San Jacinto recupera el esplendor de su capilla sacramental, una de las grandes joyas del tardobarroco

Publicado por

Hace unos días ha culminado la restauración de la capilla sacramental de la parroquia de San Jacinto, una de las grandes joyas del tardobarroco.

Esta intervención ha contado con la dirección técnica del conservador-restaurador Carlos Peñuela Jordán. En estas tareas también han estado los conservadores-restauradores Ana Marín López y José Carlos Córdoba González. En las labores de talla, carpintería y tratamientos de desinsectación de los soportes lignarios ha participado el maestro carpintero Enrique Gonzálvez González.

Por otra parte este proyecto ha contado con la participación de diferentes alumnos, bien recién egresados por la Universidad, en último curso del Grado de Conservación y Restauración de Bienes Culturales de la Universidad de Sevilla o bien de complemento a estudios de diferentes Máster en el ámbito de la Conservación y Restauración del Patrimonio en las  Universidades de Valencia y del País vasco. Se trata de Marta Rodríguez Vela, Carmen Bellido Aparicio, Francisco Jesús Luna Ramos, Alicia Lagares Caro y Andrea Montero Gandullo, respectivamente.

Los trabajos de restauración en el retablo y en la imaginería

Con respecto al retablo y a la imaginería, estos trabajos han consistido en un estudio organoléptico con Luz Normal, rasante, ultravioleta y análisis estratigráfico de diferentes estratos polícromos, limpieza superficial de suciedad adherida y polvo fijación de los estratos polícromos con el uso mediante impregnación por brocha e inyección de adhesivos y resinas acrílicas y otras de origen orgánico y proteico y en la desinsectación por impregnación e inyección de diferentes soluciones y métodos para tratamiento barrera antixilófagos.

Posteriormente se hizo una limpieza química, tras diferentes test de solubilidad utilizados y mecánica de todo el conjunto en la que se retiraron diferentes barnices envejecidos y hollín o suciedad adherida a las diferentes policromías y películas de dorado y de color, una remoción y retirada de los diferentes repintes y policromías existentes que se encontraban enmascarando al original y consolidación estructural de los soportes lignarios tanto en el anverso como en el reverso del retablo, así como de las diferentes tallas y/o esculturas.

Prosiguió con la reintegración volumétrica de diferentes piezas a lo largo de todo el retablo, estucado y enrasado de todas las lagunas de preparación y/o color y la reintegración cromática de las lagunas existentes en dos fases y dependiendo de la zona (una primera fase por medios acuosos con el uso de pigmentos reversibles y/o de mica, oro de ley de 23 Kilates ¾ y una segunda con pigmentos al barniz)

Para finalizar, se aplicó una fina capa de protección o barniz ajustando la maticidad o brillo del mismo dependiendo de la zona.

Los trabajos de restauración en yeserías, azulejerías y pinturas murales

En relación a las yeserías, azulejerías y pinturas murales de esta capilla, se ha hecho un estudio organoléptico con luz normal, rasante y análisis estratigráfico de diferentes estratos polícromos en los que se evidenció que en el arco toral de arranque del retablo tras las pinturas de escasa calidad de los años 50 del pasado siglo XX se encontraban en estado de conservación óptimo diferentes motivos ornamentales originales de la capilla en el siglo XVIII.

Luego se llevó a cabo una limpieza superficial de suciedad adherida y polvo, fijación general y puntual de todos los estratos pictóricos con el uso mediante impregnación por brocha e inyección de adhesivos y resinas acrílicas. Continuó con una limpieza química en un primer estadio, tras diferentes test de solubilidad utilizados y mecánica en un segundo estadio de todo el conjunto en la que se retiraron diferentes estucos, policromías, películas de dorado y de color en las yeserías que ocultaban el original del siglo XVIII, en las yeserías retirada mecánicamente en toda la totalidad de la superficie mediante la utilización de microabrasímetro especializado para tratamientos de conservación y restauración.

Continuó con la reintegración volumétrica de las pinturas murales y yeserías de todo el conjunto utilizando materiales naturales y reversibles para el original y la reintegración cromática de las lagunas existentes en dos fases y dependiendo de la zona (una primera fase por medios acuosos con el uso de pigmentos al agua, acuarelas o pigmentos de mica reversibles y compatibles con el original.

Para finalizar, se aplicó de una fina capa de protección y consolidantes naturales para las yeserías azulejerías y pinturas murales.

La restauración de la Virgen del Rosario de San Jacinto

Cabe recordar que el pasado año 2019 se hizo lo propio con la Virgen del Rosario que preside esta capilla, por parte de los mismos autores.

Para la ocasión se realizó un estudio exhaustivo con análisis de medios físicos como diferentes placas radiográficas, estudio de Tac e imágenes médicas en 3D y completo estudio fotográfico con luz normal, rasante y ultravioleta.

Se llevó a cabo la fijación de los estratos y pictórica completa, a la par que se desarrollan los trabajos de limpieza mecánica y química de todo el conjunto, remoción de antiguas intervenciones, repintes y barnices oxidados bajo catas previas y test de solubilidad empleados.

Fotogalería

Fotografías: Carlos Iglesia.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s