Acá en Sevilla

Publicado por

Aquende donde la Estación primigenia cobra su sentido mas allá de la penitencia, aquende donde María se viste de Reina cuando la pena nos inunda, aquende donde la esperanza se confirma por San Marcos, bajo aires toreros de tarde de Maestranza, de albero, grana y oro, aquende es.

Aquende, allá y acá, coordenadas donde en San Lorenzo habita el Altísimo con últimos alientos gitanos de agonía desde la otra orilla, ubicación precisa donde el verde pureza alcanza el amarillo albero de un arco sentenciado y que acepta el trío de caídas con compás preterito, acá es.

En Sevilla lo cartesiano se vuelve díscolo, atrevido, sin reglas escritas ni excepciones que las afirmen con veracidad absoluta.

En Sevilla, en sus barriadas las brújulas siempre apuntan con precisión al corazón cuando el primer toque de tambor anuncia lo que nuestros pechos ya sabían hace semanas.

En Sevilla, no fallecen sevillanos, se nos van al cielo cofrades con el catavino en la mano cantando y bailando por sevillanas rocieras.

En Sevilla para nacer, en Sevilla para vivir y sentir y Sevilla para yacer eternamente. Permitan que este Rey Santo añada: Sevilla para vacunar y volver a sentir como solo se siente aquende.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s