2011, la Semana Santa más lluviosa que privó a los sevillanos de la Madrugá

Publicado por

El año 2011 trajo numerosos cambios en numerosos estamentos de la sociedad. Casi a la finalización del anterior año, el 18 de diciembre de 2010 comenzaría una ola de manifestaciones en numerosos países al norte de África conocido como ‘La Primavera Árabe’, promovido a través de las redes sociales, en protesta de aquellos gobiernos totalitarios y consiguieron derrocar a los de Túnez, Libia, Egipto o Siria, llegando incluso a derivar a sendas guerras civiles.

2011 fue el año donde se pudo dar caza y muerte al terrorista más buscado, Osama Bin Laden, lider de la red terrorista Al Qaeda, que propició los atentados en las Torres Gemelas de Nueva York el 11 de septiembre de 2001 o el de los trenes de cercanías de Madrid el 11 de marzo de 2004.

El mundo también miró al lejano Oriente, en concreto a Japón, cuando un tsunami de 9.0 grados de magnitud en la escala de Richter, condujo a un terrible accidente en los reactores nucleares en Fukushima, al mismo nivel del ocurrido en Chérnobil en 1986.

Y en relación al panorama nacional, la crisis económica se agudizó y creció de forma exponencial, no solo el número de parados, sino de deshaucios. Este hecho derivó en Madrid un movimiento social y ciudadano denominado 15M y que se extendió por todo el país. Además fue el año que el presidente José Luis Rodríguez Zapatero dimitió de su cargó y tuvo lugar un adelanto electoral, siendo elegido Mariano Rajoy.

También el año 2011 fue el  de la alegría tras el anuncio del cese definitivo de su actividad de la banda terrorista ETA, y el de la solidaridad con el pueblo de Lorca tras el terremoto acaecido en la localidad.

Entre tanto, en Sevilla se podía ver una nueva estampa, y que causó bastante polémica. Se trataba del Metropol Parasol, conocido popularmente como ‘Las Setas’, en la plaza de la Encarnación, y que fue inaugurado días antes de la Semana Santa.

La Cuaresma del año 2011 y el viacrucis multitudinario de San Gonzalo

En esta Cuaresma del año 2011, el Señor del Soberano Poder ante Caifás, de la Hermandad de San Gonzalo, fue el encargado de presidir el viacrucis del Consejo. La lluvia acaecida en ese día no impidió que pudiera salir la imagen de Luis Ortega Bru, aunque lo hiciera dos horas más tarde sobre el horario previsto.

También se pudo ver expuesto en el ayuntamiento el nuevo paso de misterio para el Cristo de las Cinco Llagas de la Trinidad, aún sin dorar. El pregón de la Semana Santa corrió a cargo de Fernando Cano-Romero, donde para muchos esta designación llegó veinte o veinticinco años tarde.

Continuos preparativos de cara a la Semana Santa por parte del consistorio hispalense, donde el uso de las nuevas tecnologías comenzaron a formar parte para su organización de manera significativa, ya que se utilizó una plataforma de Internet conectada con las redes sociales y un protocolo llamado ‘Red Alerta’ para facilitar información meteorológica al Consejo y a las hermandades al menos una vez al día.

Además se impulsó el ‘Programa Palio‘, habilitando zonas para personas con movilidad reducida en Reyes Católicos, Puerta de Jerez, la plaza de la Encarnación y en la salida de la Hermandad de San Pablo.

Aunque sin lugar a dudas, la gran noticia fue el decreto firmado por el arzobispo Juan José Asenjo para que todas las cofradías puedan llevar en su cortejo mujeres nazarenas. Por lo tanto, el Silencio, la Quinta Angustia y el Santo Entierro fueron las últimas cofradías en incorporarlas.

Un Viernes de Dolores de negro ruán en Triana

2011 fue el año de la erección de una nueva hermandad de penitencia. Se trata de la hasta entonces Agrupación Parroquial de Pasión y Muerte, tras su aprobación el 26 de enero.

Pudo salir ese año con las túnicas de nazarenos negro de ruán, haciendo estación de penitencia a la parroquia de Santa Ana y visitando las capillas de los Marineros y de la Estrella. Además, en su primera salida llevó la cruz de guía de la Estrella, cedida para la ocasión y con nazarenos de la propia corporación del Domingo de Ramos.

Imagen inusual en el Dulce Nombre de Bellavista. El Señor de la Salud y Remedios portó la túnica granate del Señor ante Anás de la entidad homónima de San Lorenzo.

