Finaliza el período episcopal de Asenjo al frente de la archidiócesis de Sevilla

Publicado por

Este sábado 5 de junio ha tenido lugar la misa de acción de gracias con motivo de la despedida del entonces arzobispo y actual administrador apostólico Juan José Asenjo al frente de la archidiócesis de Sevilla tras casi doce años.

Para esta ocasión, la Virgen de los Reyes ha presidido esta ceremonia en el altar del jubileo de la catedral. Allí permanecerá hasta la esperada toma de posesión del nuevo arzobispo hispalense, José Ángel Saiz Meneses el próximo 12 de junio.

A la ceremonia de despedida acudieron el cardenal y arzobispo emérito de Sevilla, los arzobispos de Granada y Burgos y los obispos de Cádiz–Ceuta y Córdoba, el clero diocesano, autoridades civiles, militares, judiciales y académicas, religiosos y feligreses de la Archidiócesis

La despedida de Juan José Asenjo al frente de la archidiócesis

En la homilía declaró que “me despido de la Iglesia de Sevilla, a la que quiero seguir sirviendo con el lenguaje discreto pero eficacísimo de la oración por todos sus miembros. En la plegaria, queridos hermanos y hermanas nos encontraremos cada día”, reflexionó.

Fue un agradecimiento constante a Dios, “autor de todo bien”. Porque, “a su providencia amorosa debo todo lo que soy, el don de la vida, la vocación cristiana, el don del bautismo y la merced siempre inmerecida del sacerdocio y el episcopado. Debo también el privilegio de haber nacido en el seno de una familia cristiana sencilla, que me inició en la fe y la piedad”.

También pidió perdón a Dios y a los hermanos por sus deficiencias y debilidades que hayan podido ofender por sus acciones u omisiones. “Confieso que Jesús ha sido en estos años el corazón de mi vida”.

Al inicio de la eucaristía Teodoro León, vicario general de la Archidiócesis, dirigió unas palabras a Asenjo al término de su pontificado. “Solo Dios sabe lo que ha sembrado en el corazón de la diócesis, su lema episcopal nos recordó que toda su vida estaba impregnada en la gracia de Dios. Nos dejaba muy claro que lo nuestro no es sobresalir, sino, servir. Ha servido con constancia y tesón en la Archidiócesis de Sevilla. Le damos gracias por el don y misterio. Gracias por sus oraciones por nosotros. Por sus trabajos, esfuerzos, iniciativas, desvelos”.

Fotografía: Archisevilla.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s