Valme recupera la decoración pictórica de su camarín del siglo XVIII

Publicado por

Tras la conclusión de los trabajos de conservación y renovación llevados a cabo en la capilla sacramental de la parroquia de Santa Maria Magdalena de Dos Hermanas, el camarín de la Virgen de Valme ha recuperado el aspecto que tuvo desde los años 1719-1720 hasta 1950.

Recuperación de la decoración pictórica

A la hora de abordar las labores de conservación del camarín de la imagen, ante la hipótesis de encontrar bajo el tapizado de terciopelo burdeos existente la decoración original del retablo –del que se tenía constancia por fotografías anteriores a 1950–, se dispuso la retirada del mismo para analizar su estado de conservación, en caso de que aún existiese. Una vez retirado el tejido se encontró otro anterior que también fue extraído para así, finalmente, comprobar que aún permanecía completa la citada decoración.
El fondo original del camarín está constituido por unas tablas pintadas al temple con motivos vegetales y ornamentales, cuyo estado d conservación era deficiente aunque recuperable. Presentaba una mancha de humedad que ocupaba el 70% del conjunto, así como la separación de uno de los ensambles con el consiguiente desnivel en su superficie y pérdidas de policromía, tanto en la zona central-baja como en el perímetro del marco interior.

Tras una limpieza superficial general de todo el retablo en su conjunto se profundizó en la recuperación del aspecto original de dicha hornacina principal, sobre la que se ha llevado a cabo un tratamiento preventivo debido a la aparición de ataques anteriores de insectos xilófagos; así como la consolidación y limpieza en seco de las tablas, culminándose el proceso con la reintegración cromática de las lagunas bajo la técnica del ‘rigatino(rayado en italiano), consistente en aplicar rayas muy finas verticales y paralelas de colores puros que, a cierta distancia, no se distinguen, pero que de cerca permite diferenciar claramente la decoración original de la restauración practicada.

Restauración en el marco

En la hornacina donde recibe culto la Virgen de Valme los daños más destacados se encontraban en el marco de la puerta, debido fundamentalmente a su uso habitual, por lo que presentaba numerosas pérdidas, además de zonas con levantamientos del oro.

En esta parte hubo que fijar el oro en distintas zonas, donde había riesgo de desprendimiento, para después realizar la limpieza química eliminando distintos repintes oxidados de una intervención anterior. Además, se ha realizado la reintegración volumétrica y cromática de numerosas partes desgastadas por la manipulación, y se ha sustituido el tirador anterior por uno realizado por el taller de orfebrería Juan Lozano.

Fotografía: Hermandad de Valme.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s