Sevilla y sus coronaciones canónicas (I)

En poco más de dos semanas, Sevilla vivirá otra coronación más de una de las imágenes marianas. Se trata de la Virgen de los Ángeles de la Hermandad de los Negritos, que tendrá carácter pontificio. La ceremonia tendrá lugar el próximo sábado día 18 en  un pontifical oficiado por el arzobispo Juan José Asenjo.

No se trata de la primer acto de esta índole, ya que desde principios del siglo XX ha venido desarrollándose en honor a las titulares de las diferentes hermandades y asociaciones que así lo solicitaron y que posteriormente fueron aprobadas por Palacio.

La coronación canónica y sus diferentes tipos

La coronación canónica es uno de los ritos de la Iglesia Católica instaurados en el siglo XVII, pero incorporados a la liturgia en el XIX, para resaltar la devoción de una imagen mariana con la puesta de una corona sobre sus sienes. (1)

Dentro de la comunidad eclesiástica, se puede concertar tres tipos de coronaciones:

La coronación pontificia es aquella que ha sido concedida por el sumo pontífice. Actualmente, ostenta este privilegio la Esperanza de Triana, concedida por el entonces papa san Juan Pablo II en el año 1984. Este 18 de mayo, la Virgen de los Ángeles de los Negritos será la segunda dolorosa que presente esta distinción en la capital hispalense.

La coronación diocesana es la más extendida y su aprobación viene determinada, en el caso de Sevilla, por su archidiócesis.

La coronación litúrgica es aquella que puede ser designada por cualquier miembro del clero y puede ser elevada a diocesana, tal y como ocurrió las dolorosas de San Roque, Santa Genoveva en 1997, y de la imagen letífica de la capilla de la Puerta Real un año después por el arzobispo Carlos Amigo Vallejo.

Los requisitos para una coronación canónica

En el año 1990, el entonces vicario general Antonio Domíguez Valverde, emitió un escrito sobre los requisitos, exigencias y trámites para la petición de las distintas coronaciones canónicas marianas (2).

Además de la correspondiente solicitud, el documento deberá ir acompañado por la historia de la imagen, y de su devoción, un estudio sobre el valor artístico de la imagen, una relación acreditando la extensión de su devoción, información sobre el templo donde resida y se venera la talla y cualquier otra documentación sobre la imagen y su devoción por parte del pueblo cristiano.

Esta petición deberá ser refrendada por el mayor número posible de fieles, asociaciones, movimientos apostólicos y hermandades, así como asociaciones civiles, culturales y las propias autoridades locales.

La Virgen de los Reyes, la primera coronación canónica en Andalucía

La primera imagen en ser coronada canónicamente, no solo en la capital sevillana sino en Andalucía, fue la Virgen de los Reyes.

Este acto tuvo lugar en el seo hispalense el domingo 4 de diciembre de 1904. Para la ocasión, el cardenal Marcelo Spínola creó una comisión de festejos, con Muñoz y Pabón como secretario. En ella se organizó, además de la propia ceremonia, un certamen literario al día siguiente, aunque inicialmente la fecha prevista era el domingo 11 del mismo mes, corriendo a cargo de Marcelino Menéndez y Pelayo (3).

Como curiosidad, se indultó al reo Miguel Molina a petición del propio cardenal, condenado a pena de muerte por asesinato y que iba a ser ajusticiado el mismo día de la coronación.

A las 11.00 horas de aquel  4 de diciembre, se inició la liturgia jubilar ante la imagen en su paso, pero sin palio. Tras la lectura de las bulas pontificias y la bendición de las dos coronas, como del Niño, comenzó la misa pontifical, oficiada por el nuncio Rinaldini. Finalizando la misa y las preces, el cardenal Sancha sube por una escalera detrás del paso para colocar en primer lugar la presea al Niño, y seguidamente la de la Virgen de los Reyes, irrumpiendo con aplausos y vítores todo el público asistente (4).

Después de la coronación se cantó la copla ‘Todo el mundo en general’ del maestro Eslava. Como viene siendo tradicionalmente en estas ocasiones especiales, los seises bailaron ante el paso, previamente a su salida extraordinaria por las calles de la capital hispalense.

La talla fernandina lució aquel día el manto de tisú celeste bordado en plata. Fue realizado en los talleres de Olmo y fue donado por la condesa de Casa-Galindo para estrenarlo en el triduo preparatorio previo. Cabe recordar que esta pieza ha sido restaurada recientemente por el taller de Sucesores de Elena Caro.

La Pastora de Capuchinos, de coronación litúrgica a diocesana

El 22 de mayo de 1921 se efectúa la coronación de la Divina Pastora del convento de Capuchinos, siendo  promovida por fray Juan B. de Ardales.

El 20 de mayo de 1920 se autoriza este hecho a través de un rescripto pontificiae. Un mes después, la imagen letífica participó en la procesión del Corpus Christi estrenando la diadema de oro y corona, costeada por suscripción popular (5). No se conocen demasiados datos del acto, aunque el momento fue recogido en un retablo de azulejos firmado por Enrique Orce en 1922.

No será hasta 2004, cuando el cardenal Carlos Amigo Vallejo eleva esta coronación litúrgica en diocesana. Para la ocasión se celebra el 23 de mayo del mismo año una función extraordinaria con motivo de este hecho en el propio convento.

La coronación del cardenal Ilundaín: la Virgen de la Antigua

Finalizando la década de los 20’s, en concreto en 1929, tuvo lugar la coronación canónica de una de las imágenes más desconocidas de la catedral hispalense: la Virgen de la Antigua. Promovida por el cardenal Ilundaín, tiene la particularidad de no ser una talla en madera, sino una obra pictórica al fresco ubicada en la capilla del templo metropolitano que lleva su advocación, y que está datada del siglo XIV de autoría anónima (6). Se trataba además de una de las grandes devociones sevillanas exportadas a América en siglos pasados (7).

Del 21 al 23 de noviembre de ese mismo mes tuvo lugar un triduo preparatorio en un altar portátil de la pintura justo delante de su capilla. Ya el día 24 del mismo mes tuvo lugar una pequeña procesión desde el palacio arzobispal hasta el seo hispalense previa al pontifical de su coronación, donde fueron impuestas ambas preseas.

Fotografía de cabecera: Carlos Iglesia

Fotografía del cuerpo de la noticia: Virgen de los Reyes, Galeón y Turistea

Bibliografía

  1. Diócesis de Córdoba. Información sobre lo qué es una coronación canónica [En línea] <https://www.diocesisdecordoba.com/media/2017/10/Informaci%C3%B3n-sobre-qu%C3%A9-es-una-Coronaci%C3%B3n-Can%C3%B3nica.pdf>
  2. RIBELOT, Alberto. ‘El Derecho de las cofradías de Sevilla’. GNE Grupo nacional de editores. 2004
  3. ROS, Carlos. ‘Virgen de los Reyes y Fernando III el Santo’. Letras de Autor. 2018
  4. MONTOTO, Santiago. ‘Cofradías sevillanas’. Universidad de Sevilla, secretariado de publicaciones. 1976
  5. Pastora Coronada de Capuchinos de Sevilla. Nuestra imagen titular. [En  línea]<http://pastoracoronadadecapuchinos.blogspot.com/search/label/Nuestra%20imagen%20Titular>
  6. BERMÚDEZ REQUENA, Juan Manuel. ‘Las coronaciones canónicas en Sevilla’. Editorial Marsay.
  7. ROLDÁN, Manuel Jesús. ‘Iglesias de Sevilla’. Editorial Almuzara. 2010

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s