Un 15 de agosto para la historia de la Virgen de los Reyes… y de Sevilla

Publicado por

Sin lugar a dudas, fue un 15 de agosto para la historia en la capital hispalense. Después de 86 años ininterrumpidos, la Virgen de los Reyes no realizó su tradicional salida procesional por la crisis sanitaria del COVID-19, siguiendo las recomendaciones sanitarias, civiles y eclesiásticas.

Por ello, la asociación expuso para los fieles y devotos a la patrona de Sevilla y su archidiócesis a los pies del altar del jubileo, dejando así una estampa única e inédita.

El 15 de agosto histórico para la Virgen de los Reyes

Este año no se ha podido hacer llevarse a cabo peregrinaciones organizadas por hermandades y otras corporaciones a la catedral por los continuos rebrotes producidos y la prohibición de reuniones de más de quince personas en espacios públicos (a partir de este lunes 17 de más de diez).

A pesar de ello, sí se ha podido celebrar las misas de peregrinos. Con motivo del aforamiento, se ha ampliado el número de eucaristías, haciéndose a las 05.30, 06.00, 06.30, 07.00 y 07.30 horas. Posteriormente, a las 09.00 horas tuvo lugar el pontifical oficiado por el arzobispo Juan José Asenjo, la última que llevará a cabo como máximo representante de la archidiócesis.

A su conclusión se procedió a la visita de los fieles a la imagen, entrando por la puerta del Baptisterio y saliendo por la de Palos. Miles de personas visitaron a la imagen, donde las colas llegaron incluso hasta Mateos Gago, buscando reencontrarse con su patrona en este 15 de agosto tan atípico para la ciudad, donde estuvo presente las circunstancias actuales que vive la sociedad.

La Virgen de los Reyes en el altar del jubileo

Para la ocasión, la patrona llevó su manto celeste. Esta pieza fue estrenada el día de su coronación canónica, el 4 de diciembre de 1904. Ha sido ejecutado en tisú celeste bordado en plata, y ha sido restaurado recientemente por los sucesores de Esperanza Elena Caro.

Fue realizado en los talleres de Olmo, bajo diseño de Herminia Álvarez Udell y donado por la condesa de Casa-Galindo para estrenarlo en el triduo preparatorio de la coronación. En 2015 fue la última vez que lo llevó en su procesión.

Además no pudo faltar su exorno floral, destacando las varas de nardos tan característica, dispuesto en distintas jarras y centros.

Fotogalería

Fotografías: Carlos Iglesia.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s