Como una mañana de Corpus

Publicado por

Así, de esta manera, con ese mismo sentimiento, anhelo y necesidad.

Así, como aquel que espera la última piedra en esa, su última nocturnidad, por pecado no cometido.

Así, de esta manera, cuál inocente que paga condena por beneficio de otro.

Así, como esos padres que anhelan un primer Domingo de Ramos con su primogénito ataviado de diminuto hábito corporativo.

Así, como ese infante que corretea por la rampa del Salvador con el suave roce de los borlones de sus calcetines, soñando con dar sus primeros caramelos sin pensar en nubes, chubascos, Aemet o si la Junta es conservadora o se lanzará a las callejuelas del barrio.

Y así, como este Rey Santo descuenta fechas en su calendario vital para gozar de la algarabía del Reino a su paso en mañana de jueves de Corpus Christi.

Y así, sevillanos, así esperamos el Alumbrado, así ansiamos el levantamiento de esta condena por salud, donde el juez lleva corona sin ser Rey, es influencer con millares de seguidores no deseados y cuya sentencia puede ser a muerte.

Así, sevillanos así, como ese primer lance y esa primera copa de fino entre amigos, como ese primer cohete que anuncia la marcha hacia una ermita que se viste de alegría, festejos y rezos. Así.

Y así, con semejantes sensaciones viviremos la apertura de la puerta de casa, el nuevo abrazo primigenio a nuestros mayores, a nuestros hijos.

Con exagerada prontitud brindaremos en unidad por el villano vencido. Mientras, este Rey Santo también insiste: #QuédateEnCasa.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s