La crónica audiovisual del segundo fin de semana de marzo

Numerosos viacrucis y besamanos y besapiés se celebraron el pasado fin de semana. Entre ellos destaca el viacrucis del Señor de la Sentencia que congregó a miles de personas en torno a la imagen.

Los viacrucis y traslados del fin de semana

Uno de los viacrucis más esperados de la Cuaresma fue el del Señor de la Sentencia de la Hermandad de la Macarena, por las calles de su feligresía. Para la ocasión la imagen lucía la túnica de Joaquín Castilla y estrenaba unos faldones para las andas por Charo Bernardino.

La solemnidad se hizo patente, donde la imagen fue acompaña por miles de fieles en todo momento, destacando el momento de su salida, donde bordeó la recién rotulada plaza de la Esperanza Macarena. Musicalmente estuvo acompañado tanto por la escolanía y la coral polifónica de la corporación.

Y de la Macarena al Cerro. El Cristo del Desamparo y Abandono realizó su viacrucis externo por las calles del entorno de la parroquia. La imagen fue portada en unas andas por sus hermanos y devotos en este piadoso acto.

También en la jornada de este viernes tuvieron lugar otros viacrucis, como es el interno organizado por la Hermandad de la Antigua en el monasterio de Santa Paula, el de la parroquia de los Remedios con su crucificado, el del Señor del Poder de la Hermandad de la Anunciación del barrio de Juan XXIII y el del Señor de la Salud y Memedios del Dulce Nombre de Bellavista, éste último sería el primero efectuado tras la aprobación de la modificación de reglas.

Llegados al sábado, el Cristo de la Redención de las Mercedes de la Puerta Real fue trasladado a la parroquia de San Vicente en viacrucis para la celebración de su meditación. La imagen fue portada a hombros por sus hermanos, donde en la misma fue llevado de nuevo a su sede canónica para su besapiés al día siguiente.

Desde Triana, el Señor de las Penas y la Virgen de la Estrella fueron llevados a la real parroquia de Santa Ana para la celebración de sus cultos que comenzarán mañana martes. En el cortejo se rezaron las catorce estaciones del viacrucis.

El barrio del Arenal acgió varios viacrucis y traslados en la tarde del sábado. Por un lado, el Cristo de la Salud en sus Tres Necesidades, de la Hermandad de la Carretería, que llegó a la parroquia del Sagrario para celebrar su función al día siguiente y volver de nuevo a su sede en la mañana del domingo.

Similar caso fue el del Cristo de la Misericordia y la Virgen de la Piedad de la Hermandad del Baratillo, cuyas andas fueron llevadas a la iglesia de San Jorge del hospital de la Caridad, para acoger allí la función principal de instituto a la jornada siguiente.

También desde San Buenaventura se efectuó el viacrucis del Cristo de la Salvación, donde la imagen fue portada a hombros para el rezo de las catorce estaciones.

Del Arenal a la calle Feria con el viacrucis del Cristo de la Salud de la Hermandad de Monte-Sión, donde recorrió las calles de la feligresía. La imagen en andas fue llevada por sus hermanos en un piadoso acto.

El barrio de Pino Montano albergó el viacrucis del Señor de Nazaret. La imagen llevó en esta ocasión potencias y una túnica de color blanco liso. Sus hermanos y vecinos acompañaron a la imagen hasta su entrada, pasadas als 22.30 horas.

Para finalizar este apartado, hay que destacar el viacrucis del Cristo de los Vaqueros por el barrio de Santa Aurelia y el del Cristo de la Paz en el interior de las naves de la capilla del Rosario de los Humeros.

Los besamanos y besapiés del fin de semana

En relación a los besamanos y besapiés, una decena de ellos se celebraron en la capital hispalense.

Desde primera hora de la mañana del pasado viernes y hasta este domingo, la Virgen del Mayor Dolor y Traspaso recibió el beso de sus fieles a los pies del Señor del Gran Poder. Para la ocasión, la dolorosa llevaba su manto de salida de terciopelo burdeos bordado y saya del mismo color. Varias jarras de flores y una mesa de altar con varios candeleros de cera blanca tras la talla completaron la escena.

