Las mejores imágenes de los besamanos de las Esperanzas

Publicado por

A lo largo de estos últimos días, la capital hispalense ha celebrado la advocación de la Esperanza con diferentes besamanos, destacando el de las dos principales devociones marianas de la ciudad: la Esperanza Macarena y la Esperanza de Triana.

Los besamanos de las Esperanzas

La primera dolorosa dispuesta en besamanos fue la Virgen de la Esperanza de la Hermandad de la Trinidad, desde el pasado 13 de diciembre. En esta ocasión estuvo situada bajo dosel a los pies del altar mayor.

Lució manto y saya blanca bordadas, rememorando tiempos pretéritos. Portaba además un rosario, donado por Joaquín Gómez Serrano, y su madre Pilar Serrano. Además de las jarras y centro de flores de tonalidad blanca, a los lados se podía contemplar dos pequeños altares con ángeles turiferarios.

Fotografías: Ángela Vilches.

Desde las 07.00 horas, en cada uno de los días de apertura, los hermanos han podido contemplar a la Virgen de la Esperanza en su besamanos. Para la ocasión, lució el manto de la coronación, diseñado por Fernando Marmolejo y bordado en el taller de Esperanza Elena Caro. La saya de la imagen es la denominada de ‘los corbatines’, realizada en ese mismo taller en 1967. El adorno floral se compone de lilium orientales, lisianthus y nardos.

Fotografías: Ángela Vilches.

Desde la calle Pureza se ha podido visitar a la Esperanza de Triana en su besamanos. Para este culto interno, la imagen llevó el manto de salida conocido como el ‘de los dragones’ de Elena Caro y la saya de Belmonte, recuperada este mismo año de cara a la salida extraordinaria de la dolorosa el pasado mes de noviembre, obra de los Sucesores de Elena Caro.

Fotografías: Ángela Vilches.

Y desde Pureza a la calle Castilla. La Virgen de la O estuvo en besamanos en el presbiterio de su propia parroquia desde este sábado 15 de diciembre. Llevó su tradicional manto de salida y saya azul bordada para la ocasión. Tras la imagen, una de las bambalinas, el techo de palio y dos varales a modo de dosel, además de diversas tandas de candelerías. Dos candelabros de cera blancas y diversas jarras de rosas completaron la escenografía.

Además hay que destacar la celebración de la Candelá en las vísperas de la Expectación, además del concierto por parte de la Banda de Cornetas y Tambores de Nuestra Señora del Sol.

Fotografías: Ángela Vilches.

Siguiendo con los besamanos de las Esperanzas, otra de las dolorosas que estuvo en este culto interno fue la Virgen de Gracia y Esperanza de San Roque. La imagen se dispuso a los pies del altar mayor con su manto verde y saya blanca, ambas piezas bordadas, y fajín rojo y la réplica de la medalla de la ciudad para la ocasión. Tras la imagen un dosel con tela de damasco rojo, acompañado por varios hacheros de cera blanca y jarras de flores de distintas especies de tonalidad blanca.

Fotografías: Ángela Vilches.

Y desde la plaza Carmen Benítez al barrio del Plantinar. La Virgen del Sol recibía el beso de sus fieles en la capilla anexa a la parroquia de San Diego de Alcalá. Bajo una luz tenue se presentaba la dolorosa con manto verde, saya blanca y ráfaga. Tras la imagen, y con diversas tandas de candelería se encontraba en su altar el Santo Cristo Varón de Dolores junto a Santa María Magdalena y San Juan Evangelista.

Fotografías: Ángela Vilches.

Desde el barrio del Juncal, la Virgen de la Esperanza, Reina de los Mártires estuvo en besamanos el pasado domingo 16 de diciembre. En un sencillo montaje por la priostía, la imagen lucía manto verde y saya blanca y una toca de sobremanto.

Fotografías: Ángela Vilches.

Regresando al casco histórico y desde San Martín, la Virgen de la Esperanza Divina Enfermera, titular letífica de la Lanzada estuvo en besamanos. Llevó manto verde y saya blanca para la ocasión en este martes 18 de diciembre. Tras la imagen el altar que presidió la imagen durante su triduo, con varias tandas de candelería, culminando para este culto interno con la bandera de la talla.

En los próximos días será retirada del culto para llevarse a cabo una restauración por parte de Juan Manuel Miñarro, con un período de duración de cuatro meses.

Fotografías: Carlos Iglesia.

Llegado al barrio del Polígono Sur, la Virgen de la Esperanza en su Soledad celebró su besamanos el domingo 16 tras su función, repitiendo este culto el martes 18. La imagen vistió con manto verde y saya burdeos para la ocasión a los pies del Señor de la Bendición.

Los otros besamanos en la festividad de la Esperanza

Por otra parte, en este tiempo se efectuaron un total de otros cinco besamanos sin relación a la advocación de la Esperanza.

El primero de ellos fue el de Santa Lucía, comenzando el pasado jueves 13 de diciembre, el día de su festividad. Estuvo situada en uno de los laterales del presbiterio de Santa Catalina, junto a su relicario. Se trató del primer besamanos celebrado en este templo tras su apertura el pasado mes de noviembre.

Fotografías: Ángela Vilches.

Tras su misa de hermandad del viernes y ampliándose al domingo 16 de diciembre, la Virgen de Loreto se presentó en su besamanos en la capilla de su propia parroquia de San Isidoro. Llevó en esta ocasión manto azul marino y saya burdeos, ambas piezas bordadas, encontrándose tras la imagen y en su altar, el Señor de las Tres Caídas.

Fotografías: Ángela Vilches.

Culminando con sus cultos, la Virgen de Guadalupe de la Hermandad de las Aguas aguardó en su besamanos tanto el pasado sábado y domingo en su capilla. Manto azul y saya blanca bordada llevó la imagen en su propia capilla, bajo un dosel compuesto por una de las bambalina y su techo de palio. Completó el conjunto diversas jarras de flores y candelabros y hacheros de cera blanca.

Fotografías: Ángela Vilches.

Desde Santa Marina, la Virgen del Amor, titular de la Hermandad de la Resurrección, estuvo en besamanos a los pies del titular cristífero de la corporación. Bajo dosel, la imagen fue vestida con manto azul marino y saya burdeos para recibir el beso de sus fieles el pasado domingo 16 de diciembre.

Fotografías: Carlos Iglesia.

En la plaza de Zurbarán, en concreto en la iglesia de la Misericordia, la Virgen del Mar estuvo dispuesta en besamanos. En una de las naves laterales estaba la imagen en una peana vistiendo manto y saya blanca. Una imagen del Niño Jesús y una tanda de candelería presidió su altar.

Fotografías: Carlos Iglesia.

Para finalizar, desde el barrio de San Jerónimo, la Virgen de la Salud de la Agrupación Parroquial del Rosario el pasado sábado. A los pies del altar mayor, la dolorosa lució manto verde y saya blanca para la ocasión. Tras la imagen y a modo de altar, el techo de palio y la bambalina como dosel, flanqueado por los candelabros de cola y una tanda de candelería.

Fotografías: Carlos Iglesia.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s