La Virgen de la Cabeza de las Siete Palabras, una historia de amor y de división entre sus hermanos

Publicado por

Hace unas semanas se conocía la noticia de que un grupo de hermanos de la Hermandad de las Siete Palabras llevaron un escrito a la junta de gobierno de la corporación para sustituir a la Virgen de la Cabeza por otra imagen, en concreto por la Virgen del Amor de Juan Manuel Miñarro.

Finalmente, tras su estudio, se convocará un cabildo extraordinario de hermanos para abordar esta situación, en fecha aún por acordar, dependiendo de las condiciones sanitarias que se pueda dar.

Hay que recordar que este debate suscitado no es algo nuevo en el seno de la corporación, ya que hubo un cabildo de similares circunstancias en 2002, saliendo negativa la propuesta, y que generó una clara división en la propia entidad.

La Virgen de la Cabeza, una imagen de Escamilla salida de un ángel

En el año 1956, la Hermandad de las Siete Palabras celebraba su 400.º aniversario fundacional. Para la ocasión, la junta de gobierno de la época elaboró una comisión con la intención de recuperar la advocación en torno a la cual se fundó la entidad, Nuestra Señora de la Cabeza.

Virgen de la Cabeza de las Siete Palabras con el palio de Villarreal

En este sentido, se designó a Manuel Escamilla para su ejecución. No se trató de una talla de nueva factura, sino la remodelación de una de las figuras alegóricas de Emilio Pizarro, en concreto un ángel, del misterio del Sagrado Corazón de Jesús, que nunca llegó a recibir culto, a excepción de utilizarse en el belén de la parroquia de San Vicente. El 30 de diciembre de aquel año fue bendecida por el cardenal Bueno Monreal.

En el año 1958 fue incorporada al cortejo procesional como segundo paso. Y en 1978, el propio imaginero le hizo un nuevo juego de manos, mientras que en 2008 fue restaurada por Pedro Manzano.

Llega a procesionar hasta con cuatro pasos de palios distintos. El primero de ellos, de color rojo sin bordar, se estrenó en 1959, ya que el año anterior no lo pudo hacer a causa de la lluvia. A finales de los 70’s se estrenó en primer lugar el techo y luego las bambalinas de plata del taller Orfebrería Villarreal, aunque estas caídas fueron robadas en el año 2012 y aún no han podido ser recuperadas.

Entre 1997 y 2002 se ejecutó el tercero de ellos, bordados en el taller de Fernández y Enríquez de Brenes, aunque se siguió utilizando el techo de Villarreal. Fue vendido finalmente las bambalinas en 2018 a la corporación del Cautivo de la localidad onubense de Bollulos Par del Condado.

En 2008, José Asián diseñó un nuevo paso de palio, y que viene realizándose poco a poco, cuyos bordados están siendo elaborados en el taller de José Ramón Palateiro.

Además, el cortejo de la Virgen de la Cabeza tuvo varias túnicas de nazareno distintas desde 1958. En primer lugar se sustituyó su escapulario por un fajín y en los años 70’s se incluyó la capa y el antifaz carmesí. Ya en 2008 se unifica con la del cortejo del Cristo de las Siete Palabras y del Señor de la Divina Misericordia.

Virgen del Amor de Miñarro

La Virgen del Amor de Juan Manuel Miñarro

Entre tanto, el imaginero Juan Manuel Miñarro ejecuta una nueva dolorosa en el año 1989 siguiendo el modelo antiguo, recordando a las dolorosas de Juan de Astorga o de Pedro Roldán.

De forma paralela, le fue encomendada las tareas de restauración del Cristo del Perdón de la parroquia de San Isidoro, coincidiendo con el cierre del templo por obras. En las continuas visitas al taller por parte del párroco, José Luis Peinado, se interesó por la imagen mariana que estaba gubiando el propio Miñarro.

