Las mejores imágenes de los besamanos de las Esperanzas

Publicado por

A lo largo de estos últimos días, la capital hispalense ha celebrado la advocación de la Esperanza con diferentes besamanos, destacando el de las dos principales devociones marianas de la ciudad: la Esperanza Macarena y la Esperanza de Triana.

Los besamanos de las Esperanzas

Desde las 07.00 horas, en cada uno de los días de apertura, los hermanos han podido contemplar a la Virgen de la Esperanza Macarena en su besamanos, para su poasterior apertura a todos los fieles y devotos. Para la ocasión, lució el manto de malla o camaronero, una obra de Juan Manuel Rodríguez Ojeda. La saya fue la realizada por Martín Santonja el pasado año 2018, que reproduce la de la urna funeraria del propio Rodríguez Ojeda, desaparecida en 1936.

En un montaje clásico por parte del equipo de priostía, se puede ver el sillón de la realeza de María presidiendo el camarín, además de dos cortinas de damasco rojo. El adorno floral se compone de orquídeas, astromelias, rosas y calas.

Desde la calle Pureza se ha podido visitar a la Esperanza de Triana en su besamanos. Para este culto interno, la imagen llevó el manto de salida de Juan Antonio Borrero de 1994 y la saya diseñada por Francisco Javier Sánchez de los Reyes y ejecutada en el taller de Santa Bárbara, con motivo del 25.º aniversario de su coronación canónica en 2009, además de la toca de Martín Cruz y la corona de su coronación pontificia.

La dolorosa estuvo flanqueada por dos ángeles turiferarios y el camarín estuvo ocupado por el simpecado del dogma inmaculadista y varias tandas de candelería.

Y desde Pureza a la calle Castilla. La Virgen de la O estuvo en besamanos en el presbiterio de su propia parroquia desde este sábado 15 de diciembre. Llevó su tradicional manto de salida y saya blanca bordada para la ocasión. Tras la imagen, su insignia de Sine Labe Concepta con varias tandas de candelería, completando la escenografía.

Además hay que destacar la celebración de la Candelá en las vísperas de la Expectación, además del concierto por parte de la Banda de Cornetas y Tambores de Nuestra Señora del Sol.

Desde el miércoles 18 se encuentra dispuesta en besamanos fue la Virgen de la Esperanza de la Hermandad de la Trinidad. En esta ocasión estuvo situada bajo dosel a los pies del altar mayor. Lució su manto de salida y saya de terciopelo burdeos. Tras la imagen un doseñ de plata, además de las jarras y centro de flores de tonalidad blanca.

Cabe recordar que permanecerá expuesta en este culto interno hasta el domingo 22 de diciembre.

Siguiendo con los besamanos de las Esperanzas, otra de las dolorosas que estuvo en este culto interno fue la Virgen de Gracia y Esperanza de San Roque. La imagen se dispuso a los pies del altar mayor con su manto verde y saya blanca, ambas piezas bordadas, y fajín rojo y la réplica de la medalla de la ciudad para la ocasión.

Tras la imagen, a modo de dosel, una bambalina y el techo de palio tras su restauración y recuperación a terciopelo verde. Además también se pudo varias jarras de tonalidad rosas, hacheros de cera blanca y parte de los respiraderos de palio conformando la escena.

Y desde la plaza Carmen Benítez al barrio del Plantinar. La Virgen del Sol recibía el beso de sus fieles en la capilla anexa a la parroquia de San Diego de Alcalá. Se presentaba con manto dorado, saya de tisú y ráfaga. Tras la imagen, y con diversas tandas de candelería se encontraba en su altar el Santo Cristo Varón de Dolores junto a Santa María Magdalena y San Juan Evangelista.

Desde el barrio del Juncal, la Virgen de la Esperanza, Reina de los Mártires estuvo en besamanos el pasado domingo 15 de diciembre. En un sencillo montaje por la priostía, la imagen lucía manto verde y saya blanca y una toca de sobremanto. Tras la imagen un altar presidido por el Santísimo Sacramento.

Regresando al casco histórico y desde San Martín, la Virgen de la Esperanza Divina Enfermera, titular letífica de la Lanzada estuvo en besamanos, el primero desde su restauración acometida por Juan Manuel Miñarro. Llevó manto verde y saya blanca para la ocasión en este miércoles 18 de diciembre. Tras la imagen un dosel, con su insignia y varias tandas de candelería.

Llegado al barrio del Polígono Sur, la Virgen de la Esperanza en su Soledad celebró su besamanos. La talla vistió manto verde y saya blanca para la ocasión a los pies deuna cruz con el paño blanco.