Adventus Redemptoris

Publicado por

Con la venia se presenta ante nuestras almas, la última mensualidad de este caduca anualidad que comienza a despedirse y lo hace en versión dominical donde, desde el zaguán oteamos -al izar la mirada- cada unicidad de peldaños que debemos escalar en espiritualidad, rezo y meditación para alcanzar la Bendita Nueva del Alumbramiento del Niño Dios.

La terna colorista de parafinas cilíndricas perfectamente colocadas mientras todo se tiñe de un morado característico y singular allá y acá donde habita Jesús Sacramentado.

¡Súbditos! Dejen a un lime la ceremonia luminosa de atracción, más allá del sentido real de estas septenarias donde la formación, el recogimiento y el rezo deben ser protagonistas frente al mercadeo actual, necesario y frívolo en el que acontecemos, día a día.

Comenzamos a despedirnos de esta decimonovena anualidad con un par de docenas de fechas para recibir con armoniosa realidad la Llegada del Mesías.

En la humilde morada de este Rey Santo, la venidera y dominical fecha será la que reciba la colocación de nuestra Real y Santa Representación del Nacimiento allá por Belén, como marcada viene en las costumbristas tradiciones del reino. Mientras, marcharé meditabundo a mi urna, en constante profundidad, para saetear la Nueva Esperada a la totalidad de motores de sentimientos de nuestros anhelados sevillanos y no olviden que para llegar “¡a la Gloria!”, tal cual exaltaba el orador, hay que gozar la eventualidad que a mayor brevedad, lograremos vivir.

¡Vivan y recen! ¡Es tiempo de Adviento!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s