Alabanzas al Resucitado

Publicado por

Y se cumplió la profecía, nació, fue aclamado a lomos de La Borriquita en una entrada tan triunfal como la del Zapaterito en Campana o más, padeció por todos los barrios del Reino, fue crucificado y expirante habita Triana, y aunque nunca muere, resucitó en Santa Marina para gozo de todos.

Final de finales, gozo superlativo, la espera que tanto desespera culmina con un increíble final, de película de Óscar, con BSO de John William y el mejor de los hombres como protagonista. La película de nuestras vidas, escena a escena, con un guion adaptado inmejorable, con una fotografía para volverse majareta a los pies de La Giralda mientras suenan las bambalinas de una Madre que llora desconsolada a sabiendas que ocurrirá, pero… ¿qué madre quiere ver sufrir a su hijo?

Se cumplieron todas y cada una de aquellas sucesiones de palabras metafóricas de difícil consecución; llegaron a buen puerto y llegó en el mejor puerto; aquel donde una Tablas comunicaba el intramuros con el antiguo arrabal trianero, allá donde los equinoccios llegan cuando quiere, porque el azahar no entiende de traslaciones y desafíos de manera airada, las leyes fundamentales de la física. Por supuesto, verso sobre Sevilla.

Y Sevilla fue testigo, escena y telón, patio de butacas, anfiteatro, tablao y regidor…

Se cumplieron todo lo manuscrito, verso a verso, porque en Ti, todo rima, todo concuerda, todo es poesía.

Feliz Pascua de Resurrección. Sí, Sí… El Cachorro de Dios ha resucitado.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s