La Resurrección, su primera estación de penitencia y su lugar en la Semana Santa

Este año 2019 será el tercer y último año de prueba del nuevo horario de salida de la Hermandad de la Resurrección, aprobado en cabildo extraordinario de hermanos el pasado el 8 de enero de 2017, tras la propuesta de la junta presidida por Miguel Ángel Pérez, pasando su salida de las 04.45 a las 08.00 horas.

Desde entonces han transcurrido 37 años de su primera estación de penitencia, pasando por numerosas vicisitudes, sobre todo en sus comienzos como hermandad de penitencia, convirtiéndose así en una corporación más de la nómina de la Semana Santa de la capital hispalense.

Su camino hacia su nombramiento como hermandad de penitencia

La corporación nace en el año 1969 en el colegio de la Salle-la Purísima, de la calle San Luis. Su comisión organizadora planteó formar una cofradía de penitencia, recabando por un lado la Pasión y por otro la Resurrección de Jesucristo.

En un primer momento se sugirió adquirir un crucificado y una dolorosa del convento de capuchinos, desechándose la idea. Finalmente se decidió por la imagen del señor Resucitado, ejecutado por Francisco Buiza en 1972, mientras que la virgen, bajo la advocación de la Aurora, fue bendecida en 1970, siendo obra de Jesús Santos, sustituyéndose por la actual de Dubé de Luque de 1978. A la imagen primitiva se le cambió la advocación por la del Amor, continuando como titular de la entidad.

A partir de ese momento, todos los esfuerzos se centraron en su erección como hermandad de penitencia, cumpliéndose finalmente en el año 1981 por el cardenal Bueno Monreal. Además tres días más tarde se le concede Santa Marina, que concluyó su restauración tras los sucesos de la Guerra Civil en 1970.

Las reticencias, el rechazo de diferentes ámbitos y su primera estación de penitencia

Este hecho provocó el rechazo de la mayoría de los hermanos mayores de las distintas hermandades penitenciales de la época, en el comienzo del mes de marzo de 1982. Tras la celebración de dos plenos por parte del Consejo, finalmente se pudo aprobar, aunque aquel sector crítico pidieron que hicieran su salida sin el antifaz.

La intención de la corporación era realizar su salida a las 07.00 horas, pero desde el cabildo catedralicio se determinó, por ese año y de manera experimental, su llegada al seo hispalense antes de la misa de Pascua de las 09.00 horas, obligando a adelantarla a las 05.30 horas, manteniéndose en ese intervalo hasta la actualidad.

No fue una primera salida sencilla. Tuvo que hacerlo desde la Salle, ya que a causa de un nuevo incendio se derrumbó la techumbre del templo en 1981, finalizado estas obras en su totalidad diez años más tarde, en 1991. Además la lluvia hizo acto de presencia, teniendo que refugiarse en la catedral entrando por la puerta de Palos y regresando a su capilla desde la puerta de San Miguel.

Los intentos por salir el Sábado Santo y el rechazo del Consejo, Palacio y las hermandades

Los años 90’s estuvieron marcados por el asentamiento de la cofradía y su crecimiento, pudiendo salir finalmente desde Santa Marina, haciéndolo por primera vez en 1992 la virgen de la Aurora de Dubé.

A pesar de ello, las horas intempestivas de su salida, hizo que la entidad presidida por Juan Muñoz Jigato, se dirigiera al Arzobispado para proponer su traslado al Sábado Santo en 2005. El vicario, Francisco Ortiz, emitió un informe favorable aunque la decisión final la tuvo sobre la mesa el Consejo presidido por Manuel Román, rechazándola frontalmente, al igual que por parte de dos de las cofradías de la jornada, el Santo Entierro y la Soledad de San Lorenzo.

En 2009 se realizó un nuevo intento teniendo el mismo efecto, tanto por el Consejo de Adolfo Arenas, como por parte de Palacio con el recién nombrado arzobispo, Monseñor Juan José Asenjo. Dos años más tarde, en 2011 y tras un periodo de inestabilidad interna, Muñoz Jigato presentó su dimisión, asumiendo de su cargo el por entonces teniente de hermano mayor y actual máximo dirigente de la corporación, Miguel Ángel Pérez.

En su primera legislatura, en 2012, llevó a cabildo de hermanos la propuesta del cambio de hora de salida, similar a la actual, pero con la salvedad de que no sería a modo de prueba. Se plantearía su salida a las 08.30 horas, llegando a la catedral después de la misa de Pascua y entrando el palio de la virgen de la Aurora a las 17.00 horas. Ese ofrecimiento fue rechazado por los hermanos de la entidad.

Tanto en 2017 y 2018, la afluencia de público se ha visto incrementada notoriamente por las calles de la capital hispalense durante el discurrir de la corporación de Santa Marina dejando estampas para el recuerdo, en especial de su primera salida con las luces del alba asomando por la puerta ojival de su templo.

Será en el año 2020, cuando esta joven corporación, y tras los tres años de prueba, decidan mantener el horario aprobado o volver a iniciar su estación de penitencia a las 04.45 horas.

Vídeo: Carlos Iglesia.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s