Misión cumplida

Publicado por

Este Rey Santo, absorto ante la infinidad de demostraciones gráficas de las que fue testigo en cada paso que dio el Hijo del Altísimo, carece de la cuantía precisa de vocablo por encadenar para que este dominical proceda por los cauces establecidos a priori y la totalidad radica en Él y en la jornada histórica que se marchó en un suspiro y que permanecerá inalterable en nuestros motores de sentimientos de por vida.

Dios Hijo, el Señor de Sevilla, el que aparece en los Evangelios, ayer no fue Grande su Poder, fue superlativo, mastodóntico, absoluto.

Atrás quedaron las dubitativas cuestiones acerca del Covid, de las bullas, del cofrade, de lo tibio del cristiano, de lo carente de Fe de una ciudad. Ayer se confirmaron, paso a paso, sobre sus andas, con la mayor de las humildades, como el que camina hacia su Monte Calvario, todas y cada una de las necesidades. Ayer hubo cofrades en las calles, muchos, demasiados, pero este Rey Santo afirma y se reafirma que sintió FE, devoción y rezos.

Silencios de respeto, silencios sinceros, silencios sobrecogedores. Los silencios del pueblo para Él.

La Misión acaba de comenzar y ya está cumplida; el llanto sincero, la evangelización tal vez innecesaria porque no hay que evangelizar al creyente, solo hay que darle motivos para reforzar sus convicciones y estos días van a ser para el cristiano, para el católico y que se echen a un lado los cofrades que solo hablan de cofradías porque en verdad os digo que no habéis entendido nada.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s