Las sombras de la Semana Santa de Sevilla de 2021

Publicado por

No todo ha sido un camino de rosas en esta Semana Santa tan especial y atípica. Alguno de los altares, por desgracia, no dieron el resultado esperado.

Pero más allá de ello, hubo también algunos fallos en la organización de acceso a los templos: interrupciones de las colas por visitas institucionales, masificaciones en algunos momentos o los horarios restrictivos en algunos templos. Algunas exposiciones tampoco se quedaron atrás en este sentido.

Pero más allá de todo eso, los cofrades han tenido la sensación de haberse perdido un año de trabajos para abordar la tan ansiada reestructuración de la Semana Santa.

Altares que no dieron el resultado esperado

Si en el artículo de las luces alabamos algunos altares mostrados en la pasada Semana Santa, otros no han tenido el resultado esperado.

Algunos de ellos pecaron en exceso de figuras secundarias con una rara disposición donde la imagen titular se perdía de la visión de los visitantes. Otros tenían tintes claustrofóbicos con el montaje de numerosos elementos en un espacio de reducidas dimensiones dentro del altar de una imagen titular.

Tampoco gustó el uso casi generalizado del corcho y flores silvestres como sustitutivo al tradicional exorno floral.

Las visitas institucionales e interrupción de las colas en los templos

A lo largo de la visita a los altares de los diferentes se formaron grandes colas en muchas ocasiones, algo que entraba dentro de lo previsible en esta Semana Santa tan atípica.

A pesar de ello, algunas de ellas el flujo de entrada a los templos llegó a cortarse por momentos en muchos templos por las distintas visitas institucionales, ya sea por la presencia del arzobispo con miembros del Consejo o de distintas autoridades civiles como el Ayuntamiento e incluso de partidos políticos opositores. En algunos casos, esta interrupción alcanzó los veinte minutos de duración, conllevando al aumento progresivo de la cola y por consiguiente, a una mayor concentración y el aumento de riesgo en la actual situación de pandemia.

¿Era realmente necesario este tipo de visitas en horarios de las veneraciones de los visitantes interrumpiendo la cola? ¿No se podía haber habilitado una hora determinada para estos casos y de manera privada para impedir el flujo de visitas de los distintos cofrades que allí se encontraba? Si es que «donde manda capitán…»

Las masificaciones y falta de control en algunos monentos en el interior de los templos

Ya mencionamos en el artículo de las luces la buena gestión llevada a cabo en la organización de flujo de personas en los diferentes templos.

A pesar de ello, tal y como se pude ver en algunas fotografías a través de las redes sociales, en algunos de ellos no se cumplió lo estipulado y se vio un discurrir caótico de las personas, formándose corrillos en torno a las imágenes y dificultando el paso en determinados momentos para los que estaban cumpliendo las medidas. Un lunar que en mayor o menor medida, se subsanara, pero evidenció algunas deficiencias en estas situaciones.

La poca duración de la visita de algunos altares en Semana Santa

Por fortuna fue una minoría, pero ha ocurrido. Los horarios restrictivos de visita de algunos altares hicieron que se complicara poder presenciarlos in situ, y consucuentemente, ocasionaron las mayores aglomeraciones de personas.

Algunos solo duró medio día, ya que la tarde estaba reservado a los hermanos, desmontándose seguidamente. Otros llegaron a congregar hasta ocho misas coincidiendo con el día que debía salir la cofradía. Una hermandad tuvo que desmontar el suyo dos días antes de la celebración de los Oficios «por recomendaciones del arzobispado». Y no hablemos del párroco que cerró el templo para las visitas desde el Viernes Santo.

Cabe destacar que las hermandades son totalmente ajenas de estos hechos y se ven condicionadas, en algunos casos por el párroco y otros por las directices de Palacio. Evidentemente, la celebración de los Santos Oficios es primordial en la liturgia cristiana donde se conemora la Pasión, Muerte y Resurrección del Señor, y con la presencia al Santísimo. Pero… ¿de verdad son incompatibles estas celebraciones con el montaje de altares efímeros de imágenes de gran valor devocional entre sus hermanos? ¿Molestan este tipo de altares con las diferentes misas? Parece que sí en un sector de Palacio, viendo estas conductas totalmente evitables.

«La Semana Santa íntima»

Como todos sabemos, esta Semana Santa de 2021 no se pudo realizar las estaciones de penitencia a la catedral de las diferentes cofradías por la pandemia del COVID-19, llevándose a cabo cultos y actos alternativos.

Al parecer a ciertos ‘periodistas’, sentados en sus respectivas poltronas como auténticos guardianes de la verdad suprema y absoluta, se han mostrado meramente satisfechos con este modelo de «la Semana Santa íntima» y no se esconden en admitir que no le importaría que se repitiese en los próximos años. No les gustarán ver un paso en la calle bajo ningún concepto suponemos, aunque trabajen en informar de estos asuntos durante todo el año.

Aunque lo que más indignación ha llegado a producir entre los cofrades es que esos conceptos sean tan bien avenidos por determinados párrocos. Un ejemplo fue la homilía que pronunció uno de ellos el Domingo de Resurrección en uno de los templos céntricos de la ciudad, donde pronunció estas palabras: «Hemos ganado en esta Semana Santa no tener procesiones en la calle…»

¿Cómo se puede decir esa desfachatez? ¿Usted sabe que la ciudad de Sevilla cuenta con una de las mayores manifestaciones de devoción popular de sus imágenes titulares por parte de la ciudadanía en el mundo? ¿Usted sabe que todas las hermandades penitenciales tienen fijadas en sus reglas hacer estación de penitencia como cultos externos? ¿Usted sabe que los que de verdad os llenan los templos de fieles y devotos en Sevilla son las hermandades y no ese tipo de homilías? Y eso sin entrar en la cultura, la historia en la tradición de siglos atrás y en los sectores y colectivos que hay detrás de manera directa e indirecta.

