Mal corpóreo

Publicado por

Disculpen, no puede prometer este Rey Santo encadenar algún centenar de vocablos con sentido; la humedad de la septenaria pretérita plus alguien no conocido por mí que se dejó la urna entreabierta han ocasionado ciertos desperfectos de salud, sin mayor importancia, pero que han provocado este estado latente y somnoliento en el que me encuentro.

Mi faz, mi Bella e inigualable faz se encuentra adornada por tintes bermejos nasales decidir a la fricción y eliminación de restos en cada estornudar. No encontraba pergamino acolchado de doble capa y adquirí el primigenio que encontré y carecía de ese aterciopelado sentir que acomoda como proceso.

Con este modus vital actual junto a un bloqueo cerebelar hacen de este dominical un alarde de valentía, un atrevimiento superlativo sin temor a errar y divagar, anhelando no defraudar a los más fieles lectores.

Y aún así, aquende hallome aferrado a la Esperanza; instaurado en la dualidad mastodóntica y Mariana de esta bendita tierra, de este dibujado reino. Porque nada impide, en cuerpo y/o alma estar junto a Ella y rezarle y sentirla en su óptima cercanía. Niña de la Calle Feria, por San Luis te recelan, en Triana te miman esas almas marineras.

¿Ven? Cuando en alma se exalta, no hay obstáculo que impida.

Sevilla, abríguese y goce.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s