A cuentas con… las redes sociales

Publicado por

“A esta es”…

Vivimos en la sociedad del siglo XXI, la sociedad de las nuevas tecnologías, los días del Big Data. En apariencia (o quizás debería ser así), nos proporciona un sinfín de posibilidades casi infinitas para hacer de todo y para casí saber de todo… ¿Es verdad esto último?. Puede ser. Recibimos más información que nunca anteriormente, la tenemos tan al alcance de la mano que casí ni nos percatamos que nos rodea. Pero….¿la utilizamos bien? ¿sabemos discernir que es real de lo que no lo es? .

Esa gran cantidad de información de las que no rodeamos en la época que vivimos, viene también rellenada de mucha “mentira informativa” que nos azota, la mayoría de las veces viene provocada por “el difama que algo queda” del afamado Francis Bacon y en otras tantas por la tendencia natural de nuestra especie (acrecentada en el españolito de a pie) de experimentar placer y satisfacción con las maldades representadas en cualquier medio sean o no verdad, seguimos con los clásicos “que la realidad no te estropee una buena noticia”.

Noticias ideadas, desinformación deliberada, infundios, descalificaciones, secretos aireados. Una nube tóxica a la que todos contribuimos a ampliar. Los rumores, multiplicándose, se convierten en verdades alternativas. Dudas razonables. Susurros perversos. A base de reproducciones, la novelería del bulo va cogiendo fuerza.

Y a todo eso únanle la falta de educación generalizada, el creerse con la potestad de machacar la idea del contrario con el insulto más soez, la intrepida palabreria barribajuna que por supuesto consiga la mayor cantidad de “Me gusta” disponibles en los cerebros de aquellos que leen como automatas los comentarios de cualquier post.

¿No me creen? ¿No saben de qué les hablo? Pues dense una vuelta por Facebook, Twitter o alguna web y lean los comentarios. Estos días nos hemos encontrado con noticias reales como las de “Devolución del dinero a los abonados de las sillas”, repasen los comentarios y los insultos que los acompañan. Noticias como la salida extraordinaria de la Hermandad de la Lanzada es otra que ha recibido múltiples ataques considerandola una locura por la alerta sanitaria, a pesar que la noticia explica que se hará si lo permite la situación y que es en octubre y no mañana domingo, pero aún así, allí están esos “listos” que quieren ser los primeros en poner su cátedra en el comentario, para luego salir con el famoso “yo ya lo decía”. Y esto con noticias reales, el problema es exponencialmente más grave cuando la noticia difundida es encima falsa.

Esto es así, siempre fue así, antes el rumor de la escalera se convertía en cotilleo general del bloque, primero y después de la calle. Las redes sociales permiten que ahora, la cosa se dispare a cientos, miles de personas a la vez y cuanto mayor sea la burrada, mayor la difusión, que por cierto la llaman “difusión viral”, que lastima que hayamos tenido que comprobar en persona con un virus de verdad, lo que esa frase significa.

En conclusión, no lo podremos evitar, “las viejas del visillo de Facebook” seguirán existiendo, pero aquellos que creemos disponer del cerebro suficiente como para discernir, hagámoslo. No nos dejemos llevar por los comentarios dañinos y sobre todo, elijamos bien por donde nos informamos, el abanico es amplio, seleccionemos.

“Bueno, pararse ahí” 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s