De igual modo, sería la última salida de Pino Montano desde el anexo de la parroquia de San Isidro Labrador, donde la Virgen del Amor estrenó un nuevo puñal de Orfebrería San Juan. Padre Pío culminó el juego de candeleros y el Cristo de la Corona pudo entrar en el arzobispado a petición del propio Asenjo.

Asentamiento del Sábado de Pasión

El crecimiento en la jornada no se da el Viernes de Dolores, sino también el Sábado de Pasión. Un claro ejemplo se pudo ver tanto en las hermandades de los Dolores de Torreblanca y en el Divino Perdón de Alcosa, dos barrios volcados con sus titulares y que estuvieron acompañados en todo momento.

Similar situación en la Agrupación Parroquial de la Milagrosa. Contó con varias novedades, entre ellas, la eliminación de la imagen de San Juan del paso de la Virgen del Rosario y de sus bandas de cruz de guía, la del Carmen de Su Eminencia y la de los Remedios de Castilleja.

Un primer Domingo de Ramos bajo las Setas de la Encarnación

Llegados al Domingo de Ramos fue una jornada donde predominó el calor y los cielos despejados, y sin ningún tipo de incidente, y con una visión totalmente inédita hasta la fecha: el discurrir de las cfradías bajo el Metropol Parasol de la plaza de la Encarnación.

Las dos primeras fueron las de la Cena y San Roque. En el caso de la corporación de los Terceros, recuperó los candelabros para el paso de misterio, poniéndolos los del paso de la Virgen de la Encarnación.

En el apartado patrimonial, se pudo ver, entre los estrenos más destacados, el nuevo simpecado de la Hermandad de la Paz, realizado en el taller de Sucesores de Elena Caro y la restauración de los candelabros de cola de la dolorosa del Porvenir, la de los candelabros de guardabrisa del misterio de la Sagrada Entrada en Jerusalén, recuperando su fisionomía original y la de la corona de salida de la Virgen de la Hiniesta por el taller del hijo de Juan Fernández.

De igual modo, el palio de la Virgen de la Estrella, tras su salida extraordinaria por su 450.º aniversario el pasado año 2010, recuperó las velas rizás. Además se cumplía en la Amargura el centenario de la transformación de la cofradía al corte serio que conocemos actualmente como el ‘Silencio Blanco’.

La amenaza de lluvia privó a San Pablo de poder hacer su salida

Llegado al Lunes Santo, la amenaza de lluvia estuvo resente, en especial en la primera parte del día, con una probabilidad de precipitación del 70%.

En este sentido, a la primera del día, la Hermandad de San Pablo y como experiencia negativa a la del pasado año 2010, decidió suspender ese año su estación de penitencia. Eso sí, no impidió la liberación de una presa, tras la petición de decreto por parte de la cofradía y aprobado en el Consejo de Ministros.

A pesar de ello, los partes fueron mejorando conforme avanzaba el día. Aunque Santa Genoveva, la Redención y San Gonzalo retrasaron sus respectivas salidas, pudieron hacerla, al igual que el resto de las cofradías, donde solo cayó algunas gotas al atardecer.

En el caso de la corporación del Tiro de Línea estrenaba su propia formación, la Banda de Cornetas y Tambores de Nuestro Padre Jesús Cautivo, con los antiguos componentes de la Banda de Cornetas y Tambores de Corona de Espinas. Además pudo culminar el paso del Señor y restaurar su dorado.

Estampa para la historia en la Redención, donde discurrió por los Jardines de Murillo y pasó por Santa María la Blanca con motivo del 50.º aniversario de la Virgen del Rocío.

En relación a los estrenos destacan, entre otras, los nuevos candelabros de cola para el palio de la Virgen de la Salud de San Gonzalo, nueva saya para la Virgen de los Dolores de las Penas, la conclusión del dorado del misterio de las Aguas y la restauración de la Virgen de Guadalupe y del techo de palio de la corporación de San Vicente, entre otros.

La lluvia que nos privó de un Martes Santo y con la salida fallida del Dulce Nombre

La amenaza del Lunes Santo se tornó en realidad el Martes Santo. La llegada de un frente hizo que ninguna de las ocho cofradías pudieran salir o completar su estación de penitencia.

La primera en tomar la decisión fue la del Cerro. A pesar de que la corporación de José de Anca pidió una prórroga, existía un alto porcentaje de precipitación, por lo que finalmente se quedaron en su barrio. En torno a las 15.30 horas y ante las inclemencias meteorológicas anularon su salida San Esteban y los Estudiantes.

