Cofrade por la gracia de Dios

Publicado por

Por José M. Ruiz Romero.

Decía mi tío y padrino Joaquín Romero Murube, que cuando se une el sentido religioso, lo infinito hasta Dios, con el pormenor luminoso, surge la realidad más rica y específica del sevillano: La Semana Santa.

Han pasado muchos años desde el miércoles 18 de diciembre del 1946 (artículo del ABC de Sevilla) y la Semana Santa sigue siendo el sentimiento profundo que poseemos la mayoría de cofrades sevillanos. Sentimientos, emoción, recuerdos, no sabría cómo explicarlo.

La tradición familiar es sin duda el vínculo conductor que nos une a determinadas advocaciones, en mi caso, entre San Lorenzo y Triana, pasando por San Bernardo y el Señor de la Sentencia. En cada uno de esos rincones que Dios nos regaló a los sevillanos, viví intensamente el desarrollo de mi Fe, ¿quién de nosotros no se ha postrado en alguna ocasión antes su Cristo o su Virgen reclamando su ayuda en momentos difíciles de problemas particulares, enfermedad, o simplemente para dar gracias por los Dones recibidos?

Yo confieso que al Cristo de la Expiración, El Cachorro de Triana y nuestra Madre la Virgen del Patrocinio, o en San Lorenzo a mi Virgen de la Soledad los debo de tener aburridos, por eso siempre digo que soy Cofrade por la Gracia de Dios.

Y me pregunto como cofrade si hay algo más medido, estatuido, más organizado al por menor que las cofradías religiosas sevillanas, y me refiero como dice mi padrino a todo, a las cofradías como asociación de personas vinculadas a un infinito y a las cofradías externas, bordados, ceras, tallas, exorno, artesanía, en resumen, todo aquello que los sevillanos y cofrades sabemos valorar hasta el infinito, ¿sentimientos, emoción, recuerdo…?

Como os contaba anteriormente cada uno vive su Fe en el entorno de la hermandad a la que pertenece, en mi caso pudo más la tradición paterna, sin perder el cariño y la devoción a la Virgen de la Soledad.

Fue en mi Hermandad del Cachorro donde desarrolle mi formación religiosa y cofrade, hasta el punto que pertenecí como miembro de su Junta de Gobierno, incluso durante nueve años como Hermano Mayor. Tuve la suerte de contar con excelentes compañeros de Junta de Gobiernos y con una hermandad unida, hasta tal punto que todos los proyectos que pusimos en práctica se pudieron realizar.

Quiero tener un reconocimiento especial al que me acompañó como Teniente Hermano Mayor en esos años, Jacinto Pérez Elliot, autor del extraordinario proyecto que finalizó con el nombramiento de la Basílica Menor del Santísimo Cristo de la Expiración, La Basílica de Triana.

Y la vida cofrade sigue caminando, tras nueve años disfrutando de mi hermandad sin responsabilidades directas, las circunstancias y la insistencia de un numeroso grupo de hermanos, me convencen para liderar nuevamente un proyecto de hermandad, AHORA HERMANDAD.

Si el equipo anterior fue extraordinario, el que hemos sido capaz de reunir para este nuevo proyecto de Hermandad es así mismo de una excelencia superior. Nos enfrentamos a dos excelentes candidaturas, y será sin duda la que nuestro Cachorro y nuestra Señorita de Triana quiera, para conducir a nuestra hermandad en los próximos cuatro años.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s