Las mejores imágenes del tercer fin de semana de febrero

Publicado por

En esta antesala a la Cuaresma, la capital acogió el viacrucis del Cristo del Calvario, además de varios besapiés de varios titulares de la corporaciones hispalenses.

El viacrucis del pasado fin de semana

Sevilla retoma el tiempo de los viacrucis con el Cristo del Calvario. A las 21.00 horas del pasado viernes 14 de febrero, el crucificado fue llevado a hombros desde su capilla al altar de cultos por las naves del interior de la real parroquia de la Magdalena, donde se rezaron las catorce estaciones. La solemnidad de este culto marca así el comienzo del tiempo que aún está por llegar.

Los besapiés del pasado fin de semana

El primero de los besapiés que comenzaron fue el del Señor de la Sagrada Oración en el Huerto de Monte-Sión. En él, se podía ver a la imagen con túnica morada bordada en un monte de flores de tonalidad violácea. A sus espaldas presidía la capilla la Virgen del Rosario con manto y saya celeste.

Y de la calle Feria al Salvador. El Cristo del Amor aguardaba en una de las naves laterales para su besapiés anual, en posición vertical en esta ocasión. En este montaje se incluía en su altar la puesta de varios hacheros de cera color tiniebla y claveles rojos.

La capilla del Mayor Dolor de la plaza de Molviedro acogió un año más el besapiés a Jesús Despojado. Túnica burdeos, potencias y sin corona de espinas lucía la imagen sobre su peana. Tras la talla, en su ubicación natural del altar la Virgen de los Dolores y Misericordia, vestida ya de hebrea para el tiempo cuaresmal acompañado de San Juan Evangelista. Presidía el altar una cruz con el sudario. Los candelabros de guardabrisas del misterio y las flores completan la puesta en escena de este culto interno.

Y desde Santa Catalina, el Cristo de la Exaltación recibía en besapiés a sus fieles en la capilla sacramental. permaneciendo la Virgen de las Lágrimas en su propia capilla. Varios candeleros de cera blanca se podía contemplar también en su interior.

Ya en la jornada dominical, el Cristo de las Siete Palabras se encontraba dispuesto en besapiés en una posición inclinada. Alrededor suya se podía una serie de hacheros de cera blanca además de varios faroles y un centro de claveles rojos a los pies de la cruz. La imagen se encontraba bajo un dosel puesto para la ocasión.

Solemnidad en el besapiés del Cristo de la Providencia de los Servitas. Bajo la penumbra y con la única iluminación de los faroles y los hacheros se presentaba esta imagen a sus fieles. En su altar aguardaba la Virgen de los Dolores, vestida de hebrea para el tiempo cuaresmal.

Fotografías: Carlos Iglesia, Ángela Vilches, Tavi Madrid y Jesús Elías.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s