Este viernes fue el primer besapiés de la Cuaresma el Señor Cautivo de la Hermandad de Santa Genoveva. La imagen lucía túnica morada lisa dispuesto en el presbiterio del altar mayor, que presidía la Virgen de las Mercedes, ya vestida de hebrea, junto a San Juan Evangelista.

El sábado comenzó el besamanos en honor a la Virgen de la Hiniesta. La imagen estrenaba para la ocasión la nueva saya tejida en oro fino sobre terciopelo de lyon azul, realizada por el taller de Manuel Solano Rodríguez con diseño de Gonzalo Navarro Ambrojo. Numerosos fieles estuvieron junto a la dolorosa de Castillo Lastrucci en un fin de semana para el recuerdo, donde además se presentó ante la corporación la Banda de Música Municipal de Mairena del Alcor con un concierto de marchas procesionales.

Previo a su viacrucis, el Cristo de la Salvación estuvo expuesto en besapiés en una de las naves de la iglesia conventual de San Buenaventura. Bajo un fondo de tela de damasco de color azul se dispuso en posición vertical, flanqueado por varios candeleros con cera de color morada.

Al día siguiente de su viacrucis por la feligresía, el Señor de la Salud y Remedios del Dulce Nombre de Bellavista recibió el beso de sus fieles. Ataviado con túnica morada de terciopelo morado y mantolín burdeos estuvo bajo un dosel de damasco rojo, escoltado por dos jarras de rosas rojas salpicado con lirios morados y varios candeleros con cera de color tiniebla.

Durante un breve espacio de tiempo, coincidiendo con la menor afluencia de fieles, estuvo expuesto el Cristo de la Sangre de la Hermandad de San Benito en su propia capilla. En un sencillo montaje por la priostía, a sus lados se ubicaron cuatro hacheros de cera blanca y varias jarras y centros de flores.

Y de la Calzá al Cerro. El Cristo del Desamparo y Abandono recibía a sus fieles en besapiés en posición postrada en una de las naves de la parroquia de los Dolores. Un centro de flores a los pies de la cruz de lirios morados y varios hacheros de cera roja.

Otra de las imágenes que fue expuesto en besamanos tras realizar su viacrucis el día anterior fue el Señor del Poder de la Hermandad de la Anunciación de Juan XXIII. Lucía túnica morada para la ocasión y estaba situado bajo un dosel en uno de los laterales de la parroquia.

Llegados al domingo, el Señor de la Misión estuvo en un besamanos que continúa en este lunes. La imagen lucía túnica de terciopelo roja bordada en el presbiterio de la parroquia, donde además celebraron su función.

El Santo Crucifijo de San Agustín de San Roque fue otra de las imágenes que estuvo en venaración en besapiés. Flanqueado por dos hacheros de cera de color azul en una de las naves laterales de la parroquia, en concreto a los pies de su altar. A su conclusión se procedió a un viacrucis interno por las naves de su sede canónica.

En la misma calle Feria, el Cristo de la Salud de la Hermandad de Monte-Sión también fue expuesto en besapiés al día siguiente de su viacrucis. A los pies de la cruz se podía ver un centro de rosas rojas salpicados por lirios morados. Dos pequeños faroles y dos hacheros de cera color tiniebla completaba la puesta en escena.

Para finalizar, el Cristo de las Cinco Llagas recibió a sus fieles en su clásico besapiés cuaresmal en su capilla, a los pies de la Virgen de la Esperanza ataviada de hebrea. Varias jarras y centros con flores en tonalidad rosácea y malvácea se podía contemplar en una estampa clásica de esta época.

Fotografías: Ángela Vilches, Javier Fortúnez, Rodo Janeiro y Carlos Iglesia.

Vídeos: Carlos Iglesia, Salvador Quevedo y Rodo Janeiro.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s