Los Javieres, en cambio, decidieron en un primer momento salir, pero tras abrir las puertas del templo y ver que la lluvia no cesaba la volvieron a cerrar y a suspenderla de forma definitiva. Incluso, la propia hermana mayor, Maruja Vilches, pidió perdón a los hermanos por esa decisión.

San Benito, la Candelaria y Santa Cruz corrieron la misma suerte que las anteriores del día y permanecieron en sus respectivos templos, aunque, a excepción de la corporación de Mateos Gago, pidieron sendos aplazamientos.

Por otra parte, es digno de mención la decisión tomada por el Dulce Nombre. A pesar de que en ese momento haya una junta rectora y por la altísima probabilidad de lluvia (los druidas meteorológicos tuiteros ya empezaron a hacer de las suyas), la entidad decidió poner la cofradía en la calle. Incluso llegaron a sacar, bajo la lluvia al paso de misterio del Señor ante Anás, que tuvo que volverse de forma precipitada cuando enfilaba Conde de Barajas tras un fuerte aguacero.

Cabe recordar que ese año cambió el itinerario por Conde de Barajas, Trajano, Delgado, Amor de Dios, San Miguel y Jesús del Gran Poder, con motivo del 25.º aniversario del patronazgo de los graduados sociales.

Una tregua para el Miércoles Santo

El tiempo dio una pequeña tregua el Miércoles Santo y pudieron hacer su estación de penitencia las nueve corporaciones de la jornada sin ningún contratiempo reseñable. Destaca la ampliación de tiempo de la Carrera Oficial, cuyos beneficiarios fueron la Sed y el Baratillo, con ocho y seis minutos más respectivamente.

El Carmen contó con numerosos estrenos en su estación de penitencia, destacando su cruz de guía, la nueva túnica blanca del Señor de la Paz, la gloria del techo de palio, nueva toca de sobremanto y distintos enseres del cortejo, además de continuar con los trabajos de dorado y enriquecimiento del misterio y del paso de palio. De igual modo, la Hermandad de Monte-Sión le cedió sus antiguos varales a la entidad, al igual que hiciera en 2012.

También es digno de mención la restauración del estandarte del Buen Fin, al igual que el dorado de los candelabros de guardabrisas del paso del Cristo de las Siete Palabras, la saya blanca de la Virgen de la Cabeza y las cartelas del paso del Señor de la Divina Misericordia. De igual modo, fue la primera estación de penitencia de la Virgen de Regla tras su coronación canónica, y a pocos meses antes de su viaje a Madrid para las JMJ.

En el apartado musical destacan las nuevas incorporaciones de la Banda de Música de las Cigarreras tras la Virgen del Buen Fin y la de la Banda de Cornetas y Tambores Esencia tras el misterio de las Siete Palabras.

La permuta del Jueves Santo que no se produjo por la lluvia

Volvieron las intensas lluvias en el Jueves Santo y no pudo salir ninguna de las siete cofradías de la jornada. La previsión de aquel día eran de precipitaciones continuas hasta, al menos, las 03.00 horas, con una probabilidad del 80%.

Esa jornada iba a traer cambios sustanciales como la permuta entre la Exaltación y Monte-Sión, algo que finalmente no se pudo ver, y se deshizo de cara al Jueves Santo de 2012, volviendo a sus puestos habituales. Los Negritos cambió su recorrido de ida y lo iba a hacer por Guadalupe y Santiago.

En el apartado artístico destaca la culminación de la restauración del misterio del Cristo de la Exaltación y de la clámide púrpura decimonónica del Cristo de la Coronación de Espinas del Valle, al igual de algunas intervenciones en el paso del Señor de la Oración en el Huerto de Monte-Sión. Además, la Quinta Angustia iba a sacar por vez primera mujeres nazarenas.

Una Semana Santa huérfana de la Madrugá

Este frente de lluvias y tormentas del Jueves Santo continuó con el día más esperado por todos los sevillanos: la Madrugá.

La primera corporación en tomar la decisión de suspender su estación de penitencia fue la Macarena, que tenía que poner su cruz de guía en la calle a las 00.00 horas. Poco después hacía lo propio el Silencio y el Gran Poder. A pesar de ello, desde la medianoche, el tiempo dio una pequeña tregua y hubo un pequeño halo para la esperanza en las tres cofradías que faltaban de la jornada.

