Cuando el Gran Poder se trasladó a Santa Rosalía

Publicado por

En estos últimos tiempos, la imagen del Señor del Gran Poder ha realizado diferentes traslados por motivos diversos.

Una de ellas fue en el año 2008. Tanto el nazareno de Juan de Mesa como la Virgen del Mayor Dolor y Traspaso fueron llevados al convento de Santa Rosalía por las obras que se efectuaron en su basílica, dejando momentos para la historia de la corporación.

Un traslado histórico a Santa Rosalía

Unas semanas después de la finalización de la Semana Santa de 2008, en concreto el 27 de abril, tanto el Gran Poder como la Virgen de Mayor Dolor y Traspaso fueron trasladados al vecino convento de Santa Rosalía.

Miles de sevillanos acompañaron en todo momento a ambas imágenes. El Señor lucía túnica morada lisa para la ocasión. Iba en unas sencillas andas exornadas con claveles rojos. Por su parte, la dolorosa iba ataviada con el manto celeste de Carrasquilla de la Virgen de la Esperanza Macarena, cedido para la ocasión, y saya blanca. También estuvo dispuesta en unas andas con claveles blancos.

 

Fue un traslado multitudinario donde recorrieron Conde de Barajas, Jesús del Gran Poder, Las Cortes, plaza de la Concordia y plaza de la Gavidia hasta llegar a Cardenal Spínola, para entrar en el convento de Santa Rosalía donde le esperaban las hermanas capuchinas.

La estancia en Santa Rosalía

Durante siete meses estuvieron las imágenes en Santa Rosalía, donde fueron cuidadas por las hermanas del convento. El Gran Poder fue instalado a los pies del altar del mayor, en un pequeño altar para la contemplación de todos sus fieles.

Por este motivo, se instaló en la puerta del templo un azulejo conmemorativo, recordando dicha estancia, y que se puede contemplar en la actualidad.

El regreso a la basílica

Ya el 14 de noviembre del mismo año, los titulares regresaron finalmente a la basílica tras 202 días en Santa Rosalía. Para esta ocasión recorrieron las calles del barrio de San Vicente y San Lorenzo. Uno de los momentos más emotivos fue su llegada a la iglesia conventual de San Antonio de Padua, donde fue recibida por las corporaciones del Buen Fin y de la Pastora de San Antonio.

El Gran Poder lucía esta vez la túnica bordada conocida como la de ‘los cardos’, mientras que la dolorosa vestía con manto de camarín azul y saya burdeos. Hasta la madrugada no regresaron a su sede en una de las jornadas que quedarán para el recuerdo de la corporación de la Madrugá.

Vídeos: cofrade pasión y labootie57.

Fotografía: Cirineo de Esperanza.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s