La crónica audiovisual de las veneraciones de las Esperanzas

Publicado por

A lo largo de estos últimos días, la capital hispalense ha celebrado la advocación de la Esperanza con diferentes cultos internos, destacando el de las dos principales devociones marianas de la ciudad: la Esperanza Macarena y la Esperanza de Triana.

Este año y con motivo de la pandemia del COVID-19 se ha sustituido los besamanos por veneraciones o actos reverenciales. En todos ellos se guardaron las diferentes medidas de seguridad e higiene propias, incidiendo aún más en las corporaciones que presentan mayor aglomeración de fieles y devotos.

Las veneraciones de las Esperanzas

Desde las 07.00 horas, en cada uno de los días de apertura, los hermanos han podido contemplar a la Virgen de la Esperanza Macarena en su acto reverencial, para su posterior apertura a todos los fieles y devotos. Para la ocasión, lució el manto de manto de malla o camaronero verde, una obra de Juan Manuel Rodríguez Ojeda de entre 1899 y 1900. Lleva la saya de las Virtudes Teologales de José Antonio Grande de León, presentado en este 2021 y la toca de sobremanto de Fernández y Enríquez con diseño de Antonio Garduño de 1989

La imagen estuvo situada en el presbiterio del templo. Estuvo flanqueada por dos pequeños altgares y a su espalda el sillón de la Realeza de María sobre unas escaleras con dos ángeles y flores de tonalidad blanca. Culmina este montaje con telas de damasco rojo, un umbral y diferentes lámparas de araña.

Desde la calle Pureza se ha podido visitar a la Esperanza de Triana en su veneración. Para este culto interno, la imagen llevó el manto de salida como ‘de los dragones por 1947 y la saya bordada por el taller de Sucesores de Elena Caro en 2018, además de la toca de sobremanto y la corona de su coronación pontificia.

Para la ocasión, en el altar mayor se dispuso una imagen de San José bajo un dosel cedido por la Vera Cruz de Alcalá del Río. Flores de tonalidad rosa sobre unas jarras de cerámica y además los nuevos ángeles ceriferarios escoltando a la imagen.

Desde el jueves 16 estuvo dispuesta en veneración fue la Virgen de la Esperanza de la Hermandad de la Trinidad. En esta ocasión estuvo situada sobre una tarima a los pies del altar mayor. Lució su manto realizado por el bicentenario de su hechura, bordado sobre tisú verde con diseño de Sánchez de los Reyes y ejecutado por Charo Bernardino; y una saya blanca bordada.

Tras la imagen se pudo ver tanto un dosel y flanqueado por los dos candelabros de cola.

Siguiendo con las veneraciones de las Esperanzas, otra de las dolorosas que estuvo en este culto interno fue la Virgen de Gracia y Esperanza de San Roque. La imagen se dispuso a los pies del altar mayor con su manto verde de salida y saya blanca, ambas piezas bordadas, y fajín rojo y la réplica de la medalla de la ciudad para la ocasión.

Tras la imagen un dosel con el Santo Crucifijo de San Agustín y a los lados distintos candeleros de cera blanca. Además también estuvo presente varias jarras de flores de tonalidad rosácea.

En la calle Castilla, la Virgen de la O estuvo en veneración en el presbiterio de su propia parroquia desde este sábado 18 de diciembre. Llevó sobre sun peana su tradicional manto de salida y saya blanca bordada para la ocasión. Tras la imagen, a modo de dosel se pudo contemplar la insignia del Sine Labe Concepta bajo dosel y con varias tandas de candelería, completando la escenografía con flores de tonalidad rosa.

En el Plantinar, la Virgen del Sol estuvo expuesta en veneración en la capilla anexa a la parroquia de San Diego de Alcalá. Se presentaba vestida con manto de vistas en terciopelo verde bordado, saya de tisú y corona y ráfaga plateada. Tras la imagen, y con varios candeleros se encontraba en su altar el Santo Cristo Varón de Dolores junto a Santa María Magdalena y San Juan Evangelista.

Desde el barrio del Juncal, la Virgen de la Esperanza, Reina de los Mártires estuvo expuesta para su función y veneración. En un sencillo montaje por la priostía, la imagen lucía manto verde y saya blanca y toca de sobremanto. Varios candeleros de cera blanca y flores de tonalidad rosa, tanto en las jarras como en el friso se pudieron ver, además de un dosel con el sillón de la realeza.

Desde San Martín, la Virgen de la Esperanza Divina Enfermera, titular letífica de la Lanzada estuvo en veneración en el día de su festividad. La imagen llevó manto verde y saya blanca bordada para la ocasión además del Niño que se encuentra en su vientre. Tras la imagen un dosel, la insignia del Sine Labe Concepta varias tandas de candelería y flores en tonalidad blanca.

Las otras veneraciones del tercer fin de semana de diciembre

Culminando con sus cultos, la Virgen de Guadalupe de la Hermandad de las Aguas aguardó su veneración en su capilla.

Manto azul y saya blanca bordada bordada llevó la imagen para la ocasión. Completó el conjunto varias tandas de candelería de cera blanca y con la imagen de la Virgen de Guadalupe mexicana bajo dosel.

Y en la iglesia de la Misericordia, la Virgen del Mar presidió el presbiterio del templo. Estuvo bajo su templete con manto verde y saya blanca para la ocasión.

Además estuvieron expuestas la Virgen del Amor de la Resurrección y la dolorosa de Bendición y Esperanza del Polígono Sur.

Fotografías: Carlos Iglesia, Ángela Vilches, Benito Álvarez y Marcos Rodríguez.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s