Esperamos que con la llegada del nuevo arzobispo José Ángel Saiz dé esos aires renovadores que tanta falta hacen en ciertos sectores de Palacio y se disponga a las hermandades en el sitio que merece como una realidad pastoral en la Iglesia hispalense. Recuperemos lo nuestro.

‘In Nomine Dei’, lo que no te contaron

A pesar de las más de cincuenta mil visitas registradas en la exposición ‘In Nomine Dei’, hubo detalles que no gustaron a la mayoría de los presentes.

La polémica comenzó incluso antes de su apertura, con el vídeo promocional emitido por el Consejo donde se ven como operarios pintaban con spray los stands expositivos donde ya habían sido colocadas las piezas, entre ellas las cartelas de ‘la Roldana’ del misterio de la Exaltación, con la consiguiente protesta generalizada en las redes sociales. La institución de San Gregorio salió del paso argumentando que se trataba de una simulación.

También hubo otras cuestiones que no gustaron. Una de ellas la clámide del Señor de la Salud y Buen Viaje de San Esteban, que se encontraba colgada en la pared de una manera poco ortodoxa el primer día de su apertura, fue momentaneámente retirada y recolocada con un busto.

Por otra parte, los visitantes a la muestra tuvieron la sensación de que las tallas de distintos ángeles y evangelistas de los pasos de una de las salas estaban demasiado sobreexpuestas, con el consiguiente riesgo de caída o daño que se pudiera haber ocasionado. También, en Semana Santa, mucha de las piezas fueron retiradas por parte de las distintas entidades para el montaje de sus respectivos altares, quedando así una exposición ‘a medias’ durante los últimos días.

Aunque sin lugar a dudas, uno de los momentos más surrealistas fue cuando una mujer le cantó una saeta al maniquí que presidía el paso de palio de la Virgen del Patrocinio ante la atónita mirada de los presentes que no entendían la situación.

La silla de Herodes Antipas de la Amargura en la exposición de los misterios

El Casino de la Exposición acogió otra exposición con imágenes secundarias de ocho misterios de la Semana Santa.

Hubo un detalle que no pasó desapercibido entre los visitantes. Fue la silla que utilizó la imagen de Herodes Antipas, de una estética actual que rompe por completo la armonía del conjunto y que fue fruto de numerosos ‘memes’. en las redes sociales.

Quizás lo más prudente hubiera sido utilizar el trono que utiliza la talla en la Semana Santa, o si no se pudiera sacar del paso, haber utilizado otro trono o silla de similares características. Detalles…

‘In Paradisum’, una exposición de bandas con pocas piezas para mostrar

Al contrario de que pasara con las dos muestras anteriormente mencionadas, la de ‘In Paradisum’ del Consejo de Bandas pasó bastante más desapercibida.

Quizás sea debido al poco número de piezas que se pudieron ver. Partituras, algunos instrumentos y un banderín fue lo que se mostró en un espacio tan amplio como el Antiquarium de la plaza de la Encarnación, quedándose la zona expositiva un tanto desangelada.

Los problemas para conseguir las entradas a las exposiciones

Aunque sin lugar a dudas, una de las grandes quejas por parte de los usuarios y visitantes fue la gestión de las entradas para acceder a las diferentes exposiciones como la de ‘In Nomine Dei’ o la de los misterios de la Semana Santa.

Se hacía a través de una página web que sufrió numerosas caídas y con problemas para poder entrar. Algunos usuarios comentaron a este medio que llegaron a estar más de una hora para intentar conectarse y conseguir algunas de las entradas disponibles.

¿Y la reestructuración de la Semana Santa en Sevilla para cuándo?

Aunque no haya habido cofradías en la calle, no deja de ser un problema que se sigue acrecentando cada vez más. ¿Cuándo se acometerá verdadera reestructuración de la Semana Santa en Sevilla?

Se tiene la sensación de que se ha perdido por completo un año para abordar esta reforma tan necesaria por parte del Consejo de Hermandades. Días cogidos entre alfileres como el Domingo de Ramos y el Miércoles Santo, quedándose en el limbo el adelanto de la salida y ampliación del recorrido de los Panaderos por la Gavidia y Alfonso XII y cómo afectaría a las Siete Palabras.

Otras jornadas como la Madrugá llevan arrastrando los mismos problemas desde hace varias décadas. Por no hablar del plan impuesto por el Martes Santo con claras deficiencias y con varios puntos conflictivos. Además de tratar las diferentes solicitudes de incorporación de la nómina a la Semana Santa en hermandades como la Misión, Pino Montano, la Milagrosa y la Corona.

¿No sería necesario abordar de una vez por todas la tan ansiada reforma de la Carrera Oficial? Planes y estudios los hay ya, pero ¿hay voluntad para hacerlo? ¿Por qué no se toma las riendas de este asunto? Y es más… ¿Se ha tratado como se llevará a cabo una Semana Santa ‘post-COVID’ con las diferentes medidas?.

Muchísimas incógnitas y a la que, hoy por hoy, no hay respuesta. Un año tirado a la basura.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s