terciopelo para el paso de misterio; y de antifaz verde, también de terciopelo para el paso de palio.

En el primero de ellos, el Señor de la Sentencia portó la túnica conocida popularmente como ‘de los ochitos’ bordada en 1944 el taller de José Caro y los clásicos sones de la Banda de Cornetas y Tambores Centuria Romana además del cuerpo de armaos de escolta. La Virgen de la Esperanza lució el manto de malla o ‘camaronero’, de Juan Manuel Rodríguez Ojeda del año 1900 y la saya ‘de los volantes’, con diseño de Ignacio Sánchez Millán y bordada por Victoria Caro entre 1936 y 1937, estando acompañada por la Sociedad Filarmónica Nuestra Señora del Carmen de Salteras.

La amenaza de precipitación en las horas matutinas del Viernes Santo hizo que la cofradía acelerara levemente su transitar, adelantando su entrada a la báslica en treinta minutos.

El Calvario

La última en salir a las 03.40 horas fue la Hermandad del Calvario con el crucificado de Ocampo y la Virgen de la Presentación.

Silencio y recogimiento rodea a esta corporación durante todo el recorrido, donde volvieron a salir por la puerta que da a la calle Cristo del Calvario. Este año cabe destacar la restauración de las caídas del paso de palio, que corrieron a cargo de Jesús Rosado. Exorno floral de claveles rojos y lirios morados en el titular cristífero y clavel blanco en su totalidad para el palio de cajón de la dolorosa.

La Esperanza de Triana

Desde el viejo arrabal trianero, a las 02.00 horas, comenzaron a salir desde la capilla de los Marineros, el cortejo procesional de la Esperanza de Triana.

El Cristo de las Tres Caídas lució la túnica morada de terciopelo, estreno de este año, bajo los sones de su formación, la Banda de Cornetas y Tambores Santísimo Cristo de las Tres Caídas. Cabe recordar que la conjunción entre la formación y la cuadrilla de costaleros ha sido distintiguida hace unos días con el premio Demófilo.

La Virgen de la Esperanza llevó el manto diseñado por Juan Borrero ejecutado en 1992 en el taller de Sobrinos de Esperanza Elena Caro, y la saya de Olmo, restaurada este año, además de la toca de Benjamín Pérez. La Banda de Música de Nuestra Señora de la Victoria de las Cigarreras se estrenó en la Madrugá tras la dolorosa, aunque ya la acompañó en la salida extraordinaria del pasado año 2018.

La corporación decidió acortar su recorrido a la vuelta, para hacerlo directamente por Pureza desde la plaza del Altozano, suprimiendo su discurrir por la capilla de la Estrella o la real parroquia de Santa Ana.

Los Gitanos

Para finalizar, la Hermandad de los Gitanos fue la última en llegar a la catedral hispalense para hacer su estación de penitencia. Este año, la corporación llegó a la Carrera Oficial pasando por Javier Lasso de la Vega y Trajano.

Uno de los estrenos mas destacados fue la incorporación de la túnica bordada del Señor de la Salud. Se trata de una recuperación histórica de la antigua túnica que desapareció en el incendio de San Román de 1936. Rafael de Rueda reprodució el diseño de esta pieza a base de las diferentes fotografías y realizada por el taller de los Sucesores de Elena. Fue donada por un grupo de hermanos en el año 2017. El paso estuvo acompañado por su formación, la Agrupación Musical Nuestro Padre Jesús de la Salud.

La Virgen de las Angustias llevó el manto de terciopelo burdeos, conocido como ‘el de la duquesa‘. Se trata de una pieza bordada ejecutada por los talleres de Fernández y Enríquez. La Banda de Música Nuestra Señora de las Nieves de Olivares acompañó en el discurrir de la dolorosa, cerrando así esta jornada de emociones y sentimientos para todos los cofrades.

Vídeos: Carlos Iglesia, Rodo Janeiro, Salvador Quevedo y elpaliodelaesperanza.

Fotografías: Ángela Vilches.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s