Dudas que afloran

Publicado por

Las dudas floran e inundan este manuscrito dominical con un regusto diferente, especial, único, cual oasis en medio de un desierto perdido y sin mapa.

Dudas que parecen realidad y hacenme una tarambana manipulada por hilos de oro, flores perfectamente alineadas y música celestial para los sentidos.

¿Acaso es cierto que el Porvenir se tiñó de blanco y las palomas celosas marcharon al verse apartadas de su innegable exclusividad territorial?

¿Acaso ha habido multitud de sillas en la Sierpes repletas de infantes menesterosos de cera líquida para conseguir desbloquear el logro de una esferificación inicial que sea punto de partida a algo histórico?

¿Acaso hubo Madrugá? ¿En Gran Poder por las calles del reino? Debo estar perdiendo el cerebelo.

¿Acaso Triana se volvió marinera y luego en cuestión de fracciones temporales mínimas inundó el barrio para ver a Dios?

Fernando, deja de soñar y recuerda; todo ha sucedido y ha sido vivido y sentido, rezado y logrado y Sevilla resucitó al igual que en que estaba clavado en el Madero.

Los sueños, sueños son. Y en Sevilla se hacen realidad.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s