En la calle Pureza, reinaba la expectación. El público se agolpaba en las inmediaciones de la capilla de los Marineros a la espera de la decisión de la reunión de la junta de gobierno de la Esperanza de Triana presidida por Adolfo Vela. Se recordaba la estación de penitencia del año 2004, cuando en similares circunstancias meteorológicas fue la única en hacerlo en la jornada. Incluso se pudo escuchar a la propia Banda de Cornetas y Tambores de las Tres Caídas interpretar sus sones a la llegada del templo.

Pero, en torno a las 02.15 horas, una fuerte tormenta acompañando de un intenso aguacero hizo anular su estación de penitencia casi de forma inmediata. Tras ello, los Gitanos y el Calvario optaron por tomar el mismo camino.

Ya a la mañana del Viernes Santo largas colas de fieles y devotos estuvieron en los diferentes templos, en especial, de las seis cofradías del día. Pudieron contemplar, como estreno, las restauraciones de las bambalinas del paso de la Virgen de las Angustias y los evangelistas del paso del Señor de la Salud, además del nuevo llamador para la palio de la Virgen del Mayor Dolor y Traspaso.

Las lluvias continuaron el Viernes Santo

El Viernes Santo fue la tercera jornada consecutiva que no salió ninguna cofradía, tras el Jueves Santo y la Madrugá. Los partes de la AEMET eran claros: De 15.00 a 19.00 horas había un 90% de precipitación, de 19.00 a 21.00 horas un 70%, a las 21.00 un 50% y a las 22.00 un 40%.

Comenzó el Cachorro a suspender su estación de penitencia, siguiéndola la Carretería, la Soledad de San Buenaventura, la O, San Isidoro, la Sagrada Mortaja y para finalizar Montserrat.

La principal novedad en el día era el nuevo recorrido de la Sagrada Mortaja, pasando por la plaza de San Martín y manteniéndolo en la actualidad. En el apartado de restauraciones destaca la de las imágenes de José de Arimatea y María Salomé en la corporación del exconvento de la Paz, el dorado del canasto y de los cuatro evangelistas del paso de Jesús Nazareno de la O, así como la culminación de los nuevos sobrefaldones para el paso de misterio de la Carretería.

El Sábado Santo, otro día truncado por la lluvia

El Sábado Santo fue otro de los días por los cuales la lluvia hizo acto de presencia. A pesar de ello, y al contrario que las tres últimas jornadas algunas cofradías pudieron incluso salir.

La primera de ellas, el Sol puso su cruz de guía en la calle para hacer su segunda estación de penitencia a la catedral. Contó con varios estrenos, en especial para el paso de palio. Entre ellos estarían los nuevos faroles de cola, los respiraderos y el manto de terciopelo verde liso. Además lo hizo por vez primera tras la bendición de la capilla anexa a la parroquia de San Diego de Alcalá.

La siguiente que comenzaba a salir fue la Trinidad. A pesar de ello, un chubasco hizo acto de presencia que obligó al paso del Sagrado Decreto, que acababa de salir a entrar de nuevo en la basílica, al igual que su cortejo, suspendiendo así su estación de penitencia. Además, como detalle, la Banda de Cornetas y Tambores de Nuestra Señora de la Victoria de las Cigarreras no dejó de tocar la marcha ‘Sagrado Decreto’ cuando entró, dejando así uno de los momentos del día.

En el caso del Sol marchó de forma apresurada a la catedral a buscar refugio. Por su parte, los Servitas no realizó su estación de penitencia, por lo que no se pudo ver la restauración de los respiraderos del palio.

Ya  a la tarde, y ante la probabilidad de lluvia, el Santo Entierro y la Soledad de San Lorenzo también decidieron suspenderlo. Ese mismo día, el Sol pudo regresar cuando esta amenaza de precipitación descendió.

La Resurrección pudo salir

Por fortuna, las previsiones mejoraron notablemente, y la Hermandad de la Resurrección pudo hacer su estación de penitencia sin ningún problema. Las puertas de Santa Marina se abrieron a las 04.30 horas y el público comenzó a llegar conforme avanzaban las horas.

Destaca la petalá que recibió la Virgen de la Aurora por parte del grupo joven de la Exaltación, que no la pudieron hacer ese Jueves Santo. Bajo un intenso sol, pasadas las 14.00 horas y bajo los sones de ‘Amarguras’ entró la dolorosa de la coproración, cerrando así una Semana Santa para olvidar en el aspecto meteorológico.

Completaron su estación de penitencia a la catedral veintisiete de las sesenta cofradías y redujo un 10% de público en la calle.

Vídeos: Carlos Iglesia.

Fotografía: RTVE.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s