Culmina la restauración del traje ‘de los apóstoles’ de la Virgen del Rocío

Publicado por

EL IAPH ha culminado la restauración el traje ‘de los apóstoles’ de la Virgen del Rocío tras nueve meses de trabajos.

Desde este viernes 30 de julio ya se puede contemplar en la exposición ‘Otorga lo imposible’, que organiza la Hermandad Matriz en la Villa.

La intervención

La propuesta de intervención de los técnicos del IAPH en el conjunto textil de las hermandades, conocido también como “de los apóstoles”, se ha basado en el empleo de técnicas científicas de conocimiento y evaluación, así como acciones encaminadas a devolverle su estabilidad material.

Entre estas actuaciones han destacado los estudios analíticos para la identificación de los elementos constituyentes, la microaspiración para la eliminación de polvo y agentes contaminantes, el aspirado de partículas depositadas en tejidos y bordados, la limpieza mecánica y química de los bordados, con técnicas láser en las zonas más afectadas o la eliminación de deformaciones del tejido mediante la humectación e hidratación de la fibra para devolverle su flexibilidad. También está prevista la fijación y reintegración cromática, la fijación de hilos sueltos del tejido y del bordado, y la limpieza superficila, química y protección final en los marfiles y el metal.

La familia Vela ha sido quien ha donado el coste total del presupuesto de la intervención de los trabajos de restauración del conjunto textil de la Virgen del Rocío.

El traje ‘de los apóstoles’

Este traje está compuesto por el manto y vestido de la Virgen, integrado por saya, cuello, pecherín, mangas y sobremangas; y el vestido del Niño, compuesto por túnica y mangas, forma parte del ajuar que atesora la Hermandad Matriz, titular de un amplio y variado patrimonio cultural, protegido como Bien de Interés Cultural (BIC) en el Catálogo General del Patrimonio Histórico Andaluz (CGPHA).

Diseñadas por Joaquín Castilla Romero y confeccionadas en el taller de bordados del convento de Santa Isabel de Sevilla, entre 1950 y 1961, estas piezas, que han sido restauradas en el departamento de Textil del IAPH, están realizadas en tejido tisú de plata con bordados de hilo metálico y de seda de colores. Las cabezas de querubines en marfil del manto son de Juan Miguel González y la paloma del Espíritu Santo, en plata, es de Seco Velasco.

Fotografía: Hermandad Matriz de Almonte.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s