Ya en 1990, cuando volvió a abrir sus puertas, Miñarro y Peinado acordaron que la talla recibiría la advocación del Amor y que se trasladase, a modo de depósito, junto al retablo del crucificado para recibir culto. Tras el conocimiento de la obra, fueron muchas entidades las que se llegaron a interesar por la propia talla.

El cabildo del año 2002 por el cambio de la dolorosa

Llegado el año 2002, la junta de gobierno de la corporación presidida por Julio Balcázar se interesó la imagen de Miñarro. Por ello, puso sobre la mesa la propuesta de sustituir a la actual Virgen de la Cabeza por esta dolorosa.

También otros hermanos defendieron la postura de hacer una talla de nueva factura, e incluso que ambas tallas reciban culto. Llegaron a relacionarse una imagen de Montes de Oca, otra de Álvarez Duarte y también de Navarro Arteaga, aunque ésta última recibe actualmente culto en la parroquia de la Corza, bajo la advocación del Reposo.

En principio, este cabildo extraordinario de hermanos iba a tener lugar antes del verano, pero se tuvo que retrasar finalmente hasta el 8 de noviembre. Iba a celebrarse en la sala capitular, pero finalmente, ante las previsiones y la gran afluencia de hermanos que iban a ir, se hizo finalmente en la casa hermandad de Vera Cruz. A pesar de ello, algunos de ellos tuvieron que seguirlo en la calle, ya que no se cabía.

Se trató de una asamblea muy tensa y que suscitó numerosas discusiones entre los hermanos, y que, según las crónicas de la época, no se dejó siquiera leer el informe sobre el estado de la Virgen de la Cabeza. Finalmente se votó la propuesta, con 95 sufragios a favor del cambio, 141 en contra y uno nulo, quedando así finalmente rechazada la propuesta.

A pesar de ello, tras la votación algunos hermanos llegaron a pedir la dimisión del propio hermano mayor. Poco después de estos hechos, en 2003 el arzobispado nombró una junta rectora para la corporación, que estuvo encabezada por Jesús Iglesias hasta 2007, que pudo celebrarse de nuevo elecciones en la corporación, siendo designado como hermano mayor Antonio Sánchez Padilla.

Otra de las consecuencias fue la retirada del culto de la Virgen del Amor, siendo llevada de nuevo al taller de Juan Manuel Miñarro hasta la actualidad.

El nuevo cabildo de hermanos para el cambio de Virgen de la Cabeza

Tras anunciarse la celebración de este nuevo cabildo de hermanos, la junta de gobierno presidida por Antonio Escudero emitió un comunicado aclarando que “en ningún momento se ha cuestionado, por parte la hermandad ni de la junta de gobierno la imagen actual que representa Nuestra Señora de la Cabeza, y que ninguna intervención ni participación ha tenido en la propuesta presentada”. Matizan que ningún momento forzarán ningún tipo de situación “en la que se pueda poner en cuestión” a la propia titular.

Mientras se efectúe este cabildo la Virgen de la Cabeza continuará recibiendo culto, tal y como ha venido haciendo en estos 64 años.

Por otra parte, la junta de gobierno considera “inoportuna la propuesta presentada por la situación general que vive nuestra sociedad en estos momentos de enorme incertidumbre y la particular que vive nuestra hermandad inmersa en unos grandes proyectos que requieren la energía de todos sus hermanos”.

“Aunque sea un tema importante el estético y artístico, no deja de ser un asunto secundario en el orden de prioridades que debemos mantener los cristianos que pertenecemos a una corporación religiosa donde los valores de lo sagrado deben de estar por encima del resto”, apostilla la propia entidad.

Para finalizar, pide a todos los hermanos a extremar el respeto y devoción a sus titulares, y hasta que llegue la fecha del cabildo “huir de las descalificaciones y faltas de respeto personales que solo producen daño y división de nuestra hermandad”.

Fotogalería del último besamanos

Vídeos: Carlos Iglesia.

Fotografías: Ángela Vilches, Todocolección y la Hornacina.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s