Y al final… Pasaron los días

Publicado por

“A esta es”… #QuédateEnCasa #QuédateEnCasa #QuédateEnCasa

Al final pasaron los días y lo hicieron con tristeza, con resignación, con dolor, con añoranza, pero también, con ilusión, con emoción, con devoción y como no, con esperanza.

Fue una semana en la que el sevillano y sevillana cofrade de a pie se agarró a todo aquello que su memoria le permitía para recordar esas Semanas Santas del pasado. Si bien muchas pasaban como si no hubieran pasado, de repente, cuando algo como esto te la arranca, florecen esos recuerdos que no estaban olvidados y que estaban en el cajón de la memoria sin que lo recordaramos nosotros. Esas han sido las de cada uno de nosotros en una semana como esta, porque sabiamos desde hace tiempo que esto iba a pasar y el sevillano abrazó su destino como lo hace el Nazareno primitivo de la ciudad con la cruz.

Porque a sabiendas de nuestro final casi un mes antes, nos dejamos besar por el destino que el almanaque nos marcaba, observando como se acercaba la fatídica fecha en la que como dijerá el poeta en su Pregón: “Parece que es la hora y no es la hora” . Y efectivamente, llego la hora, pero el Porvenir no se abrió, no se vieron vendedores de globos en la calle Brasil tras los Nazarenos blancos de la Paz y fue porque aún no hemos llegado a la Victoria sobre el virus.. Llegaremos.

Las Almas de los cofrades se han volcado esta Semana Santa en sus recuerdos. En aquellos Martes de plaza de la Encarnación llena de carritos para ver a San Benito y la Candelaria una detrás de otra. La de las cuatro de la tarde en calle Feria para ver salir a un Cristo muerto y a su Madre, aún sin el consuelo de San Juan… Recuerdos.

En eso se ha basado nuestra Semana Santa… Recuerdos. Con las manos abiertas como el Señor del Prendimiento hemos aceptado nuestro destino, recordandolo con saetas y marchas desde los balcones, esta vez porque no podiamos salir a la calle, pisarla, abordarla e inundarla, pero la hemos proclamado desde ellos.

Recuerdos de Semanas Santas anteriores: aquella primera vez que pediste cera a un nazareno, esa chica que viendo a una Hermandad de Silencio localiza a su amigo para disimuladamente seguirlo y darle una nota en un descuido del diputado de tramo, la primera vez que alargaste el brazo para tocar la canastilla del paso, cuando descubriste lo bello que es un palio alejándose a compás, cuando tu primera salida nocturna sin padres fue una Madrugada. Aquel año que por primera vez la lluvia te arranco una lágrima por quedarnos en casa… Recuerdos de todos, recuerdos de Semanas Santas pasadas, son los que han formado la Semana Santa del año 2020.

Volverán, volveremos, estarán ahí y estaremos con ellos para rellenar de nuevo un álbum de fotografias mentales que nos acompañen, aunque no recordemos que lo hacen hasta que desgracias como la que vivimos actualmente los saca de su cajón.

#QuédateEnCasa  #QuédateEnCasa #QuédateEnCasa.  “Bueno, pararse ahí” 

Un comentario

  1. Todo lo que has escrito y he tenido el placer de leer me gusta mucho, pero este….este también me hizo recordar muchas muchas cosas, cosas que creía que tal vez estuviesen ya olvidadas, pero no, cosas que al recordarlas hacen que se me escape alguna que otra Lágrima y aunque mi corazón se llene de Amargura pienso que aún queda la Esperanza de volver a disfrutar de más Domingos de Ramos con el cielo de ese azul Hiniesta que tanto recuerdos me trajeron con estas palabras tuyas. Gracias y sigue escribiendo de esa manera, quien sabe lo mismo dentro de un tiempo disfrutamos de un pregón escrito por usted Señor Parrado.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s